Diez trucos útiles que mejorarán tu vida cuando estás en un hotel

Cómo crear un altavoz casero, el método para evitar los ruidos o la fórmula para quitar las arrugas de la ropa

Actualizado:

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina muchos serán los que elijan hospedarse en un hotel. Ya sea dentro o fuera de España existen alojamientos donde no todo son comodidades y los ruidos no te dejan dormir o carecen de la clásica nevera. Para hacer frente a estos y otros muchos casos es bueno conocer algunos trucos caseros que pueden salvarte de más de un apuro.

Evitar ruidos

A la hora de elegir un hotel los hay que prefieren que estén céntricos ya sea en una ciudad o en un lugar de playa sin embargo esto puede acarrear mayor tránsito de personas y con ello mayor ruido. Una forma de aislar la habitación es colocando una toalla enrollada tapando la rendija de la puerta. Este sencillo método evitará que entre tanto ruido como luz.

Bebidas siempre frías

Pensando en aquellos que quieran tomarse la primera copa en la habitación con una charla en pareja o con amigos, resulta frustrante no disponer de nevera para enfriar los refrescos. La solución, comprar dos bolsa de hielo y colocarlas en el lavabo así las bebidas estarán frescas y no se manchará la habitación ya que el hielo se derretirá solo en el lavabo.

Oscuridad total

Si eres de los que no puedes dormir cuando entra ese pequeña rendija de luz por las clásicas cortinas del hotel la solución está guardada en el armario. Podrás utilizar una de las perchas con pinzas para cerrar por completo las cortinas y dejar la habitación en completa oscuridad.

Pedir comida fuera del hotel

Para aquellos que no tienen contratada la «pensión completa» o que tengan hambre y no quieran recurrir al servicio de habitaciones siempre queda la opción de pedir comida fuera del hotel. Esta práctica es cada día más corriente entre los huéspedes.

Cargadores

Antes de salir de casa es conveniente revisar que no se olvida nada sin embargo no son pocas las ocasiones que se deja el cargador en el enchufe de casa. Antes de entrar en pánico y salir a buscar una tienda es aconsejable pasar por recepción y preguntar si te pueden prestar un cargador compatible con tu teléfono. Es bastante posible porque este es uno de los objetos que más veces se olvidan los huéspedes.

Bolsillo con las sábanas

Existen hoteles donde el mobiliario brilla por su ausencia y no existe ni mesilla de noche para dejar el móvil o las gafas. Una opción es hacer un pequeño bolsillo en el pliegue de las sábanas.

Para los maniáticos de los olores

Para los maniáticos de los olores nada mejor que viajar con un ambientador de coche, que no solo se adapte a tus gustos sino también a tu maleta. La pinza que tiene se coloca en la rejilla del aire acondicionado sin problema.

Cómo hacer un altavoz casero

Los teléfonos móviles son los mejores reproductores de música del momento pero en ocasiones se requiere ampliar el sonido. Cargar en la maleta con un altavoz puede resultar incómodo. Una solución casera pero que funciona es meter el teléfono en una clásica taza de loza así amplificarás el sonido.

La utilidad de los gorros de baño

Los hoteles suelen poner a disposición de los clientes gorro de ducha para proteger el pelo del agua pero no siempre se usan para este fin. Una opción muy práctica es como protector de los zapatos en la maleta así se mantendrán separados del resto del equipaje.

Viajar sin plancha

Este truco puede resultar muy práctico para los cruceristas ya que las planchas están prohibidas a bordo. Para dejar la ropa sin arrugas bastará con colgar las prendas en perchas en el cuarto de baño mientras disfrutas de una ducha. El vapor liberará las arrugas ocasionadas en la maleta.