El búnker nuclear de lujo con piscina y campo de golf

El último capricho de los millonarios son estos apartamentos bajo tierra que ya están en la segunda fase de venta

Actualizado:

Sobrevivir a un cataclismo, ese es el motivo por el que millonarios y multimillonarios están invirtiendo en apartamentos construidos en antiguos bunkers nucleares con la esperanza de sobrevivir a un apocalipsis.

Uno de estos proyectos es el Survival Condo, una idea original de Larry Hall que se empezó a fraguar tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. La idea era ofrecer bunkers que dieran protección a largo plazo a los residentes contra guerras nucleares, pandemias o desastres naturales y en las que se pudiera vivir durante cinco años. Hall estuvo recopilando datos por todo EE.UU. sobre posibles lugares donde llevar a cabo el primero de sus refugios de lujo. La ubicación elegida era Kansas y en concreto un antiguo silo de misiles construido originalmente por el Ejército en la década de 1960 durante la Guerra Fría.

Piscina comunitaria
Piscina comunitaria - survivalcondo.com

El complejo de lujo, construido bajo tierra, cuenta con 15 pisos con viviendas de tres tipos, desde los más pequeños de 84 metros cuadrados hasta los áticos de 335 pasando por apartamentos de 167 metros cuadrados con precios que oscilan desde el millón y medio hasta los más de cuatro de los áticos.

Cocina de uno de los apartamentos
Cocina de uno de los apartamentos - survivalcondo.com

Los apartamentos, con capacidad para unas 70 personas y que ya está en la segunda fase de venta porque el primer silo ya está completo, están decorados con todo lujo de detalles tanto en las zonas privadas como en las comunitarias. Las ventanas, por ejemplo, simulan la salida y puesta del sol con vistas de exteriores y perspectiva por encima del suelo.

Biblioteca
Biblioteca - survivalcondo.com

Las zonas comunitarias incluyen un «campo» de golf, piscina con tobogán, parque para pasear al perro, pared de escalada, cine, gimnasio, bar o sala de estudio así como un complejo sistema de aire y filtración de agua, una amplia gama de fuentes de energía -incluyendo la energía eólica, y el cultivo de alimentos mediante agricultura hidropónica y acuacultura. Todo un complejo sistema pensado para mantener a los residentes seguros en caso de un evento catastrófico.