ABC

Moda

Riñoneras: cómo, cuándo y por qué

El accesorio más controvertido ha vuelto para quedarse

Las coloridas propuestas de Gucci - instagram
ActualizadoMaría AguirreMaría Aguirre ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir

Parece mentira que después de tantos años relegada a un plano totalmente ajeno al mundo de la moda, la riñonera haya logrado abrirse camino en él. Si creciste en los 90 seguro que te hartaste de llevar tus muñecos en ella y si ya te pilló más maduro fijo que era ese lugar sagrado en el que guardabas tus pertenencias cuando te ponías el uniforme de turista. Fueron tan populares que no se sabe muy bien por qué el paso del tiempo las llevó hasta la burla. Y todas esas escenas en las que la llevabas puesta que creías olvidadas la nostalgia ha sido capaz de devolvértelas cuando menos te lo esperas. Porque es hora de que vuelvas a creer en ellas.

Tan denostada estaba este complemento (nomenclatura incluida) que su vuelta ha tenido que ser lenta, cuidadosa, sin hacer demasiado ruido y con un claro giro hacia la máxima calidad. Han tenido incluso que convencernos de que es la mejor manera de llevar tus pertenencias para tener las manos desocupadas junto con la mochila. Eso sí, una vez establecidas las directrices y puestos sus beneficios sobre la mesa la sentencia ha sido firme y ya no hay marca sin una de ellas entre sus propuestas.

Gran culpa de este regreso la han tenido las diferentes tendencias de nombres impronunciables que han surgido en los últimos tiempos: del ‘normcore’ al ‘athleisure’, pasando por el ‘gorpcore’ o la estética rave de la que ya te hablamos hace unas semanas como parte del legado que dejó la última edición de la Semana de la Moda de Nueva York; aunque ya llevaba varias temporadas gestándose de forma discreta. Porque no se sabe muy bien si fue la pasarela quien habló o por una vez fue ésta quien se fijó en una demanda de la calle.

Uno de los diseños de Louis Vuitton
Uno de los diseños de Louis Vuitton - Instagram

Sea como fuere, Prada fue una de las primeras en echarle el ojo en su forma más técnica mientras que Chanel, Gucci y Louis Vuitton las convirtieron en exquisitas. A estas les siguieron muchos otros que vinieron también a sofisticarla gracias principalmente a la utilización de materiales de lujo (adiós al nylon de tonalidades flúor) y a la apuesta por diseños meticulosos.

Y no solo porque ya no solo se coloca únicamente alrededor de la cintura o ligeramente caída sobre la cadera (ahora es cruzada a lo largo del pecho a modo de bandolera su espacio privilegiado) o porque ha aparecido al mismo tiempo en las colecciones masculinas y femeninas, sino porque las firmas animan a lucirla más allá del chándal o los jeans.

Nuevo objeto de deseo

Propuesta de Neil Barret en la pasarela
Propuesta de Neil Barret en la pasarela - Instagram

Su tamaño viene a ser de entre 20 y 27 centímetros de ancho y se presenta de forma ovalada, rectangular, cuadrada y hasta redonda, siendo utilizada a modo de bolso o en muchos de los casos sencillamente como cinturón acolchado. Una pauta que directamente la han convertido en un accesorio exclusivo sobre el que posar todo el foco de atención del look.

Norris Danta Ford
Norris Danta Ford - Instagram

La fascinación es tal que incluso aparecen con trajes en su vertiente más formal o con estilismos de carácter minimalista. En este sentido el monocromatismo siempre funciona, de la misma forma que lo hacen los colores neutros en básicos o el apostar por un estilo determinado para todas y cada una de las prendas que lo acompañen.

Fórmulas sencillas que, aunque funcionan con éxito en el ‘street style’ de los llamados ‘influencer’, hay que atender con cautela en el día a día. Absténgase por ejemplo de ser utilizada en eventos que requieran etiqueta y resérvese mejor para territorios urbanos así como para ocasiones desenfadadas. Tan solo el modelo adecuado abrochado en el contexto correcto es el camino para lucir esta controvertida tendencia sin caer en el ridículo.

---

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestra newsletter semanal gratuita o síguenos en Instagram y Facebook.