El Herschel capta el nacimiento de 700 estrellas a mil años luz de la Tierra
La «guardería» de estrellas / ESA

El Herschel capta el nacimiento de 700 estrellas a mil años luz de la Tierra

ABC.es | MADRID
Actualizado:

El telescopio espacial Herschel ha captado por primera vez el nacimiento de unas 700 estrellas escondidas en una inmensa guardería celeste, en la constelación del Águila. El complejo es parte de un misterioso anillo estelar llamado cinturón de Gould y está situado a 1.000 años luz de distancia de la Tierra. Su diámetro es inmenso, unos 65 años luz, y está tan rodeado de polvo que ningún satélite ha podido observarlo hasta al momento, ni siquiera los que rastrean en luz infrarroja. Lo que había en su interior, ha sido, hasta la fecha, una incógnita.

Gracias a su sensibilidad superior -utiliza la más larga longitud de onda de infrarrojos-, el ingenio de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha podido adentrarse en la inmensa nube y ha descubierto una enorme actividad: 700 estrellas a punto de formarse. Se trata de condensaciones de polvo y gas, las áreas más brillantes en la imagen, en distintas fases de formación. Los expertos creen que cien de ellas son protoestrellas, objetos celestes en las últimas etapas de formación a los que sólo les falta la fisión nuclear en su núcleo, algo así como el último estirón, para alcanzar su madurez. Los otros 600 pertenecen a una generación más joven.

Esta guardería estelar forma parte del Cinturón de Gould, un anillo gigante de estrellas que fue descubierto a mediados del siglo XIX por el inglés John Herschel, hijo de William Herschel, en honor de quien fue bautizado el telescopio de la ESA. El cinturón suministra esrellas brillantes a muchas constelaciones como Orión o Escorpio. La formación de estas «guarderias» estelares es un programa clave para Herschel, cuyo objetivo es descubrir cómo y dónde se forman las estrellas.

Las mejores imágenes del Herschel estarán a disposición del público en una web especial de la ESA (OSHI).