Vídeo: Rodrigo Muñoz Beltrán
Violencia de género

Así son los últimos 49 asesinos, así las mataron

Desde Matilde Teresa a Arancha, los relatos de sus crímenes hunden a este país en la necesidad imperiosa de activar un Pacto de Estado que, aunque no cambie las cosas de la noche a la mañana, asista a las víctimas desde el momento en que desean poner fin a su infierno

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La lacra de los crímenes machistas no cesa. Pese a los intentos por acabar con este tipo de violencia hacia las mujeres, continúa habiendo hombres que las maltratan, abusan y matan por creerse con derecho a hacerlo. Durante el año 2017, fueron 49 los asesinatos contabilizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como violencia de género.

Además, todavía hay tres casos en los que se está investigando si la muerte de las mujeres ha sido también provocada por sus parejas o sus exparejas, es decir, si se trata de casos de asesinatos por violencia de género, lo que aumentaría el número de víctimas a 52. Los casos en investigación sucedieron en Redondela (Pontevedra), Mogán (Las Palmas) y La Llagosta (Barcelona).

Desde Matilde Teresa a Arancha, los relatos de los 49 crímenes hunden a este país en la necesidad imperiosa de activar un Pacto de Estado que, aunque no cambie las cosas de la noche a la mañana, asista a las víctimas desde el momento en que desean poner fin a su infierno.

En 2018, las cifras pueden dispararse al ampliarse el concepto de violencia de género con el pacto de Estado suscrito por los partidos políticos y el Gobierno, además de por la aplicación del Convenio de Estambul, que recoge como tal cualquier acto vejatorio cometido contra una mujer (sin necesidad de tener o haber mantenido algún tipo de vínculo sentimental).

12345678910111213141516171819202122232425262728293031323334353637383940414243444546474849
  1. Nelson Enrique Parra Tabares mató a Matilde Teresa de Castro Hernández

    Nelson Enrique Parra, asesino de Matilde
    Nelson Enrique Parra, asesino de Matilde - ABC

    La violencia de género ha estado presente en 2017 desde el primer momento. El día 1 de enero, a las pocas horas de empezar el año, se conocía que Matilde Teresa de Castro Hernández, una profesora universitaria de Química de 40 años que vivía en el municipio madrileño de Rivas, había sido asesinada por su pareja, Nelson Enrique Parra Tabares, de 20 años.

    El asesino, natural de Colombia, tenía una orden de alejamiento sobre la víctima que incumplía. Tras un año de relación, Mati —como la llamaban sus allegados— le había denunciado por malos tratos. La noche del 31 de diciembre, el maltratador logró entrar en su casa y la mató a puñaladas.

  2. Carlos Javier asesinó a Estefanía

    RAFA ALBARRÁN

    La segunda víctima de violencia de género de 2017 fue Estefanía, una joven peruana de 24 años. Su asesino, Carlos Javier, la arrojó por la ventana desde un cuarto piso el 1 de enero en el distrito madrileño de Hortaleza.

    El asesino —un dominicano de 25 años— fue detenido momentos después, aunque no por el crimen —ya que en un principio se investigó si se trataba de un caso de violencia de género o de un accidente—, sino porque había quebrantado una orden de alejamiento que tenía sobre una pareja anterior, que vivía en el mismo distrito.

    Finalmente, Carlos Javier fue condenado por homicidio.

  3. Francisco Javier Nieto estranguló a Blanca Esther Marqués Andrés

    Vecinos de Burlada condenaron el asesinato de esta mujer
    Vecinos de Burlada condenaron el asesinato de esta mujer - EFE

    A mediados de enero, Francisco Javier Nieto —un hombre de 50 años— ingresó en prisión tras confesar que el 14 de enero había matado a su mujer, Blanca Esther Marqués, de 48. El asesino explicó a los agentes que el sábado estranguló a su mujer, y al día siguiente envolvió el cadáver en una manta y lo tiró al río.

    Tras la confesión, se puso en marcha un gran dispositivo para hallar el cadáver de esta víctima, que finalmente se encontró en el río Arga, a la altura de Pamplona.

    Blanca Marqués y su asesino vivían juntos en Burlada (Navarra) desde hacía unos meses y mantenían una relación desde hacía año y medio.

  4. Salvador García hizo la vida imposible a Toñi García Abad

    EFE

    En el municipio almeriense de Huércal, Francisco Salvador García Sánchez —de 31 años— mató a su expareja, Toñi García Abad —de 33— degollándola. Con un largo historial delictivo, el asesino de esta andaluza ya contaba con dos condenas anteriores por amenazas y maltrato a distintas mujeres desde 2007 en adelante, y tenía cuatro órdenes de alejamiento sobre parejas anteriores.

    La breve relación de la víctima con su asesino había terminado un mes antes, pero este, tras escaparse del hospital en el que había ingresado la noche anterior, consiguió entrar en el domicilio de la mujer, en una urbanización de Huércal, y matarla.

  5. L.C. mató a J.D.L.M.

    La urbanización «El Quiñón» de Seseña, donde tuvo lugar el asesinato
    La urbanización «El Quiñón» de Seseña, donde tuvo lugar el asesinato - ABC

    A finales de enero, se encontró en una vivienda de la urbanización «El Quiñón» de Seseña (Toledo) el cadáver de J.D.L.M., de 40 años y nacionalidad ecuatoriana. Por este asesinato fue detenido L.C.B.G. (no se conoce el nombre completo), de la misma edad que su víctima.

    El cadáver de la mujer tenía signos de violencia cuando fue hallado, y la investigación concluyó que había sido asesinada por su pareja.

