Uno de los tiburones que atacaron a los cuatro turistas en la costa egipcia del Mar Rojo - efe

Diez consejos para evitar el ataque de un tiburón

El pánico se ha desatado en el Mar Rojo después de que una turista muriera y otros cuatro resultaran heridos por las fauces de escualos en tan solo cuatro días

madrid Actualizado:

Una aleta de tiburón que sobresale sobre las aguas se ha convertido en el símbolo del terror en el Mar Rojo. Una turista alemana de 70 años ha muerto este domingo después de ser atacada por un escualo cuando nadaba en la costa de la turística zona de Sharm El Sheikh, en Egipto. En los últimos cuatro días, muy cerca, otros cuatro turistas -tres rusos y uno ucraniano- estuvieron a punto de correr la misma suerte. Un tiburón les atacó cuando disfrutaban de deportes acuáticos. Sufrieron gravísimas mutilaciones -dos de ellos quedaron sin brazos y otra perdió una mano a mordiscos-, aunque pudieron salvar su vida.

Los ataques de tiburones no son muy comunes en el Mar Rojo. Cuando ocurren, hay quien culpa al hombre por intervenir en la zona y cambiar su frágil equilibrio. La pesca incontrolada y la comida que lanzan los turistas desde los barcos pueden alterar la vida normal de los escualos. También se acusa a las autoridades de no acotar las playas si hay peligro y a los turistas de no ser todo lo prevenidos que deberían. Con todo, para evitar la angustiosa experiencia de encontrarse cara a cara con un tiburón, estos son algunos consejos:

1- No te metas en el «coto privado» de caza de un tiburón: los lugares plagados de bancos de peces, focas u otras presas pueden ser zonas donde los tiburones se alimentan, y tú te convertirás en una presa más.

2- No te bañes al amanecer ni al atardecer. Es cuando los tiburones comen.

3-Mantente siempre alerta, procura nadar en grupo y no te separes de los demás. En grupo, podéis parecer un pez grandote y es posible que el tiburón sienta miedo y se aleje.

4-No te metas al agua con una herida sangrante. Si lo haces, estás llamando a gritos a los tiburones para que se den un banquete.

5- Evitar nadar en aguas revueltas. Tú ves menos, pero los tiburones también, y podéis tener una cita que nunca hubieras deseado.

6- No utilices equipamiento llamativo, porque te confundirán con un pez.

7- Si estás buceando, no subas a la superficie a no ser que no te quede otro remedio. Es mejor mantenerse a la misma altura del tiburón o por debajo. A él le gusta pillarte por sorpresa y de abajo a arriba.

8- En la superficie, es mejor mantenerse quieto y tranquilo y no echar a nadar como si hubiéramos visto al diablo. Debes ser silencioso y no chapotear.

9- Cuando llegue un barco a recogerte, sube rápido, pero con toda la sangre fría que puedas. No llames la atención.

10- Si ningún consejo anterior te ha servido de nada y el animal te ha mordido, no dejes de pelear. Un buen golpe en la cabeza, sobre todo en los ojos o en la nariz, puede noquearle y decidirá dejarte en paz.