El consejero José Antonio de Santiago-Juárez, al término de la reunión con la socialista Teresa López
El consejero José Antonio de Santiago-Juárez, al término de la reunión con la socialista Teresa López - ICAL
Política

De Santiago pide al PSOE que imite a su alcaldesa en Medina en ordenación

Aplaude que Teresa López quiera crear una mancomunidad mientras que los socialistas «bloquean» los mapas

ValladolidActualizado:

Con la ley de mapas rurales -la única de las cuatro que falta para completar la ordenación del territorio- paralizada en las Cortes desde febrero, el vicepresidente de la Junta y principal impulsor de este proceso, José Antonio De Santiago-Juárez, quiso ayer convertir en aliada a una supuesta rival. La decisión de la alcaldesa de Medina del Campo y secretaria provincial del PSOE de Valladolid, Teresa López, de abandonar la mancomunidad «Tierras de Medina» que lideraba y sumarse en cambio a la demanda del Gobierno regional de empezar a crear ya las mancomunidades de interés general urbana junto a su alfoz supone «una alegría» para el también consejero de la Presidencia, que ayer la recibió en su despacho con la «sorpresiva» compañía de la vicesecretaria del PSCL, Virginia Barcones. De Santiago confrontó «el deseo de avanzar» de la regidora socialista en el modelo territorial frente al «bloqueo» de sus compañeros de partido.

El vicepresidente, que recordó que López votó a favor de las tres leyes sobre la ordenación y recordó también que dos de ellas entraron en vigor ya con Luis Tudanca ocupando el cargo de secretario general del PSCL, que confió «aún» en que el principal partido de la oposición «repiense» su postura y se pueda alcanzar un acuerdo en el parlamento regional en los próximos meses «por el bien de los ciudadanos de Castilla y León». En todo caso, planteó también la opción de que la ley -que debe ser respaldada por dos tercios de la cámara- saliera adelante con los votos de Ciudadanos y Podemos sin especificar si había avanzado en esta vía. Sí insistió, en cambio, en seguir «abierto» a la negociación con los socialistas considerando que el ejemplo de la alcaldesa de Medina «ayuda».

Hasta ocho millones

También puede hacerlo, opinó, la publicación a finales de enero o principios de febrero de la orden de ayudas a la que podrán acceder los municipios de más de 20.000 habitantes que muestren su intención clara junto a la de un tercio de localidades de su alfoz de conformar una nueva mancomunidad. Al respecto, el consejero cifró en hasta ocho millones el montante global al que podrán acceder las que se adhieran a este compromiso recogido por ley. La cantidad, un incentivo para animar a la constitución de estos nuevos entes, se acaba de aprobar en la Ley de Presupuestos, al igual que los 25 millones de euros previstos «para los municipios más desfavorecidos» que se liberarán si se aprueban los mapas que el PSOE -insistió- «aún no ha sabido explicar por qué lo tiene bloqueado», algo que achacó «a un problema interno de ellos». Sin embargo, «a lo mejor tenemos suerte y de aquí a unos meses se puede llegar a un acuerdo».

«Si no somos capaces de hacer que los ayuntamientos se unan, estos no van a poder seguir prestándolos como hasta ahora cuando están obligados por ley. Si no pueden, apaga y vámonos»

Para De Santiago es «necesario» avanzar en la ordenación, «paralizada» precisamente «cuanto tocaba hablar de las 900.000 vecinos que viven en el mundo rural y que son los que más necesitan unirse». Al respecto, rechazó que se trate de un cuestión de «trazar mapas», sino de «servicios» y concluyó que si «no somos capaces de hacer que los ayuntamientos se unan, estos no van a poder seguir prestándolos como hasta ahora cuando están obligados por ley. Si no pueden, apaga y vámonos».

En cuanto al encuentro con López, le recomendó que vuelva a la Mancomunidad Tierras de Medina para no dejar «abandonados en el camino» a los pueblos más pequeños. Además, recordó a la regidora que la Ley de Ordenación no contempla en las nuevas mancomunidades la recogida de basuras que sí es la principal función de la que participaba hasta hace unas semanas. Al respecto, la alcaldesa trasladó a ABC que la norma regional «no prohibe» la gestión de las basuras e insistió en que no puede continuar en una mancomunidad que lleva años «sin funcionar» y en la que se quejó del poco peso de su localidad.