  6. José Alén Lorenzo estranguló a su mujer, Virginia Ferradás Varela

    EFE

    El municipio orensano de O Carballiño vivió el sexto crimen por violencia de género del año. José Alén Lorenzo, de 59 años, estranguló a su mujer, Virginia Ferradás Varela, de 55. Los familiares de la pareja los esperaban para comer, y como no se presentaban alertaron a la Policía. Cuando los agentes acudieron a la vivienda, encontraron a la víctima sin vida, y al asesino tratando de lesionarse.

    Alén padecía demencia, y días anteriores había intentado tirarse desde el tejado de su casa, algo que impidió la que días más tarde fue su víctima. Tras el asesinato, fue ingresado en la unidad de agudos psiquiátricos del Complejo Hospitalario Universitario de Orense.

  7. Jorge Rafael García apuñaló veinte veces a Cristina Martín Tesorero-Contador

    La vivienda de Mora (Toledo) en la que tuvo lugar el crimen machista
    La vivienda de Mora (Toledo) en la que tuvo lugar el crimen machista - EFE

    En la localidad toledana de Mora, Jorge Rafael García asesinó a principios de febrero a Cristina Martín Tesorero-Contador con una veintena de puñaladas. La pareja tenía una hija de cinco años, que momentos antes había salido de la vivienda con la hermana de la víctima y su abuelo para ir a una tienda cercana. En el camino, recibieron un mensaje de auxilio de Cristina, pero cuando familiares y agentes de la Guardia Civil llegaron a la casa el asesino ya la había matado.

    Cristina se encontraba en una silla de ruedas debido a una enfermedad llamada osteogénesis imperfecta u osteogenia imperfecta (OI), también conocida como «huesos de cristal». Su asesino —de origen canario y que se había mudado a la localidad toledana para mantener una relación con la víctima— la mató delante de la madre de esta y de un sobrino de quince meses.

  8. Pablo acabó con la vida de su mujer, Carmen González Ropero

    Imagen de archivo
    Imagen de archivo

    Dos días después del crimen machista de Mora, un anciano de 82 años, Pablo (no se conocen más datos), asesinó a su mujer, Carmen González Ropero, de 79, en la localidad barcelonesa de Suria. El hombre acuchilló a la víctima y luego intentó suicidarse.

    Fue la hija de ambos la que encontró el cadáver de su madre en el domicilio y avisó a los Mossos d'Esquadra, que detuvieron al hombre por el asesinato de esta mujer.

  9. José Ricardo Duarte Medina disparó a Laura Nieto Navajas

    La urbanización «El Quiñón», donde José Ricardo Duarte mató a Laura Nieto
    La urbanización «El Quiñón», donde José Ricardo Duarte mató a Laura Nieto

    Seseña volvió a vivir en febrero un crimen machista a una de sus habitantes. El agente de Guardia Civil José Ricardo Duarte Medina —de 40 años—mató a disparos a su pareja, Laura Nieto Navajas, una joven de 26, y luego se suicidó.

    La pareja vivía en la urbanización «El Quiñón» de este municipio desde 2016, ya que el asesino estaba destinado en la Unidad Central Operativa (UCO) de Toledo, pero ambos eran de Madrid. Laura habló con su hermana la noche antes de ser asesinada. Al día siguiente, una familiar llegó al piso preocupada al no saber de ella y encontró los cadáveres del asesino y la víctima.

  10. Manuel «El Piti» arrebató la vida a Ana Belén Ledesma

    Daimiel condena el crimen machista
    Daimiel condena el crimen machista

    Manuel J. Y. H., de 57 años, asesinó en febrero a su mujer, Ana Belén Ledesma Sánchez, de 46, y a la hija de esta, de 18 años, en Daimiel (Ciudad Real). El asesino, conocido en la localidad como Piti, acuchilló a su esposa y a la hija de esta, tras una discusión que hizo que los vecinos alertaran a los autoridades.

    La víctima llevaba viviendo en Daimiel diez años, aunque era de Bienservida, en Albacete. Tenía tres hijas, y era abuela. La pareja contrajo matrimonio tres años antes del crimen y compartían vivienda, en la que el asesino la mató.

  11. Ronald Stenning robó el aliento a Margaret Stenning

    Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Alicante por el asesinato machista
    Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Alicante por el asesinato machista - JUAN CARLOS SOLER

    La residencia de ancianos Orpea de El Campello (Alicante) fue el escenario en el que el británico Ronald Stenning, de 86 años, asesinó a su esposa, Margaret Stenning, de 79. El hombre acuchilló a la víctima hasta matarla, y luego trató de autolesionarse, y fue detenido por agentes de la Guardia Civil.

    Este matrimonio había vivido la mayor parte de su vida en su país de origen, Reino Unido, y se habían mudado al municipio alicantino para vivir su jubilación, pero el asesino le robó esa posibilidad a Margaret.

  12. Francisco José Romera acuchilló en plena calle a Leidy Yuliana Díaz Alvarado

    Imagen de archivo
    Imagen de archivo - ABC

    Francisco José Romera, de 54 años, tenía una orden de alejamiento sobre su expareja, Leidy Yuliana Díaz Alvarado, de 34, desde noviembre de 2016. Sin embargo, un día de febrero, el asesino quebrantó esta orden y se dirigió a las inmediaciones del lugar de trabajo de la víctima. Cuando esta salió, la mató a cuchilladas en plena calle.

    La orden de alejamiento se interpuso precisamente por los malos tratos del asesino a la víctima. Finalizada su relación de pareja, Romera la quebrantó, lo que hizo que se aumentara la distancia en la que no se podía acercar a ella. Sin embargo, continuó controlándola y la asesinó en el municipio de Santa Perpetua de Moguda (Barcelona). La víctima tenía cinco hijos menores de edad.

