La presidenta del Santander, Ana Botín, es una de las principales consejeras ejecutivas del Ibex 35
La presidenta del Santander, Ana Botín, es una de las principales consejeras ejecutivas del Ibex 35 - AFP

La CNMV plantea que las empresas cambien un hombre por una mujer en sus consejos para que lleguen al 30%

Las consejeras solo suponen a día de hoy el 19,9% de los 1.363 vocales de compañías cotizadas, de forma que hacen falta 138 más para cumplir el Código de Buen Gobierno

MadridActualizado:

La presencia de mujeres en las cúpulas de las grandes compañías españolas cotizadas ha venido aumentanto poco a poco en los últimos años, pero no todo lo que las autoridades esperan. El Código de Buen Gobierno aprobado hace cuatro años exige que en 2020 todas esas empresas tegan al menos un 30% de los sillones de sus órganos de máxima dirección ocupados por féminas. Al cierre del año pasado había 271 consejeras, lo que supone el 19,9% del total de 1.363 vocales; solo en el Ibex 35 hay 110, el 23,9%, según el último informe anual al respecto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Para alcanzar ya ese objetivo del 30%, lo que implicaría el nombramiento de un total de 138 consejeras, el supervisor bursátil plantea que todas las compañías sustituyan a uno de sus consejeros por una mujer.

«Si cada empresa cotizada sustituyera uno de sus consejeros por una mujer, se llegaría al citado objetivo del 30% en el total, mientras que se superaría en el caso de las empresas del Ibex 35 (31,50%)», apunta el organismo presidido por Sebastián Albella, que admite en todo caso que la presencia de mujeres en los puestos de mayor responsabilidad en las empresas cotizadas, aunque aún no alcanza las cifras previstas, ha mejorado. Si en 2017 las mujeres suponían el 18,9% de los consejos de las cotizadas españolas, a día de hoy suponen el 19,9%. La mejora en el Ibex 35 ha sido del 22,8% al 23,9% de los vocales de los consejos.

Puestos no ejecutivos

Lo que las cifras del supervisor evidencian es una escasez total de féminas en puestos ejecutivos. Las consejeras con carácter ejecutivo solo son 10 de un total de 211, por tanto el 4,7%, frente al 4,5% en 2017, y en el Ibex 35 son solo 4 de un total de 74, el 5,4% del total de consejeros ejecutivos, frente al 4,2% del año anterior. En su lugar, lo que las empresas están haciendo para alcanzar ese 30% fijado por el Código de Buen Gobierno es incrementar sobre todo el número de consejeras independientes. Estas suponen en el caso del Ibex el 34,1% de los vocales —33,9% en 2017—, y el 30,6% en el conjunto de las cotizadas, frente al 28,1% del año anterior.

También es notable la escasez aún de mujeres en puestos de alta dirección. A día de hoy, según las cifras de la CNMV, solo hay 171 mujeres directivas no consejeras, el 16% de los 1.068 cargos directivos que tienen el total de compañías en Bolsa, frente al 14,8% que suponían en 2017, y también representan el 16% en el caso concreto del Ibex (el 14,3% en 2017). Alcanzar el 30% de mujeres directivas requeriría a las empresas cambiar a 149 hombres por mujeres.