Apartamentos junto a una playa de Valencia
Apartamentos junto a una playa de Valencia - ABC

Las familias prefieren el alquiler vacacional; las parejas, los hoteles

El VI barómetro del Alquiler Vacacional en España, elaborado por HomeAway y la Universidad de Salamanca, dibuja una buena convivencia entre las dos alternativas de alojamiento

Actualizado:

Las viviendas de uso turístico son mayoritariamente utilizadas por familias que, además, pasan un mayor número de noches. Esto se debe a la ubicación, el precio y el entorno, principales factores que marcan la elección de ambos tipos de alojamiento. Por el contrario, los principales usuarios de los hoteles son parejas. Esta es una de las conclusiones del VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España, elaborado por HomeAway -plataforma de alquiler vacacional- en colaboración con la Universidad de Salamanca.

En esta sexta edición, el estudio plantea una comparativa entre los usuarios de viviendas turísticas frente a los usuarios de hotel (únicamente incluyen a personas residentes en España). La principal conclusión que se puede extraer es que el alquiler vacacional es un mercado consolidado y contribuye de manera notable a la economía española. En concreto, La VT se emplea en más de 7,9 millones de viajes y genera un impacto económico de 4.397 millones de euros (de los cuáles 3.260 corresponden a gastos durante la estancia).

En el acto de presentación ante los medios, estuvieron presentes tanto el director regional para el Sur de Europa de la organización, Juan Carlos Fernández Pérez-Crespo y el catedrático de la Universidad de Salamanca y director de Estudio, Pablo Antonio Muñoz Gallego.

Cúales son los resultados

Una de las principales conclusiones que se extrae del informe es que el hotel y la vivienda turística son complementarios, el 81,3% de los usuarios que se han alojado en una vivienda turística en 2018, también han utilizado hoteles.

Las viviendas de uso turístico son mayoritariamente utilizadas por familias que, además pasan un mayor número de noches. Esto se debe a la ubicación, el precio y el entorno, principales factores que marcan la elección de ambos tipos de alojamiento. Por el contrario, los principales usuarios de los hoteles son parejas.

El móvil adquiere una importancia especial a la hora de buscar alojamiento, el 30% de los usuarios consultan las viviendas turísticas o hoteles desde su dispositivo móvil. Aunque, el ordenador sigue siendo el medio más utilizado. Siguiendo con esta línea, las webs especializadas en alojamiento lideran la búsqueda de información en ambas opciones, atrás quedan las agencias de viaje físicas que solo son utilizadas por personas de mayor edad.

El grado de satisfacción de ambos alojamientos es alto. Esto ocasiona que el 70,6% de los usuarios de vivienda turística ofertarían, si tuviesen una vivienda en propiedad, su segunda residencia como vivienda vacacional durante algún período del año.

Los usuarios de las viviendas turísticas gastan más que los de los hoteles. Mientras que los últimos desembolsan una media de 1.606 euros en un año, el gasto medio en vivienda turística es de 2.092 euros.

En los próximos meses, se llevará a cabo un informe sobre el alquiler vacacional en Andalucía, Valencia y Cataluña, por su mayor relevancia como destino de los usuarios de VT.

Problemas sin resolver

Este informe se presenta en una situación donde hay gente se queja de los precios abusivos y los fraudes del alquiler turístico mientras piden una mayor regulación sobre estas viviendas ya que, pueden llegar a suponer una molestia para los vecinos. Esto no impide que sea la alternativa más utilizada.

El 6 de marzo de 2019 entró en vigor un Real Decreto de Ley sobre medidas urgentes en vivienda y alquiler. Esta ley permite que la junta general limite o condicione las viviendas para alquiler turístico, si votan a favor las tres quintas partes de los propietarios, que podrán establecer, sin efectos retroactivos, cuotas especiales de gastos o un incremento en la participación de los gastos comunes en las viviendas que realicen dicho servicio.

Por otro lado, cada comunidad autónoma dispone de su propia ley turística. En la ley turística del Gobierno de Baleares, aplicada a todas las estancias turísticas en vivienda, debes alquilar tu alojamiento en su totalidad por períodos iguales o inferiores a un mes, en condiciones inmediatas y con fines exclusivamente turísticos, todo ello si quieres que tu alojamiento sea reconocido como tal.

La infracción de esta ley ha propiciado que el Gobierno de Baleares haya multado, entre otras plataformas de viviendas turísticas en Internet, a HomeAway con 300.000 euros por comercializar con ofertas de alquiler vacacional ilegales, aspecto que se encuentra regulado desde agosto de 2017 por la Ley Turística de Baleares. Un portavoz de la plataforma aseguró que su compañia «de forma rápida y diligente retira los anuncios que incumplen la legislación», pero añadió que deben ser las autoridades competentes las que detecten estos anuncios ilegales.