  13. José Luis G. arrojó por la escalera a Gloria Amparo Vásquez

    El asesino, en el momento de su detención
    El asesino, en el momento de su detención - EFE

    El asesino de Gloria Amparo Vásquez la mató arrojándola por el hueco de la escalera del edificio en el que esta residía en la avenida Tres Cruces de Valencia. Por este crimen fue detenido José Luis G.G., de 55 años, que en un primer momento aseguró no conocer de nada a la víctima, aunque testigos desmontaron su teoría y afirmaron que habían mantenido una relación.

    El asesino de esta mujer de 48 años tenía antecedentes por maltrato sobre otras mujeres. También una orden de alejamiento que le impedía acercarse a su exmujer.

  14. José Luis S.G. asesinó a Dolores Correa Pérez

    Imagen de la vivienda en la que se encontró el cadáver de la mujer
    Imagen de la vivienda en la que se encontró el cadáver de la mujer - EFE

    Dolores Correa Pérez, ex agente de la Guardia Civil de 47 años, fue asesinada por su expareja, José Luis S.G., en una vivienda de Gandía (Valencia), pese a la orden de alejamiento que tenía sobre ella. El propietario del piso en el que se encontraba la víctima fue quien encontró su cadáver. El cuerpo de esta mujer estaba en la bañera, tapado por una toalla, y con un plástico que le cubría la cabeza.

    El asesino vivía en Móstoles, localidad donde fue detenido. La mujer —que había abandonado el Cuerpo por enfermedad— había roto la relación con él en 2015, aunque continuó recibiendo amenazas por su parte, motivo por el cual interpuso una denuncia que culminó en una orden de alejamiento.

  15. La familia de la mujer de 91 años pidió que figurase el crimen como «acto de compasión» por su enfermedad

    Imagen de archivo
    Imagen de archivo - EFE

    Un hombre de 92 años mató a su esposa, de 91 y con demencia, al herirla en el cuello con arma blanca en la madrugada del domingo 19 de febrero. El matrimonio residía en la localidad de Villanueva del Fresno, en Badajoz. No se conocen más datos al respecto, pero sí está contabilizado como casos de violencia de género en los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

    Aunque su familia pidió que, al estar su madre enferma, figurase como «un acto de compasión» cometido por su padre para que su esposa no sufriese más.

  16. Joe de Jesús Vasques hizo explotar la casa de Erika Lorena Bonilla Almendárez

    La Policía Nacional, en la vivienda donde se produjo el crimen
    La Policía Nacional, en la vivienda donde se produjo el crimen - MAYA BALANYÁ

    Joe de Jesús Vasques, de 32 años, asestó una cuchillada en el cuello a su pareja, Erika Lorena Bonilla, de la misma edad, y luego manipuló una tubería de la vivienda del distrito de Vicálvaro (Madrid) en la que se encontraban que derivó en una explosión de gas. Más tarde, el asesino murió en el hospital como consecuencia de las heridas que le provocó la deflagración.

    De origen hondureño —como la víctima—, Vasques asesinó a Erika y después de provocar la explosión intentó tirarse por la terraza de la vivienda. Sin embargo, unos vecinos lo vieron y lo impidieron. Murió en el hospital.

  17. Ana María Rosado, asesinada por Manuel García-Bustamante

    Autoridades en la vivienda donde tuvo lugar el crimen machista
    Autoridades en la vivienda donde tuvo lugar el crimen machista - EFE

    Manuel García-Bustamante asesinó en marzo a su esposa y sus dos hijos asfixiándolos en su vivienda de Campo de Criptana (Ciudad Real). El hombre, de 46 años, mató a Ana María Rosado, de 42, y a los pequeños y luego se tiró por la ventana. El asesino trabajaba desde hacía seis años en la piscina municipal climatizada de la localidad, y residían en la casa en la que se produjo el crimen desde hacía mes y medio, aproximadamente.

    La víctima era de Pedro Muñoz (Ciudad Real), pero se mudó al lugar donde se produjo el crimen tras casarse con García-Bustamante en 2008.

  18. Azoye Gil confesó haber matado a Yurena López Henríquez

    Minuto de silencio por el asesinato machista en Telde
    Minuto de silencio por el asesinato machista en Telde - ABC

    En el municipio grancanario de Telde, Azoye Gil, de 34 años, se entregó a la Policía y confesó que había estrangulado a su pareja, Yurena López Henríquez, de 23 años.

    El asesino y la víctima mantenían una relación desde hacía dos años, y vivían juntos en una vivienda de la localidad. Tras confesar el asesinato, los agentes encontraron el cadáver de la víctima en el maletero del vehículo de Gil.

  19. José Iván D.E. golpeó hasta el fin a Victoria Zanardi Maffiotte

    Imagen de archivo
    Imagen de archivo - ABC

    A Victoria Zanardi Maffiotte, de 44 años, la asesinó su pareja, José Iván D.E., de 36 años, con el que llevaba diez años, de un golpe en la cabeza. Dos días después, los bomberos encontraron su cadáver en su vivienda de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife), al sofocar un incendio provocado por el asesino para borrar los rastros de su crimen machista.

    En Granadilla de Abona, municipio a menos de una hora del lugar del crimen, el asesino fue detenido por la Policía, tras un intento de suicidio.

  20. Andrei Rotariu, el nombre del asesino de Andra Violeta Nitu

    Andrei Rotariu es el nombre del asesino de Andra Violeta Nitu, una joven de 24 años a la que su pareja mató a golpes el pasado marzo en El Alquián (Almería). Fue la Policía quien encontró el cadáver de esta mujer de origen rumano —igual que su asesino— dentro de una acequia y con un gran golpe en la cabeza.

    Fue el padre de la joven quien denunció su desaparición. Los agentes encontraron el cadáver de la víctima, y en un invernadero a escasa distancia de él, el del asesino, que se había ahorcado.

