Imagen de archivo de un asteroide: el 25143 Itokawa
Imagen de archivo de un asteroide: el 25143 Itokawa - ESO

Un asteroide de 30 metros de ancho podría «rozar» la Tierra el 5 de marzo

Se llama 2013 TX68 y pasará a una distancia comprendida entre los 14 millones y los 17.000 kilómetros de distancia, dentro de la órbita por la que circulan los satélites de comunicaciones

MADRIDActualizado:

La volunta de dominar las órbitas próximas a la Tierra, atestadas de basura espacial y también de miles de satélites artificiales, con fines civiles y militares, ha llevado a desarrollar una sofisticada tecnología que permite que los misiles más avanzados puedan impactar blancos a 30.000 kilómetros de distancia.

El próximo 5 de marzo, un asteroide podría ponerse a tiro de estos sistemas. Según ha anunciado la NASA, un pequeño objeto, de unos 30 metros, pasará por las «proximidades» de la Tierra, a una distancia segura pero no determinada, y que oscila entre los 14 millones y los 17.000 kilómetros de distancia del planeta.

Según la agencia espacial estadounidense, este objeto, que recibe el nombre de 2013 TX68, ya pasó a una distancia de dos millones de kilómetros de la Tierra hace dos años. Pero ahora podría pasar mucho más cerca.

Una posibilidad entre 250 millones

Los científicos del Centro de Estudios de NEOs (de « Near Earth Object», grupo de asteroides y cometas que pasan por las órbitas próximas a la Tierra) han concluido que no hay ninguna posibilidad de que este cuerpo impacte contra la Tierra, pero según sus cálculos, hay una probabilidad remota de que sí lo haga el 28 de septiembre de 2017: en concreto, una entre 250 millones. Por suerte, los próximos vuelos de 2013 TX68 por las cercanías de la Tierra en 2046 y 2097 tendrán probabilidades incluso menores de colisonar contra la Tierra.

«Las probabilidades de una colisión en cualquiera de las tres pasadas del asteroides son tan pequeñas que no deben preocuparnos», ha dicho Paul Chodas, del programa de estudio de los NEOs. «Pero espero que las próximas observaciones reduzcan esta probabilidad aún más», ha añadido.

De producirse, el impacto sería superior al provocado por el bólido de Chelyabinsk, en Rusia, en 2013, en el que 1.500 personas resultaron heridas cuando un objeto estalló en la atmósfera y provocó la llegada de varios varios fragmentos a la superficie. Mientras que aquel tenía unos 20 metros de ancho, 2013 TX68 tendría alrededor de 30. Según los cálculos, si llegase a la atmósfera la potencia de la explosión sería dos veces superior a la del evento de Chelyabinsk.

El asteroide fue descubierto por el «Catalina Sky Survey» en octubre de 2013 y, después de tres días de seguimiento, el asteroide no pudo volver a ser observado. Como no dio tiempo a recoger muchos datos, los los científicos no han podido averiguar con precisión a qué distancia pasará de la Tierra, pero están seguros de que no impactará contra el planeta el mes que viene.