La diferencia entre los salarios más altos con los más bajos casi se multiplica por 10
La diferencia entre los salarios más altos con los más bajos casi se multiplica por 10 - FOTOLIA

Los salarios más altos en España superan en 9,3 veces a las remuneraciones más bajas

El 10% de los trabajadores con el salario más bajo cobran una media de 483 euros al mes, mientras que el 10% de asalariados con la remuneración más elevada perciben una media de 4.491 euros mensuales, según un estudio de Adecco

MadridActualizado:

Son zona común las críticas hacia el alcance de la presente recuperación de la economía, y la extensión de los beneficios de esta entre las capas más humildes de la población. El « VI Monitor Anual Adecco sobre Salarios», realizado por esta consultora junto a Barceló Asociados, aporta más datos a través de las diferencias salariales que pergueñan nuestro mercado laboral. Como estima este estudio, a partir de datos de la última Encuesta Trimestral de Coste Laboral del INE, la remuneración del 10% de los asalariados mejor pagados es 9,3 veces superior a la del 10% de los trabajadores con el salario más bajo. En cifras, los primeros perciben una media de 4.491 euros al mes frente a los apenas 483 euros mensuales de los segundos. La relación más baja desde 2010, cuando era de 9 veces.

En opinión de Diego Barceló, investigador del Grupo Adecco y Barceló Asociados, «oímos que el crecimiento no llega a la gente y este tipo de estadísticas demuestra que la realidad es la contraria». En este sentido, este experto ha recordado que la diferencia entre ambos grupos de asalariados «era 11 veces superior en 2014 por 10 veces en 2012».

Pérdida de capacidad de compra

En este sentido, si el salario medio de los españoles se ha situado en los 1.639 euros mensuales y mantenido cierta estabilidad en los últimos siete años oscilando entre 1.630 y 1.640 euros al mes, se ha producido una pérdida del poder adquisitivo. En concreto, tras volver a crecer la inflación un 2% en 2017, la capacidad de compra de la remuneración media ha caído un 1,8%. Lo que ha puesto fin a tres años consecutivos de incrementos.

Barceló ha recordado que durante los años 2014, 2015 y 2016 el IPC cayó y «el poder de compra del salario medio se incrementó, a pesar de su estancamiento». En opinión de este investigador, lo que demuestra este estudio, es que son precisamente los salarios más bajos los «únicos» que ven su situación mejorar. Por ejemplo, según datos del estudio de Adecco, en el caso del 10% de los trabajadores con las remuneraciones más bajas entre 2012 y 2017 su salario medio ha subido un 13,5% (58 euros al mes). En paralelo, el 10% de los asalariados con las pagas más generosas no sólo no vio incrementado su poder adquisitivo, sino que incluso ha padecido un ligero retroceso del 0,5% desde 2012 (uno 24 euros mensuales).

Los mejores salarios en País Vasco y Madrid

Por comunidades autónomas, los salarios medios más elevados se encuentran en Madrid (1.933 euros al mes) y el País Vasco (1930 euros), superando en 5.400 euros anuales la remuneración de otras seis comunidades autónomas: Andalucía (1.476 euros/mes), Comunidad Valenciana (1.479 euros al mes), Castilla y Léon (1.474 euros/mes), Galicia (1.472 euros), Murcia (1.436 euros /mes); así como Canarias (1.420 euros/mes) y Extremadura (1.328 euros), que son las regiones con menor salario medio. Todo ello con una media nacional de 1.639 euros al mes, y destacables avances, respecto a lo registrado en 2012, en comunidades como Cantabria (+6,7%) y Asturias (+4,3%). Mientras que se han producido fuertes caídas en este tiempo en Extremadura, de un 4,2%, y Cataluña (-1,7%).

Sobre la capacidad de compra del salario medio está ha caído en 11 comunidades autónomas y ha crecido en otras seis desde 2012. Sin embargo, sólo en los casos de Cantabria (+3,9%) y Asturias (+2,2%) se pueden apreciar mejoras relevantes meintras que las caídas más acusadas - superiores al 5%- ha recaído en Extremadura y Cataluña (-5,5% ambas).

Para el investigador Diego Barceló, los casos de Madrid y País Vasco se deben atribuir al peso de la industria del primero y la condición de capital del país de la segunda. «La administración pública cuenta con un salario promedio mayor, por ejemplo», ha apuntado. Preguntado por el caso catalán, ha recordado que entre 2014 y 2016, mientras la inflación caían en toda España, « el IPC se mantenía igual en Cataluña y luego, el año pasado, los precios subieron más que en el resto del país, hasta 1,6 puntos porcentuales más». En cualquier caso, ha añadido, hay que analizar caso a caso ya que existen «muchas variables».

Dónde pagan mejor y peor

Por actividades, a pesar de retroceder por tercer año consecutivo (-1,4%), la mayor remuneración media continuó en Electricidad y gas (3617 euros /mes) mientras que la más baja continúo siendo la hostelería (1.063 euros al mes), con una subida del 1,6%. En concreto, dos actividades cuentan con un salario medio superior a los 3.000 euros: la citada «Electricidad y gas» así como «Finanzas y Seguros». Con un salario superior a 2.000 euros quedan actividades como los «Servicios profesionales» (2.015 euros/mes) . Entre 1.500 y 2000 euros quedan actividades como «Administraciones Públicas» (1.941 euros/mes), «Manufacturas» (1.880 euros), «Construcción » (1.606 euros), «Educación» (1.605 euros) o «Actividades Inmobliarias» (1.541 euros). Con un salario medio inferior a los 1.500 euros restan actividades como: Comercio (1.419 euros), Actividades artísticas y recreativas (1.206 euros), Actividades Administrativas (1.168 euros) u «Hostelería» (1.063 euros).

En cualquier caso, en opinión de Diego Barceló - quien ha participado en la elaboración del estudio,- «para que los salarios crezcan de forma sostenida debe aumentar la productividad». A su juicio, hay diferentes tipos de trabajo y de empresas pero todo depende en el fondo de esta variable. «Como sociedad nos conviene que los salarios vayan de la mano de la productividad: Lo demás es pan para hoy y hambre para mañana», ha destacado este experto quien advierte que en España la subida de salarios se financió con con una burbuja de crédito y una inmobiliaria.