  21. Un moldavo de 38 años asesinó a Rosa

    Imagen de archivo
    Imagen de archivo

    A Rosa, una mujer española de 45 años, la asesinó en abril su pareja, un hombre de 38 años de nacionalidad moldava. Fueron los Mossos d'Esquadra los que encontraron el cadáver de la mujer en una vivienda de Barcelona. Precisamente fue el asesino quien avisó a los agentes de que había encontrado el cuerpo sin vida de su pareja, aunque la investigación concluyó que había sido él quien la había matado.

  22. Mounir Ayad asesinó a Raquel López Airas

    Lugar donde Mounir Ayad asesinó a Raquel López Airas
    Lugar donde Mounir Ayad asesinó a Raquel López Airas - ISABEL PERMUY

    En Alcobendas, donde Mounir Ayad vivía desde hacía tres años, fue donde en mayo asesinó a su pareja, Raquel López Airas, de 44 años y a su hijo de 12 años. El asesino, carpintero, de origen marroquí, de 37 años, llamó poco después de cometer el crimen a su prima y le dijo: «Acabo de matar a cuchilladas a Raquel y al niño, están en la casa».

    La víctima era de Éibar (Guipúzcoa), pero actualmente residía en Alcobendas, después de haber vivido también en San Sebastián de los Reyes, donde regentaba un bar junto a una amiga. El asesino, por su parte, tenía antecedentes policiales por intento de homicidio y robo con violencia, y pasaba largas temporadas en Francia, donde trabajaba.

  23. Antonio María Gómez arrojó el cuerpo de Rosario Luna Barrera a un arroyo

    La Guardia Civil en el registro de la vivienda donde vivía la pareja
    La Guardia Civil en el registro de la vivienda donde vivía la pareja - EFE

    El cadáver de María del Rosario Luna Barrera se halló un día de mayo en el interior de una maleta que había sido arrojada al cauce seco de un arroyo. La Guardia Civil había salido en su búsqueda después de que su asesino, Antonio María Gómez, confesara el crimen y les dijera dónde lo había escondido.

    Fue en la localidad sevillana de Alcolea del Río, donde la pareja llevaba aproximadamente diez años viviendo. La hermana de la víctima había denunciado dos semanas antes la desaparición de la misma. La extraña actuación de Gómez provocó que las sospechas se centraran en él, hasta que la presión le pudo y confesó que había asesinado a Rosario asfixiándola.

  24. Said, el asesino de Eliana González Ortiz

    El piso donde Said asesinó a Eliana
    El piso donde Said asesinó a Eliana - MAYA BALANYÀ

    A mediados de mayo, en el madrileño distrito de Usera, Said, de 40 años y origen marroquí, asesinó a Eliana González Ortiz, de 27 años. Tras cometer el crimen, acudió a la comisaría cercana y lo confesó. Hacía dos meses que esta joven de origen colombiano y con nacionalidad española había roto la relación con él, harta de los malos tratos que estaba sufriendo. Presentó dos denuncias y logró que se le impusiera una orden de alejamiento, aunque de poco sirvió.

    Un día, mientras los hijos de la pareja estaban en la residencia donde vivía Eliana, el asesino llegó y la mató con una cuchillada, dejando su cadáver tirado en el suelo de la cocina.

  25. Jesús Rego Bernal acabó con la vida de su esposa, Susana Galindo Moreno

    Pocos días después, otro hombre intentó arrollar a su mujer con esta furgoneta en plena calle Alcalá, en el número 354, de Madrid
    Pocos días después, otro hombre intentó arrollar a su mujer con esta furgoneta en plena calle Alcalá, en el número 354, de Madrid - ABC

    Susana tenía 55 años cuando fue asesinada en mayor pasado por su marido, Jesús Rego Bernal, de 61 años. Según el atestado policial, Jesús, jubilado, la estranguló hasta conseguir quitarle la vida y posteriormente intentó él mismo quitarse la vida con un cuchillo. Se lo clavó, pero él no murió.

    Su vida no corrió peligro, pero cuando el Summa llegó al domicilio conyugal, Susana yacía muerta sobre la cama.

    Este suceso ocurrió al filo de las 22.00 horas de la noche en el número 27 de la calle Vicente Espinel del distrito madrileño de Ciudad Lineal. Según los vecinos, Susana Galindo era ama de casa, aunque en su perfil de redes sociales mantenía que era terapeuta de energía reiki y transpersonal. También se definde como «alegre, sociable», con aficiones como «los animales, la naturaleza, bailar y salir con las amigas». Su marido le arrebató todas esas pasiones.

  26. José Antonio Jara no soportaba ver feliz a Beatriz Ros

    Cayetano Ros, padre de la víctima, muestra una foto de la joven junto a sus padres.
    Cayetano Ros, padre de la víctima, muestra una foto de la joven junto a sus padres. - G. CARRIÓN

    El siguiente suceso nos lleva hasta Molina de Segura, Murcia. La joven de 31 años Beatriz Ros estaba como empleada en un centro especializado para personas con autismo (Astrade). Según la versión de los testigos, Beatriz había mantenido una relación sentimental con el conserje del mismo centro, que la asesinó utilizando un cuchillo de caza. Le asestó varias puñaladas en el cuerpo. Tras el crimen, José Antonio Jara, el asesino que seis días antes de la muerte había pronunciado que «Beatriz será mía o de nadie» se ahorcó. Lo intentó hasta cuatro veces, según desveló la autopsia, hasta que murió. Una compañera del centro, que llegó muy temprano al día siguiente, encontró los cuerpos.

    Según contó a «La Verdad» Cayetano Ros, concejal del Partido Popular en Molina de Segura, Beatriz amaba su trabajo, y estaba empleada en el centro de Astrade desde el año 2011. Beatriz nació en Asturias, pero sus padres, Cayetano y Consuelo, la adoptaron cuando solo tenía un año y pasó toda su infancia y juventud en Molina. Allí se enamoró de «El Jara», pero las desavenencias pusieron punto y final a su noviazgo.

