El nuevo San Mames, iluminado
El nuevo San Mames, iluminado - ACXT / IDOM

El mejor estadio del mundo en 2015 está en Bilbao

El jurado del World Architecture Festival premia al nuevo San Mamés como la mejor construcción deportiva del año

Actualizado:

El jurado del World Architecture Festival, la gran cita anual de la arquitectura que se celebra estos días en Singapur, ha premiado al Nuevo San Mamés, el estadio del Athletic Club inaugurado recientemente en Bilbao, como la mejor construcción deportiva del mundo en 2015. La primera fase del campo se terminó en 2013, pero la obra no estuvo concluida hasta esta primavera, razón por la que ha participado en el concurso de este año.

«Hemos recibido este premio con mucho entusiasmo -asegura a ABC César Azcárate, arquitecto principal de este trabajo, del estudio bilbaíno ACXT-Idom-. Era un objetivo difícil de conseguir. Ya era difícil estar en una lista tan corta de finalistas a nivel mundial. Significa mucho para nosotros, como frma de arquitectura, y también para el club, con quien ya hemos hablado».

Interior del actual San Mamés
Interior del actual San Mamés - ACXT / IDOM

Azcárate y su equipo hiceron mucho hincapié en trasladar la antigua magia de la catedral del fútbol español a estos tiempos. «Queríamos trasladarla a un edificio moderno, con toda la tecnología y las medidas de seguridad que se espera hoy. Además, queríamos que tuviera una arquitectura de calidad, que aportara algo al desarrrollo de Bilbao. La combinación de esos ingredientes parece que ha convencido al jurado».

El nuevo estadio, con capacidad para 53.229 espectadores, se halla al final del Ensanche de Bilbao, asomándose sobre la Ría, y sus creadores le califican como una pieza arquitectónica única. El estadio es una obra del estudio ACXT-Idom, bajo la dirección de César Azcárate.

En realidad, el estadio aún no está finalizado al cien por cien. Faltan por inaugurar algunas zonas, y por ajustar o remodelar otras, como las gradas expuestas a la lluvia, causa de alguna polémica con los socios. En cualquier caso, la cuidada atención a los accesos, sus condiciones de seguridad y confort, y su integración en el tejido urbano de Bilbao llevaron a la UEFA a considerarlo como una referencia en Europa, sede en España de la Eurocopa 2020.

El antiguo San Mamés se inauguró en 1913. Ahora, este nuevo coliseo se ha impuesto a los otros finalistas del World Architecture Festival, ente ellos los estadios de Al Ain, en Dubái, de Patter Desing; el London Aquatics Centre, de Zaha Hadid, o el Estadio Olímpico de Socchi.

Una de sus características más destacadas es la iluminación, verdaderamente espectacular vista desde la ría de Bilbao. El sistema de iluminación dinámico LED permite enormes posibilidades de ambientación en función del evento que se desarrolle en el estadio. Los paneles de ETFE que conforman la fachada cambian su color blanco por cualquier combinación de colores y formas que pueda plantearse.

«En general, queremos que los edificios reaccionen a la luz del día o de la noche -señala Azcárate-. La celebración de partidos en horario nocturno nos permitía crear una nueva visión de la fachada. Para ello apostamos por una muy cuidada iluminación que interactúa con la ciudad».

La ría de Bilbao, desde el estadio de San Mamés al Guggenheim, y más allá, hasta el teatro Arriaga y el casco antiguo, se ha convertido en un paseo bellísimo tras un cambio de cara radical de la vieja ciudad. «Bilbao ha sufrido un cambio radical, con un urbanismo nuevo. Nosotros, como firma de Bilbao, aunque trabaje en el mundo entero, queríamos contribuir al desarrollo de la ciudad. Teníamos muchas ganas de aportar».