Quince maravillosas rutas de naturaleza en España

Excursiones imprescindibles para hacer al menos una vez en la vida

Actualizado:

Otoño y primavera son las mejores épocas del año para hacer rutas y descubrir la magia de la naturaleza en España. Estas son quince que todo amante de la naturaleza debería hacer al menos una vez en la vida.

123456789101112131415
  1. Laguna Negra y Pico Urbión, Soria

    Laguna Negra, en Soria
    Laguna Negra, en Soria - SORIA NI TE LA IMAGINAS

    Por mucho que se lo cuenten no sentirá la magia del profundo azul de la Laguna Negra, hasta que no se encuentre en su orilla. Bordeándola por el sur para emprender un pronunciado ascenso sobre la laguna seguimos un clásico de las montañas peninsulares, la subida al Pico Urbión. Discurre junto a lagunas glaciares para alcanzar la cumbre que goza de maravillosas vistas hacia tierras riojanas y sorianas.

    Dónde. Una ruta de trece kilómetros a la que se accede por carretera desde Vinuesa desviándose en una pista que lleva a las inmediaciones de la laguna.

    No te pierdas. Desde la base del Urbión una corta desviación de 300 metros conduce al nacimiento del río Duero.

    Relacionado: Cuatro ideas para el primer fin de semana en Soria.

  2. Cañón del río Vero, Huesca

    Ruta de las Pasarelas, en Alquézar. Permite admirar la belleza del último tramo del cañón del río Vero.
    Ruta de las Pasarelas, en Alquézar. Permite admirar la belleza del último tramo del cañón del río Vero. - TURISMO DE SOMONTANO

    La imponencia de los farallones hacen del curso del río Vero el rincón más espectacular de la sierra de Guara. Por la orilla fluvial se ven la fuente, molino y ermita de Lecina. Cuando el sendero se eleva las panorámicas sobre el cañón son impresionantes. Así como las desembocaduras de barrancos como el de Basender y la Choca. Finalmente, tras ascender al Tozal de la Mallata, un broche de lujo: abrigos con pinturas rupestres y el mirador del Vero, un panorama espectacular del camino traído.

    Dónde. A 19 kilómetros de Colungo, desde el parking del río Vero se inicia una ruta circular de 7 km.

    No te pierdas. El urbanismo medieval de Alquézar, entre los pueblos más bellos de España. Es la puerta de entrada al paraíso de los cañones del Guara.

    Relacionado: Las sendas elevadas más escalofriantes de España.

  3. Cubo de La Galga, La Palma

    Senderismo en Cubo de La Galga
    Senderismo en Cubo de La Galga - TURISMO DE LA PALMA

    Laurisilva en todo su esplendor en uno de los senderos favoritos de la isla de La Palma. Árboles gigantescos, helechos exuberantes gracias a la humedad envolviendo el pasaje de aire tropical y vuelos fugaces de las palomas canarias son compañeros del caminante. Al inicio hay un punto de información de la riqueza natural del entorno.

    Dónde. Parque Natural de Las Nieves, un recorrido circular de 12,4 kilómetros para todo el año salvo en época de abundantes lluvias.

    No te pierdas. Desde Mirador de San Bartolo, en las proximidades de ermita de San Bartolomé, ver el barranco de la Galga. Escalofriante por lo abrupto de su geografía.

  4. La Senda del Oso, Asturias

    Cercado de las osas Paca y Tola en Santo Adriano
    Cercado de las osas Paca y Tola en Santo Adriano - JUAN CARLOS ROMÁN

    Por una antigua caja del ferrocarril que transportaba el carbón y el hierro extraídos de las minas de los concejos de Teverga y Quirós discurre la Senda del Oso. Hoy caminan o pedalean los que quieren ver la naturaleza asturiana y el lugar donde habita el oso pardo, el más emblemático animal de la montaña cantábrica. Abruptos roquedos y matorrales junto a la senda son paraje perfecto para que los osos se escondan.

    Dónde. En el concejo de Teverga, comienza en Entrago y discurre paralela al río.

    No te pierdas. En 36 kilómetros de recorrido ofrece la emoción de tres desfiladeros, siete puentes y más de treinta túneles. Asómate al cercado de los osos Paca, Tola, Furacu y Molinera. Siempre visibles cuando se hallan al exterior del recinto.

    Relacionado: Diecinueve villas marineras para perderse en Asturias

  5. Valle de Ordesa, Huesca

    El Valle de Ordesa, en Huesca, visto desde el mirador de Calcilarruego
    El Valle de Ordesa, en Huesca, visto desde el mirador de Calcilarruego - Pablo Otín

    Protagonista por méritos propios entre los cuatro valles del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Desde la cima del Monte Perdido corta los Pirineos y marca frontera. Entre hayedos y abetos su inconfudible forma demuestra que fue obra de un glaciar. La recompensa final es un anfiteatro de piedra, el circo de Soaso. Sobre él los hielos perpetuos del Monte Perdido se deshacen vertiéndose a través de la hermosa cascada de la Cola de Caballo.