    Tal y como explicó el progenitor de Beatriz a este periódico, Beatriz se había recientemente tatuado los nombres de sus padres en las piernas. «Ella decía que éramos los pilares de su vida», confesó entre lágrimas Cayetano en una entrevista que pueden leer aquí.

  27. Valentina Chirac murió a manos de su pareja

    Una joven, asediada por un maltratador
    Una joven, asediada por un maltratador - ABC

    De nuevo, la violencia sexista golpeó en mayo a Madrid, concretamente, a la población de Collado-Villalba. La mujer asesinada fue Valentina Chirac y solo tenía 38 años, cinco menos que su pareja, que derivó en su asesino. La amordazó primero, la maniató después y la asfixió hasta la muerte con una bolsa de plástico en la cabeza.

    En la Comunidad de Madrid, el Ministerio acreditó por el informe pericial y policial del caso, así como las autopsias de los cuerpos, ocho casos de violencia machista.

  28. A.B.T. confesó haber matado a Encarnación García Machado

    Agentes de la Guardia Civil, a las puertas del domicilio ubicado en Las Gabias, donde un hombre mató a su expareja con un arma de fuego
    Agentes de la Guardia Civil, a las puertas del domicilio ubicado en Las Gabias, donde un hombre mató a su expareja con un arma de fuego - EFE

    Las Gabias, municipio de Granada. Aquí tuvo lugar el pasado 13 de junio de 2017 el asesinato de Encarnación García Machado. Sus sueños se truncaron a los 55 años, cuando su expareja, A.B.T., de 51 años, con la que había tratado de rehacer su vida sin éxito, la asesinó disparándole varias veces con una escopeta. El criminal se fugó en su coche, pero después se entregó en comisaría, confesó los hechos, fue detenido y pasa sus horas en la cárcel.

    Encarnación falleció de madrugada. A las 4.30 horas se dio el aviso de que en la calle Bolivia de la población andaluza, adonde Encarnación y A.B.T. se habían mudado juntos hacía solo ocho meses. pero en ese ínterin de tiempo, la relación se fracturó. El asesino no tenía antecedentes ni existían denuncias previas por malos tratos que hubiera interpuesto su expareja.

    De este terrible suceso, queda otra víctima. El hijo de 24 años de la mujer asesinada, que lo vio todo. Asustado y con una enfermedad mental, lo «vio todo», reconoció ante la Guardia Civil y contó que el homicida llegó al domicilio «bastante bebido, que ambos discutieron y acabó pegándole un tiro en el pecho» a su madre.

  29. Francisco Rodríguez Torralbo matar a Encarnación Barrero Marín

    Las autoridades municipales de Sevilla guardan un minuto de silencio por la muerte de Encarni
    Las autoridades municipales de Sevilla guardan un minuto de silencio por la muerte de Encarni - JUAN FLORES

    Encarnación Barrero Marín, de solo 39 años, era barrendera y sabían sus allegados y en el trabajo que su ex, Francisco Rodríguez Torralbo, la mataría. Lo había contado en numerosas ocasiones, prueba de ello era que él tenía una orden de alejamiento por maltratos durante su relación sentimental. Francisco, mayor que ella, de 54 años, la mató por la espalda, delante de su hijo de 6 años, y tras huir, se entregó pasadas unas horas a la Policía.

    En el barrio sevillano de Palmete donde Encarni vivía con sus cuatro hijos y sus padres, todo el mundo se llevó las manos a la cabeza por el crimen, pero lo cierto es que Francisco había sido siempre una pesadilla para Encarni, como la conocían todos. El criminal había pasado 22 años en prisión por tráfico de drogas y maltrato.

    Según relató en su día uno de los cuatro hijos de la víctima, su padre había prometido acabar con ella y cumplió su palabra al salir de la cárcel, para volver a entrar tras el crimen. Le asestó nueve puñaladas.

  30. Hammou Abderrahamane no soportó que Fadwa Talssi rehiciese su vida

    Agentes de la Policía y personal de emergencias en Salou (Tarragona)
    Agentes de la Policía y personal de emergencias en Salou (Tarragona) - EFE

    Fadwa Talssi era una joven marroquí de rasgos dulces, de 29 años, heladera en el paseo de La Pineda (Tarragona). Había nacido en Nador pero se había criado en España y conseguido la nacionalidad española. Vivó cinco años en un piso junto a su exnovio en La Pineda. Tras siete años de relación, hacía cuatro meses que Fadwa se había mudado a Cambrils con su hermana melliza, tras romper por última vez con Hammou Abderrahamane, también marroquí y de 43 años.

    Cuando él descubrió que ella había comenzado a salir con otro chico, le pidió hablar con ella. Se metieron en el coche de él, y él la apuñaló hsata 40 veces. Dejó el cadáver de la joven camarera dentro de un coche en la carretera que une Salou y Cambrils. Según el juez del caso, hubo ensañamiento en el asesinato de Fadwa.

  31. Pedro Chillón Puentes se ahorcó tras matar a María del Carmen Garricondo Reche

    Efectivos de la Guardia Civil junto al domicilio de Huéscar (Granada)
    Efectivos de la Guardia Civil junto al domicilio de Huéscar (Granada) - EFE

    María del Carmen Garricondo Reche tenía 66 años y una historia de vida junto a Pedro Chillón Puentes, de 71, en Huéscar (Granada), la pequeña localidad de apenas 8.000 habitantes que les vio nacer y donde ambos regentaron donde buena parte de su matrimonio una charcutería en el mercado de abastos.

