Final Champions League 2018Zidane, el hechizo del Real Madrid

El francés puede ser el primer entrenador de la historia en ganar tres Champions de manera consecutiva

Final Champions 2018: Real Madrid - Liverpool en directo

Horario y dónde ver la final de la Champions League

ENVIADO ESPECIAL A KIEVActualizado:

Seis décadas después del inicio de la mejor competición de clubes del mundo ningún entrenador puede presumir de haber ganado tres Copas de Europa de manera consecutiva. Zidane, tras solo dos años y medio como entrenador del Real Madrid, podría convertirse en el primero: «Mucha gente piensa que Zidane no tiene muchos conocimientos tácticos y tiene bastante gracia. Fue uno de los cinco mejores jugadores de todos los tiempos y ahora lleva menos de tres años y puede ganar su tercera Champions. Desde que nació y creció en Marsella fue siempre un luchador y a mí me parece que es brillante, lo fue como jugador y lo es ahora como entrenador», explica Jurgen Klopp, su rival de esta noche.

Solo Ancelotti, dos con el Milán (2003 y 2007) y una con el Madrid (2014), y Bob Paisley, todas con el Liverpool (1978, 1979 y 1981), han ganado como entrenadores tres Champions. Ni siquiera técnicos tan afamados y con una extensa y exitosa carrera como Guardiola, Mourinho, Heynckes, Capello, Ferguson o Del Bosque, han sido capaces de levantar tres orejonas. Zidane tiene a un pequeño paso una marca única, con solo 45 años y toda una vida por delante en los banquillos: «Es bonito si lo miras desde ese punto de vista estadístico. Este club es lo que tiene, peleas por este tipo de títulos, pero lo que a mí realmente me importa es hacer las cosas bien, darlo todo y luego las consecuencias no son tan importantes. Esto es lo que les digo a los jugadores, que lo den todo. Luego si el rival está mejor no podemos controlarlo», explica el técnico francés

Pero la realidad es que el Madrid de Zidane siempre es mejor que sus rivales en la final. En siete que acumula en el banquillo blanco, a partido único o a doble partido, en ocho que ha salido victorioso: dos Champions, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes y una Supercopa de España, brillante palmarés al que hay que añadir la Liga del pasado año. Si gana mañana en Kiev, sumará nueve de trece títulos como técnico del Real Madrid, un porcentaje nunca visto en la entidad de Chamartín.

Y es que el club blanco quizás nunca haya tenido un técnico tan completo. No hay faceta que no maneje con maestría Zidane. Sabio conocedor de un vestuario, controla y deja de lado los egos como nadie, apagando cualquier conato de fuego con naturalidad y elegancia. Admirado por todos sus jugadores, de ellos nunca tiene una mala palabra en público, un comportamiento que también ha cautivado a una plantilla que quedó muy quemada con la era Mourinho.

Humilde y honrado

En lo táctico, él mismo reconoce que no es el mejor entrenador y que aún tiene bastantes conceptos que mejorar, pero en su breve tiempo en los banquillos ya ha dejado su sello de distinción. Nunca antes una plantilla había tenido dos equipos titulares, con suplentes en mejor forma y de tanta calidad como los titulares. Se llamara Bale y hubiera costado 100 millones, o fuera un canterano llamado Lucas Vázquez. Daba igual. El que él considerara más apto, más adecuado para el partido en cuestión, jugaba. Con Zidane no hay nombres. Ni privilegios. Es trabajador, honrado y justo, dentro y fuera del vestuario. Tiene un don. El don de los genios, capaz de inventarse un equipo de época en treinta meses.