El escritor cubano Leonardo Padura, fotografiado en un hotel madrileño en su última visita a Madrid - ISABEL PERMUY

Leonardo Padura, premio Princesa de Asturias de las Letras 2015

El jurado, reunido en Oviedo, considera que la obra del escritor cubano constituye «una soberbia aventura del diálogo y la libertad»

Actualizado:

El escritor cubano Leonardo Padura ha sido galardonado con el premio Princesa de Asturias de las Letras 2015, según ha anunciado el jurado reunido en Oviedo, que ha destacado que su obra constituye «una soberbia aventura del diálogo y la libertad».

Según refleja el acta, a la que ha dado lectura su presidente, el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, Padura es un autor «arraigado en su tradición y decididamente contemporáneo; un indagador de lo culto y lo popular; un intelectual independiente, de firme temperamento ético».

Para los miembros del jurado, la vasta obra del cubano recorre todos los géneros de la prosa y destaca un recurso que caracteriza su voluntad literaria como es el interés por escuchar las voces populares y las historias perdidas de los otros. «Desde la ficción, Padura muestra los desafíos y los límites en la búsqueda de la verdad. Una impecable exploración de la historia y sus modos de contarla», remata el acta.

Nacido en La Habana en 1955, ciudad en la que sigue residiendo, Padura trabajó como guionista, periodista y crítico, hasta lograr el reconocimiento internacional con la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde. Gracias a libros como «Pasado perfecto», «Vientos de cuaresma», «Máscaras», «Paisaje de otoño», «Adiós, Hemingway», «La neblina del ayer» o «La cola de la serpiente» el escritor cubano logró el premio Café Gijón en 1995 y el Hammett en tres ocasiones (1997, 1998 y 2005). En 2012 recibió el Premio Nacional de Literatura de Cuba.

Además de la serie protagonizada por Mario Conde, Padura también ha escrito «La novela de mi vida» y «El hombre que amaba a los perros», una reconstrucción de las vidas de Trotsky y Ramón Mercader, cuyos derechos fueron vendidos al cine. «Herejes», una absorbente novela sobre un cuadro de Rembrandt y una saga judía que llega a nuestros días, le situó en el mapa como uno de los narradores más ambiciosos e internacionales en lengua española; condición que ha venido a confirmarse con este galardón.

Su editor en España, Juan Cerezo, de Tusquets Editores, celebra intensamente este premio en conversación con ABC. «Padura es sobre todo uno de los grandes contadores de historias. Tiene una trayectoria ejemplar como escritor, que comienza con las novelas policiacas en las que refleja el ambiente social en el que vive y también las frustraciones de su generación», ha asegurado.

Para Cerezo este es un dato fundamental, que engrandece la talla de escritor de Padura, que vive en la isla pero tiene una mirada crítica con su entorno: «Mario conde es su alter ego, cumplió 60 años cuando el los ha cumplido». Cerezo subraya que Padura ha sabido crecer constantemente. «Es un novelista ambicioso que ha sabido escribir sobre los judíos en el Ámsterdam del siglo XVII o un tema tan fascinante como el que aborda en "El hombre que amaba a los perros"».

Entre los finalistas de esta edición figuraban el novelista japonés Haruki Murakami, el estadounidense Richard Ford y el inglés Ian Mcewan, candidatos habituales ya en los últimos años, a los que se sumaron las propuestas de autores como el poeta sirio Adonis o el rumano Norman Manea, si bien finalmente se impuso escritor cubano

En los últimos años han sido distinguidos con este galardón Antonio Muñoz Molina, Philip Roth, Leonard Cohen, Amin Maalouf, Ismaíl Kadaré y Margaret Atwood. Los premios Princesa de Asturias están dotados con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.