    Pero él la degolló a mediados de julio pasado dentro de su casa, esa que habían levantado con tanto esfuerzo y en la que ahora parecían disfrutar de su vida de jubilados. Según fuentes de la Guardia Civil, la asesinó con un hacha. En el sótano, un hijo de la pareja encontró a su padre ahorcado. El cuerpo de su madre yacía en el dormitorio, envuelto en sangre.

  32. El novio de Irina G. la golpeó y mató

    MIKEL PONCE

    Irina G., de nacionalidad rusa y 32 años, murió calcinada, en el incendio de la casa. Pero ese fuego no fue fortuito. Su novio fue detenido tras los hechos y la autopsia del cuerpo de Irina reveló que la mujer había muerto asesinada tras un manto de golpes. Podía estar inconsciente cuando se desató el fuego.

    El Grupo de Homicidios de Valencia se afanó en investigar las causas del incendio registrado el pasado julio en una vivienda de la calle Marqués de Zenete en Valencia. Después, arrestó al sujeto acusado de tres delitos: homicidio, tentativa de homicidio y daño.

    La pareja de la víctima se encontraba en compañía del hijo de su novia, un niño de 7 años, cuando fue localizado por la Policía. No trascendió la identidad del criminal machista.

  33. Francisco Pando degolló a María Raquel Castaño Fenoll

    El edificio en donde ocurrió el crimen, situado en el número 1 de la calle del Oeste de Getafe
    El edificio en donde ocurrió el crimen, situado en el número 1 de la calle del Oeste de Getafe - JOSÉ RAMÓN LADRA

    Lo contó en ABC María José Álvarez. Francisco Pando, de 71 años, telefoneó a la comisaría del municipio madrileño de Getafe y confesó que había asesinado a su mujer. Fue a las 5.10 horas del pasado 2 de agosto y de inmediato, tres vehículos policiales acudieron hasta el domicilio de la pareja, situado en el barrio de San Isidro de Getafe, para comprobarlo. El septuagenario no mentía y María Raquel Castaño Fenoll, de 63 años, estaba muerta en el piso 1º 1, sobre la cama del dormitorio. Había sido degollada y presentaba múltiples cuchilladas por todo el cuerpo, sobre todo, en un costado.

    El autor confeso tenía dos antecedentes por violencia de género sobre la fallecida. No le pusieron ninguna orden de alejamiento, ya que el caso fue archivado. Raquel retiró la acusación en una de las ocasiones.

  34. Andrés Hermes Oval asesinó a María Ana Belén García Pérez

    Cartel de una manifestación que se celebró en Santa Cruz de Tenerife contra la violencia de género
    Cartel de una manifestación que se celebró en Santa Cruz de Tenerife contra la violencia de género - ABC

    María Ana Belén García Pérez, de 38 años, fue asesinada en el barrio tinerfeño de Barranco Grande a causa de los golpes propinados por Andrés Hermes Oval, de 39, que fue detenido tras los hechos.

    No constaban denuncias previas por malos tratos y tampoco tenían hijos comunes. Pero Ana Belén compartía su vida con Andrés, que le arrebató en la casa que habían «okupado» hacía solo unos días. Según los testimonios de algunos vecinos, ambos eran politoxicómanos. La Policía investigó si estaban bajo los efectos de las drogas en el momento del crimen.

  35. Pedro Pérez, alias «El Pirri», disparó a Catalina Méndez García

    El lugar en el que apareció el vehículo con los dos cadáveres, en Totana (Murcia)
    El lugar en el que apareció el vehículo con los dos cadáveres, en Totana (Murcia) - JAVIER CARRIÓN (LA VERDAD DE MURCIA)

    A Catalina Méndez García la despidieron sus familiares y amigos en la pedanía lorquina de Cazalla, de donde era natural, aunque encontró la muerte en el polígono industrial El Saladar de la cercana Totana, en la Región de Murcia. La Policía encontró los cadáveres de Catalina y su expareja con heridas de arma de fuego dentro de un coche. No había antecedentes de agresiones o violencia, aunque según fuentes de la investigación, la mujer había pedido en julio pasado a la Guardia Civil que interviniera para que su exnovio dejara de llamarla con tanta insistencia, dijo, aunque dejó claro a los agentes del Instituto Armado que no quería denunciarle, ni siquiera por acoso.

    En esas llamadas, según publicó «La Verdad», el hombre insistía en volver con ella, pero la mujer dejó claro ante los agentes que su intención no pasaba por retomarl a relación de ningún tipo.

    Su expareja, Pedro Pérez O., alias «El Pirri», a punto de cumplir los 50 años, era originario de Mazarrón. Había mantenido una relación sentimental con Catalina, pero se había terminado hacía un tiempo. «Cati», como la llamaban sus amigos, era madre de tres hijos. «El Pirri» la disparó, primero, para luego suicidarse.

  36. Santiago Cámara acuchilló a María Sofía Tato Pajares

    El reguero machista nos lleva en agosto hasta Arroyo de la Luz. La población cacereña se sume en el duelo cuando se conoce que María Sofía Tato Pajares, de 42 años, ha sido acuchillada por su marido, Santiago Cámara Padilla, de la misma edad, que estuvo hospitalizado en el Hospital de San Pedro de Alcántara por heridas de arma blanca.

    9 y 12 años tenían en este momento sus dos hijas, que quedan huérfanas de madre y fueron testigos de lo que su padre le hizo a Sofía. «Mamá, no te mueras», escucharon los vecinos en el momento de los hechos.

    Sofía era vasca, natural de Villabona (Guipúzcoa), pero se había mudado 14 años antes a la población de su marido, donde él ejercía como albañil. No constaban tampoco en este caso denuncias previas por maltrato en el hogar.

