Real Madrid

Bale, Ceballos, Llorente, Reguilón y Vallejo se despiden mañana

También puede ser el último partido de Keylor con el Real Madrid, aunque el club le ha comunicado que si desea quedarse no habrá problema

Actualizado:

El madridismo manda un mensaje de apoyo al castillista Alberto, al que nos sumamos. Sufre la lesión más temida. Tras las pruebas realizadas ayer al jugador, se confirmó que Alberto Fernández es víctima de la rotura completa del ligamento cruzado anterior de la pierna derecha, con afectación del menisco externo. Fuerza y ánimo. Todos los que lo han pasado vuelven a jugar, pero requiere tiempo de trabajo y paciencia.

Mañana, sin Ramos ni Odriozola, se cierra la temporada más convulsa del Real Madrid desde el adiós de Mourinho hace seis años. Una campaña extraña por la eliminación de todas las competiciones en pleno invierno y en el espacio de dos semanas aciagas en las que se cayó en la Liga, en la Copa y ante el Ajax en la Champions. Después de cinco años con el éxito de cuatro Copas de Europa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, una Liga y una Supercopa de España, ha llegado este año de vacas blancas flacas y el club se dispone a volver a la aspiración de todos los títulos con refuerzos y bajas importantes.

Ramos no llega para jugar mañana. Hombres como Brahim tienen en «sí» de Zidane para el futuro, pero deberá estudiar que será suplente y tendrá que ganarse los minutos. Isco se encuentra en la misma tesitura

Es ley de vida. Ese gran equipo campeón requiere una reestructuración. Zidane ha expuesto a Bale, Keylor, Llorente, Ceballos y Reguilón que no cuenta con ellos. Son situaciones muy distintas.

Bale está puesto en el mercado y, aunque Barnett, su apoderado, diga que desea continuar, comprenderá que no jugará porque Hazard, Vinicius y Asensio le taponarán el sitio.

Llorente, Ceballos y Reguilón entienden que no tendrán protagonismo y desean marcharse. Marcos quiere irse traspasado con derecho de recompra, nunca admitirá una cesión. Tiene 24 años y es hora de consolidarse en otro club. Si el Real Madrid le quiere recuperar posteriormente, estará de acuerdo, pero tendrá que pagar el dinero de esa recuperación. Ceballos podrá ser traspasado con derecho de recompra o ser cedido. En el caso del joven Reguilón se pretende una cesión por un año para que se curta en un equipo de primer nivel y regrese hecho al conjunto blanco.

Vallejo gusta a Zizou, pero suma dos años sin continuidad de partidos, destrozado por las lesiones, y quizá sea mejor que se marche un año, tome ritmo de competición constante y regrese hecho.

Keylor es un caso especial. Sabe que si se queda será suplente. Tiene dos años más de contrato y José Ángel Sánchez le ha dicho que no habrá problema si quiere continuar. Y si quiere marcharse se le ayudará si su traspaso genera un problema económico. Se pedirá en esa hipótesis un menor precio de su transferencia.

A estos profesionales pueden sumarse otros en la lista de descartes, como Mariano, que sí cuenta para Zidane pero no tendrá sitio con Jovic y Benzema. Brahim tiene el beneplácito del francés y desea seguir, aunque deberá ganarse los minutos. Estudiará igualmente si conviene una cesión. Varios dependerán también de los fichajes.