Numerosos autores no quieren que siga «esa junta corrupta de la SGAE»

Dura reacción contra la defensa de la Rueda de las TV que, según afirman, practica la presidenta Pilar Jurado

Actualizado:

Mañana es el día en el que la asociación internacional de entidades de gestión de derechos de autor, la CISAC, decidirá si la anunciada expulsión por un año de la SGAE entra en vigor. La decisión será adoptada en Japón y supondrá, en caso de confirmarse, un varapalo objetivo a una sociedad envuelta en mil escándalos, que parece no tener arreglo.

Resulta cada vez más difícil entender -no digamos explicar- el punto al que ha llegado la SGAE. Los lectores de ABC leyeron a Pilar Jurado, la presidenta actual, en la entrevista publicada el sábado, en la que prometía una nueva etapa y el cumplimiento de los requerimientos del Ministerio de Cultura, además de defender la legalidad de la situación creada por la Rueda y atacar a las editoras multinacionales, a las que acusa de una conspiración contra ella.

Algo no cuadra. El Ministerio envió ayer un nuevo requerimiento y puso un nuevo ultimátum de cinco días a la presidenta para que cumpla, porque, aseguran desde el Ministerio de José Guirao, no ha cumplido ni uno de los puntos pendientes. Y sobre la entrevista, ayer ABC recibió la visita de una representación de autores, guionistas, productores y editores multinacionales que afirman exactamente lo mismo: que la SGAE no cumple, que la junta directiva es «corrupta» y que lo mejor que puede ocurrir, tristemente, es la expulsión de CISAC para que la sociedad sea intervenida y se convoquen elecciones.

No hay conspiración

¿Conspiración? Músicos como Jorge Martínez, de Ilegales; la cantante y autora Virginia Maestro, ganadora de OT 2008; guionistas como Mercedes Cruz Herrera y productores como José Manuel Moles, se suman al editor Rafael Aguilar, presidente para la Región Latina de Peermusic, en un clamor contra la situación y especialmente contra las decisiones de Pilar Jurado y su director general, Miguel Ángel Recio.

Jorge «Ilegal» confiesa que a él le llamaron «subterráneamente» para entrar en la Rueda «y llamé a la Policía. Nosotros lo que queremos es forzar la intervención. Estamos gritando: ¡disparad sobre nosotros porque el enemigo está dentro! La única solución es que se investigue todo y se levanten las alfombras. Esta gente lo que quiere es taparlo todo, ganar tiempo».

Rafael Aguilar, molesto porque la presidenta de SGAE filtró un mensaje suyo en la entrevista, no quiere elecciones parciales, como ofrece Pilar Jurado, «para que podamos entrar los editores multinacionales. No queremos entrar. No acaban de entender que no queremos entrar en esa junta corrupta. Tiene que haber una remoción total y luego unas elecciones justas y limpias como pedía el Ministerio y con garantías como pide CISAC. No nos callarán la boca con cuatro puestos, queremos ver fuera a la junta», añade con contundencia. El productor Moles reitera que se plantean «dejar la SGAE».

El tema candente son los repartos, dados en 2018 sin límite en favor de la Rueda, los músicos emitidos por la TV en franja noctura y que aporta millonarios retornos a las cadenas que además los editan. Abusando de esta técnica unos pocos músicos (que no son los que más venden ni los que ganan el «prime time») se han hecho millonarios. Muchos copan los puestos directivos de la junta de la SGAE. Y han apoyado a la presidenta en su elección.

Los autores declaran que no se ha explicado cómo se va a revertir el reparto ahora que la ley ha impuesto el límite del 20%, porque el año pasado cobraron muy por encima de esa cifra. Al parecer, hay grandes atrasos en los pagos de cadenas de la Forta y otras cadenas que han dejado de pagar. Antes de adoptar el porcentaje legal, las cadenas enviaron un burofax a los autores amenazándoles con acciones legales.

Moles denuncia que, sin esfuerzo, «los de la Rueda con un arreglillo les renta doscientas veces más que un éxito de “prime time”». Jorge añade: «Ni siquiera son autores, firman cosas de otro y cambian una nota, ya hemos visto. Con ese dinero que han ganado de manera fraudulenta ganan votos en la SGAE de manera fraudulenta. Así está colocada toda la junta directiva». Aguilar añade que «por eso existe la Rueda, compran voluntades de autores de los ochenta y noventa que no se han reciclado y no valen para nada y hacen canciones de muy bajo nivel que no tienen recorrido comercial y solo tienen recaudación porque las emiten de noche gracias a la Rueda». Virginia Maestro, por su parte, tuvo una mala experiencia en la Rueda y dice que «contratan a los autores con tratos injustos (es un buen eufemismo para lo que yo tengo en la cabeza)».

Coinciden todos en que «con los elementos que hay ahora no es posible entendimiento. Lo único que les interesa es llegar a una liquidación más, ganar tiempo y llenarse el bolsillo». Y coinciden también en pedir elecciones si no hay intervención, porque en la próxima asamblea de junio «volverá un voto de castigo y no se aprobarán los estatutos. No hay salida».

La paz entre TV y multinacionales es imposible, «porque no cuentan con nosotros». La guionista Cruz Herrera subraya que Jurado «no ha acabado con la Rueda. Creo que hay una indefensión tremenda. Todo está montado para que podamos elegir a quien nos representa para defender nuestros derechos. Pero ahora nuestros derechos no están defendidos porque quienes votan se alimentan desde años de esta situación alegal y que debería ser ilegal». Exige intervención y ley. «El derecho de autor lo defienden las leyes», clama, pero admite que la SGAE es como se oye «una cueva de ladrones».