  37. Adrián Sánchez Castro cosió a puñaladas a Rosa María Sánchez Pagán

    Familiares y amigos de Rosa María, junto al furgón de la funeraria que se llevó su cuerpo al Instituto Anatómico Forense. En la parte superior, Rosa; en la inferior, Adrián
    Familiares y amigos de Rosa María, junto al furgón de la funeraria que se llevó su cuerpo al Instituto Anatómico Forense. En la parte superior, Rosa; en la inferior, Adrián - ANGONIO GIL / LA VERDAD DE MURCIA

    Rosa María Sánchez Pagán, de 20 años, fue asesinada por su expareja, de solo 22 años. Fue la víctima más joven del pasado 2017 y era natural de Canteras (Murcia). Adrián Sánchez Castro había sido denunciado la misma mañana por su ex, la esperó, subió con una escalera al balcón de su casa, entró, se abalanzó sobre ella y la cosió a puñaladas. En el mismo domicilio Rosa vivía con su hermana pequeña y su madre.

    Rosa interpuso una denuncia por acoso una hora antes del crimen, porque según su versión, él la amenazba por teléfono y se negaba a aceptar la ruptura. Estaba cansada del acoso de aquel joven malagueño a quien había conocido a principios de 2016, y con el que mantuvo una relación durante menos de un año. Por eso, le denunció mientras él adquiría el cuchillo con el que la degolló.

    Rosa María había sido advertido por algunos amigos de que su ex rondaba por Cartagena y por eso, ella determinó ponerlo en conocimiento cuanto antes de los agentes. No fue suficiente.

  38. Eneko degolló a Noelia Noemí Godoy Benítez

    Noelia Noemí, paraguaya de 32 años, se había casado cuatro años atrás
    Noelia Noemí, paraguaya de 32 años, se había casado cuatro años atrás - IMAGEN EXTRAÍDA DE LAS REDES SOCIALES DE NOELIA

    Peluquera paraguaya, degollada por su marido. Es el triste recordatorio que aparece en internet de Noelia Noemí Godoy Benítez, de 32 años, que fue degollada por su marido Eneko, que después se lanzó por la ventana y murió. El hombre no tenía denuncias previas por violencia machista.

    Vivía en Sestao (Vizcaya), desde hacía 13 años. Aquí conoció a su marido, y se casó hace cuatro años. Sus dos pasiones eran los perros y el mudno del estilismo.

  39. El asesino de Felicidad Bruhm

    El portal del vecindario donde tuvo lugar el crimen
    El portal del vecindario donde tuvo lugar el crimen - ABC

    Felicidad Bruhm no acaparó tantos titulares un domingo 1 de octubre, porque en Barcelona, donde residía, había un referéndum político. Con 25 años la mató su marido de un tiro en el portal de su casa ubicada en el distrito de Sant Martí.

    Se supo después que eran alemanes venidos hace dos años. Ella, runner, huyó del asesino, pero no logró escapar a tiempo, y él las mató a las dos, a ella, y a su bebé de 15 meses, Sharita. De él no trascendió su identidad; nada más que tenía 33 años.

  40. Agustín Herrero Bedoya asestó un hachazo Ana Belén Jiménez Hurtado

    Manifestación contra la violencia de género
    Manifestación contra la violencia de género - VALERIO MERINO

    De Vitoria era natural Ana Belén Jiménez Hurtado y de la misma ciudad era su expareja, Agustín Herrero Bedoya, quien la asesinó con un hachazo. Con solo 44 años, Ana Belén era cuidadora infantil en un centro de preescolar y Primaria en la localidad alavesa de Lantarón.

    Ana Belén adoraba a los críos; era monitora del colegio y también cuidadora. Acompañaba a los pequeños de la zona en el autobús escolar, los vigilaba en el recreo, comía con las profesoras y volvía a casa por la tarde. Esa fue la primera voz de alarma aquel martes de octubre en que ya no regresó a la hora de comer.

    Según los testigos, se encontraba en trámites de separación de Agustín cuando su cuerpo apareció dentro de un Renault, envuelta en sangre en el asiento trasero y con un fortístimo golpe en la cabeza, en la próxima localidad de Miranda de Ebro (Burgos).

    Quien había dejado de ser su pareja fue detenido a las horas como el acusado del asesinato.

  41. Antonio enloqueció y mató a María Sánchez Coca

    Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de las pesquisas en el crimen de Rubí.
    Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de las pesquisas en el crimen de Rubí.

    María Sánchez Coca tenía 66 años hasta que su expareja, Antonio, también jubilado y de 73 años, se «desquició», según algunos vecinos que lo encontraron disparando con una escopeta de caza. María era vecina de Rubí (Barcelona) y a Antonio lo arrestaron en un municipio cercano, Cornellá. Ya había asesinado con su arma de fuego a su expareja, que había decidido ponerlo «de patitas en la calle», también en palabras de varios vecinos, hacía pocos meses.

    Él había enloquecido en los últimos meses y la relación se había hecho insostenible. A pesar de estar jubilada y de su edad, ella decidió acabar. Lo echó de casa tras cinco años de relación. Antonio no fue el marido de María con quien tuvo dos hijos, sino su relación posterior.

  42. René estranguló a María Pilar Rodríguez Ortellado

    ABC

    Tres personas vivían en el domicilio de María del Pilar Rodríguez Ortellado, de 38 años, en El Burjulú, Cuevas del Almanzora (Almería). Ella, su pareja René, también de 38 años, y la mujer mayor dependiente que cuidaba ella. Pero René estranguló en octubre a su pareja y luego se suicidó.

    María tenía una hija en común de 8 años con René, a quien le había pedido el divorcio hacía poco. Ella era paraguaya, él de Bolivia. Pero se conocieron en Almería.

    La tutela de la menor acabó en manos de la familia paterna.

