Cómo se otorgan las estrellas de los hoteles

En España cada comunidad autónoma tiene sus criterios aunque todos deben cumplir con unas normas similares

Actualizado:

Con las vacaciones navideña a la vuelta de la esquina son muchos los que buscan un viaje especial donde disfrutar de grandes ciudades o pequeños pueblos con encanto y en esa búsqueda del destino ideal una parte importante la ocupan los alojamientos. Es entonces cuando surgen las dudas: ¿qué tienen que tener los hoteles para lucir en su fachada dos, tres, cuatro o cinco estrellas? ¿Debe el cliente exigir en sus habitaciones aire acondicionada o caja de seguridad? ¿Tienen que tener unas medidas establecidas?

Lo cierto es que, según recoge la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos ( Cehat), en España no existe un sistema nacional de clasificación para los hoteles sino que cada autonomía tiene su propia normativa si bien las diferencias entre las distintas comunidades autónomas son mínimas. En cualquier caso todo alojamiento hotelero está obligado a solicitar la clasificación que se mantendrá mientras se cumplan los requisitos.

Existen unos requisitos técnicos generales independientemente de las estrellas. En esta lista figura el sistema de protección de incendios e insonorización de todas las instalaciones; los precios máximos de los servicios que deben estar expuestos en la recepción en un lugar visible así como la obligación de tener una lista de precios en la habitación de los servicios extra (por ejemplo, teléfono, lavandería, garaje). El hotel además, debe exhibir en la entrada principal una placa normalizada con la categoría.

Para hacer la clasificación por estrellas los requisitos son más exigentes a mayor número de estrellas así pues los hoteles de 1 estrella deberá tener una habitación doble de 12 m2 mínimo, habitación individual de 7 m2 mínimo, cuarto de baño (con baño o ducha) de 3,5 m2 mínimo, calefacción y ascensor.

Aquellos que busquen un hotel de 2 estrellas deberán saber que la habitación doble debe ser de 14 m2 mínimo, la habitación individual de 7 m2 mínimo, cuarto de baño (con baño o ducha) de 3,5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, ascensor y servicio de caja de seguridad.

Las habitaciones dobles en los hoteles de 3 estrellas tendrán un mínimo de 15 m2, habitación individual de 8 m2 mínimo, cuarto de baño (con baño o ducha) de 4 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en zonas comunes, ascensor, bar y servicio de caja de seguridad.

En los hoteles de 4 estrellas la habitación doble debe ser de 16 m2 mínimo, habitación individual de 9 m2 mínimo, cuarto de baño (baño y ducha) de 4,5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en habitación, ascensor, bar y caja fuerte en habitación.

Para los hoteles de máxima categoría en España, los de 5 estrellas la habitación doble será de 17 m2 mínimo, la habitación individual de 10 m2 mínimo, cuarto de baño (baño y ducha) de 5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en habitación, ascensor, bar y caja fuerte en habitación.

Las categorías fuera de España

Cuando se viaja por Europa la cosa cambia. No es lo mismo un hotel de tres estrellas en España que uno en Roma y esto se debe a que no existe un sistema de clasificación unificado y todo queda al criterio del país y del sistema que se haya usado para evaluar el hotel. Según varios estudios realizados por la Asociación Hotelera de Suiza (Hotelleriesuisse), por la Hotrec y por Cehat, en Europa existen casi tantos sistemas de clasificación por estrellas como países, llegando incluso a encontrar algunos que ni siquiera utilizan sistema de clasificación. Según por la propia Cehat «la falta de transparencia dificulta la comparación de los establecimientos hoteleros de distintos países, generando indefensión a los consumidores y desprotección ante el desconocimiento de los estándares del país que van a visitar».

La mejor fórmula para elegir un hotel en Europa que aún no conocemos es revisando las opiniones de los viajeros y las fotos que ellos mismos suben a las páginas web del estilo a Tripadvisor dejando fuera los gustos de cada y fijándose en limpieza, gastronomía o calidad del servicio.