    Dónde. El bonito pueblo de Torla, uno de los más llamativos de Pirineos, es la puerta de entrada y punto de partida hacia el parque. En verano existen autobuses desde el mismo que llevan hasta el aparcamiento donde se inicia la ruta.

    No te pierdas. Los impresionantes valles fluviales de Escuaín y Añisclo o el valle de Bujaruelo, uno de los rincones más pintorescos del Pirineo.

  6. Hayedo de Otzarreta, Vizcaya

    Vista del Hayedo de Otzarreta, Gorbea
    Vista del Hayedo de Otzarreta, Gorbea - Jose Antonio Barrenetxea

    En la frontera con tierras alavesas, un hayedo de cuento bajo las peñas de Atxuri, del macizo del Gorbea. Apenas son un centenar de hayas que se distribuyan alrededor de un sinuoso regato creando un paisaje idílico. Tanto más al contemplarlas teñidas de naranja con el otoño. Su aprovechamiento ancestral para la obtención de carbón lo convirtió en un hayedo trasmocho gracias a sucesivas podas que han hecho crecer sus troncos en gruesas ramas.

    Dónde. En el Parque Natural Gorbea ascendiendo hasta el puerto de Barazar desde donde se caminan aproximadamente 2,5 km hasta el hayedo.

    No te pierdas. Ampliar el itinerario ascendiendo hasta el humedal de Saldropo y las campas de Arimekorta con su impresionante fresno y tejos centenarios. Con esta opción el itinerario se extiende a 12,6 km.

  7. Garganta Verde, Cádiz

    Expedición a la Gargante Verde con guías de Discovery
    Expedición a la Gargante Verde con guías de Discovery

    El río Bocaleones es el artífice del cañón más espectacular de la sierra de Grazalema. Desde los imponentes farallones calizos que lo cierran los buitres leonados asoman componiendo una de las colonias más importantes de Andalucía, junto a otras aves como chovas, grajillas y vencejos reales. Un profundo descenso entre rocas sobre las que arraigan árboles y matorrales lleva a la umbría garganta junto a la cueva de la Ermita, entre paredones verticales.

    Dónde. A 4 km de Zahara de la Sierra en el puerto de las Palomas, en dirección a Grazalema.

    No te pierdas. Solicitar el permiso en el Centro de visitantes del Parque Natural Sierra de Grazalema, en la localidad de El Bosque, para realizar el itinerario. Tel. 956 709 733.

  8. Bosque de Irati, Navarra

    Paisaje del hayedo-abetal de Irati
    Paisaje del hayedo-abetal de Irati

    Uno de los mejores hayedos-abetales de Europa, con el que el hombre ha vivido en equilibrio explotando su madera de una manera sostenible desde hace dos siglos, ofrece un plácido paseo alrededor del embalse de Irabia. Es el corazón del bosque y parece un lago suizo, además de caminar a su alrededor disfrutando las extensas laderas de hayas y abetos sin apenas esfuerzo.

    Dónde. Después de pasar unos 3 km de Orbaitzeta, tomar la pista asfaltada de 8 km hasta la presa de explotación hidroeléctrica, donde se inicia la ruta de 9,2 km.

    No te pierdas. En Ochagavía el Centro de Interpretación de la Naturaleza, y en el bosque, las Casas de Irati, centro de actividades culturales y turísticas del valle.

  9. La Pedriza, Madrid

    Manzanares el Real y La Pedriza desde el embalse de Santillana
    Manzanares el Real y La Pedriza desde el embalse de Santillana

    El perfil más emblemático de la sierra de Guadarrama son los singulares roquedos graníticos de La Pedriza. Su sendero más frecuentado y espectacular, por sus curiosas formaciones que escoltan el tramo conocido como el Cancho de los Muertos, se dirige al Collado Cabrón donde se tienen las mejores panorámicas. La Maliciosa surgiendo de Cuerda Larga y Cabezas de Hierro son picos inconfundibles frente al caminante.

    Dónde. Nada más pasar Manzanares el Real, se halla la entrada a La Pedriza donde se accede hasta el aparcamiento de Canto Cochinos. Ruta circular de 14,1 km.

    No te pierdas. Un magnífico punto de información y actividades ambientales es el Centro de Visitantes La Pedriza nada más pasar la barrera de acceso al Parque Regional de la Cuenca Alta del río Manzanares.

  10. Río Borosa, Jaén

    Un rincón de la sierra de Cazorla, cerca del nacimiento del río Borosa
    Un rincón de la sierra de Cazorla, cerca del nacimiento del río Borosa - MANUEL MIRÓ

    Uno de los enclaves paisajísticos más hermosos de la sierra de Cazorla lleva a contracorriente entre cascadas y charcas remontando suavemente el río hasta introducirse en la Cerrada de Elías, un estrecho pasaje de roca por el que se transita sobre pasarelas sobre el río entre saltos, escarpes de roca y pozas. A la llegada a la Central Hidroeléctrica del Salto de los Órganos la senda asciende fuertemente por la pared y en tramos por túneles hasta alcanzar las lagunas de Aguas Negras y Valdeazores.

