Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS - EFE

ACS se adjudica un proyecto en Australia por 3.400 millones

Es la mayor inversión en infraestructuras de la historia del Estado de Queensland

MadridActualizado:

El Grupo ACS refuerza su presencia en Australia. La compañía de infraestructuras se ha adjudicado, a través de su filial Cimic, la construcción y el mantenimiento de una nueva línea de metro en Brisbane. Un proyecto valorado en 5.400 millones de dólares (unos 3.400 millones de euros) y que representa el mayor contrato de infraestructuras de la historia del Estado de Queensland.

En concreto, tres empresas pertenecientes a Cimic (Pacific Partnerships, CPB Contractors y UGL) se han adjudicado el diseño, la financiación y la construcción del proyecto «Cross River Rail», en Brisbane, capital de Queensland, que supone la puesta en marcha de una nueva línea de metro de 10 kilómetros. Entre ellos, 5,9 kilómetros discurrirán a través de un túnel bajo el río de la ciudad. Y es que el contrato abarca la ejecucición de cuatro estaciones subterráneas y dos en la superficie. Además, la línea atravesará la ciudad de norte a sur.

Cimic también se ha adjudicado la instalación de todos los sistemas ferroviarios de la línea, lo que incluye los sistemas de señalización y telecomunicaciones. Y cuando la construcción de la línea termine, la filial de ACS realizará el mantenimiento de la misma durante un periodo de 24 años.

Mercado clave

Con este contrato, Cimic refuerza su presencia en Australia, un mercado estratégico para la filial de ACS. Recientemente, la compañía ha ganado varios contratos en Australia y Nueva Zelanda, entre los que se incluyen los proyectos concesionales del centro correccional y de tratamiento de Waikeria por valor de 500 millones de euros o el proyecto regional ferroviario en Sydney por otros 500 millones.

De igual forma, Cimic ha sido adjudicatario de los principales proyectos de infraestructuras en Sydney, como el intercambiador de Rozelle por valor de 2.500 millones y las obras del Metro por valor de 900 millones.