    Dónde. Son 22 km de ida y vuelta, que comienzan frente al Centro de Visitantes de la Torre del Vinagre, por la pista que conduce hasta la piscifactoría de truchas.

    No te pierdas. Desde la laguna de Aguas Negras desviarte a unos 300 metros para ver el nacimiento del río Borosa.

    Relacionado: la ruta de los Castillos y las Batallas de Jaén

  11. Ruta del Cares, León y Asturias

    Ruta del Cares
    Ruta del Cares

    Es un ruta de montaña muy transitada, ya que introduce en el corazón rocoso de los Picos de Europa, entre los macizos del Cornión y los Urrielles. Su espectacularidad, tallada en la misma roca caliza por un encajonado río Cares, le ha hecho ser denominada la Garganta Divina. Posee una gran belleza, a la que se añade el encanto rural del pueblo de Caín, en un fondo de valle circular rodeado de hayedos y carrascales.

    Dónde. Entre Caín (León) y Puente Poncebos (Asturias) un desfiladero espectacular de 11 km en un solo sentido. No apta para los que sufran de vértigo.

    No te pierdas. En el acceso por León el mirador del Tombo, el maravilloso bosque mixto del Monte Corona y las empalizadas de troncos del Chorco de los Lobos, que usaban los vecinos para atrapar al principal enemigo de sus ganados.

  12. Tablas de Daimiel, Ciudad Real

    Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real
    Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real - M. Cieza

    El desbordamiento de los ríos Guadiana y Cigüela en un paisaje sin apenas desnivel crea un laberinto de agua único en el mundo, el Parque Nacional y a la vez Reserva de la Biosfera de las Tablas Daimiel. Su lámina de agua es un refugio y lugar de nidificación, además de invernada para miles de aves. Sus tres itinerarios –isla del Pan, Laguana Permanente y Torre de Prado Ancho–, a través de pasarelas y desde torres de observación avifaunística permiten hacerse una idea más acertada del humedal.

    Dónde. Desde Daimiel por carretera de 10 km hasta el acceso principal, donde se halla el Centro de Visitantes. Itinerarios de 2,5 km, 1,5 km y 4 km respectivamente.

    No te pierdas. Se visita libremente y de manera gratuita pero es recomendable el servicios de guías intérpretes del parque. Salidas en vehículo 4x4, senderistas o para familias con reserva previa.

  13. Aigüestortes, Lérida

    Torrente atraviesa un bosque en el Parque Nacional de Aigüestortes, en Lérida
    Torrente atraviesa un bosque en el Parque Nacional de Aigüestortes, en Lérida

    Entre sus grandes desniveles de montaña y agrestes perfiles acoge la esencia de la montaña central pirenaica. Para disfrutarlo nada mejor que iniciar ruta hacia las Agujas de Amitges desde el estany de Sant Maurici. La senda comienza el ascenso dirigiéndose hacia la cascada y lago de Ratera, continúa por el lago o estany d’Obagues y discurre entre pinos negros y alguna curiosa marmota entre las rocas hacia el refugio de Amitges.

    Dónde. Desde Espot, siguiendo hasta el parking del Prat de Pierró, a la entrada del parque.

    No te pierdas. Si no quieres caminar desde el aparcamiento hasta alcanzar el estany de Sant Maurici se pueden tomar los taxi 4x4.

  14. Las Médulas, León

    Las Médulasl
    Las Médulasl - Kike Arnaiz

    Sus erosionadas paredes brillan anaranjadas gracias no solo a la roca que las compone sino por su glorioso pasado ligado a la extracción de oro por los romanos. También con las hojas de los castaños que amarillean a sus pies. Caminar por la senda de Las Valiñas muestra cómo se practicaban las tareas de explotación y la singular geografía de este valioso patrimonio cultural.

    Dónde. Desde el pueblo de Las Médulas y con accesibilidad en un itinerario de 3,5 km.

    No te pierdas. Tomar la senda que conduce al mirador de Orellán, el observatorio perfecto para abarcar la belleza de Las Médulas en conjunto.

  15. Ciudad Encantada, Cuenca

    La "Ciudad Encantada" de Cuenca, formaciones rocosas que adoptan extrañas formas por capricho de la naturaleza
    La "Ciudad Encantada" de Cuenca, formaciones rocosas que adoptan extrañas formas por capricho de la naturaleza

    En plena Serranía de Cuenca, espera uno de los entornos más sorprendentes de la geografía peninsular. La profunda erosión de la roca caliza ha dejado en la Ciudad Encantada un paisaje de setas, animales, barcos y torreones de piedra por el que deambular a merced de la imaginación en su recorrido circular.

    Dónde. En la localidad de Valdecabras. Ruta circular señalizada de 3 km.

    No te pierdas. Apenas a 12 km de la Ciudad Encantada la laguna de Uña, un magnífico refugio de vida natural donde observar avifauna acuática y con suerte ciervos, gamos e incluso muflones.