  43. Sin identificar el hombre de 45 años que asesinó a Libilet Hernández Rodríguez

    Libilet, en playas de Arona (Tenerife)
    Libilet, en playas de Arona (Tenerife) - IMAGEN TOMADA DE SU FACEBOOK

    Detenido en Tenerife un hombre de 45 años como presunto autor del asesinato de su pareja. Este era el titular que rezaba tras el crimen de Libilet Hernández Rodríguez, de solo 28 años y residente en Arona (Tenerife) con su hija pequeña, de 6 años.

    Su pareja, de 45 años, fue detenida. Libilet era cubana y trabajaba de forma regular como camarera a la espera de poder homologar su título de Medicina, obtenido en su país natal.

  44. Imanol Castillo no sobrevivió a Jessica Bravo Cutillas, a la que disparó frente a su hijo

    Imanol con Jessica y la niña que él tenía de una relación antigua
    Imanol con Jessica y la niña que él tenía de una relación antigua - CEDIDA A ABC

    La historia de Jessica Bravo Cutillasy su luctuoso final removió la conciencia de todo el país. Imanol Castillo la disparó a las puertas del colegio de su hijo, de solo 4 años. Fue impactante el modo elegido para matarla, cómo lo hizo públicamente sin rubor, delante de otras madres, de otros padres, de otros niños, de los profesores... e impactó por la edad de Jessica, solo 28 años, y esa sonrisa suya que iluminaba toda la calle. Impactó también porque tras los cinco disparos descerrajados, Jessica entró en muerte cerebral. 24 horas después no pudo resistir más.

    Jessica murió en Elda (Alicante) tiroteada por un hombre que tenía cuatro antecedentes por violencia de género; orden de alejamiento; y condena. Imanol, de 31 años, era, según sus conocidos, «producto de gimnasio», obsesionado con el culturismo, posesivo, celoso y extremadadamente agresivo. Tras acribillar a balazos a su expareja, que tenía un juicio pendiente por una denuncia de amenazas, se quitó la vida. El asesino tenía una hija de 10 años de una relación anterior.

  45. Marcel viajó 1.500 km para acabar con Katharina

    Agentes de la Guardia Civil, ante la casa de Vinaròs donde se ha perpetrado el crimen
    Agentes de la Guardia Civil, ante la casa de Vinaròs donde se ha perpetrado el crimen - ATLAS

    La expareja de Katharina, Marcel, condujo armado con una escopeta dentro del coche más de 1.500 kilómetros. Armado, llegó a Vinaroz (Castellón), donde ella se encontraba desde hacía tres meses y la asesinó de un disparo tras conducir 20 horas seguidas. Lo tenía claro. Solo quería acabar con ella. Y después se despidió de la vida él mismo, con idéntica arma.

    Katharina tenía 35 años, había llegado a España huyendo precisamente de su ex, que se quedó en Alemania. Marcel, de 40 años, la mató en la localidad castellonense donde ella estaba rehaciendo su vida.

    Eran las 7.20 horas cuando Katharina murió tras el disparo efectuado desde la cancela de la puerta de su vivienda. Una casa adosada a la de sus padres, en la calle Canya de la localidad, que utilizaba como segunda residencia, según fuentes de la Delegación del Gobierno. 90 días había tardado Marcel en dar con su nuevo paradero, donde Katharina se había refugiado con sus progenitores. Ellos mismos tuvieron que llamar al 112, y ya nadie pudo hacer nada por su vida.

  46. Iosif mató a Maricica Gheorghiu

    Guardia Civil, ante la vivienda de Guadassuar
    Guardia Civil, ante la vivienda de Guadassuar - IRENE MARSILLA (LAS PROVINCIAS)

    Maricica Gherorghiu tenía 53 años y la causa de su muerte no habrían sido solo los golpes que le asestó su marido, Iosif L. de 40 años, sino que el fallecimiento se habría debido a una parada cardiorrespiratoria producida tras haber padecido el maltrato. Falleció de un infarto en el hospital. Eso sí, la paliza anterior fue «brutal».

    La agresión tuvo lugar en la localidad valenciana de Guadassuar al finalizar el mes de noviembre. Los dos eran de nacionalidad rumana y llevaban 10 años empadronados en el municipio de la provincia de Valencia, confirmó el Consistorio local. Además, no constaban denuncias por maltrato ni tampoco orden de alejamiento, según fuentes de la investigación.

  47. Víctor Llorens murió junto a su asesinada, Andrea Carballo, al estallar su vehículo contra una gasolinera

    La policía determinó que Andrea Carballo murió en el automóvil que Víctor Llorens estampó contra un surtidor de gasolina
    La policía determinó que Andrea Carballo murió en el automóvil que Víctor Llorens estampó contra un surtidor de gasolina - IMÁGENES DE FACEBOOK

    Andrea Carballo, 20 años, no entró en las estadísticas de asesinadas por violencia de género hasta el año 2018. Sin embargo, fue asesinada el pasado 23 de diciembre, pero en unas circunstancias tan complejas que hasta que no se resolvió el caso pericial, el Gobierno no confirmó su homicidio. Su ex la estrelló con el coche contra una gasolinera en la localidad castellonense de Benicassim y ambos murieron en el acto. Lo que parecía un accidente de tráfico resultó ser sed de venganza de Víctor Llorens, que no había encajado la ruptura.

    La Policía Nacional investigaba desde el principio el accidente como un presunto caso de violencia de género, ya que la chica había denunciado a su expareja, de 28 años, días antes de los hechos y él, que también murió en la colisión, tenía la prohibición de acercarse a ella.

    El perfil del homicida, Víctor Llorens, que también murió en el acto
    El perfil del homicida, Víctor Llorens, que también murió en el acto - FACEBOOK

    Su exnovio la agarraron del pelo por la calle y la introdujo en el coche que acabó empotrándose contra una estación de servicio de la N-340 y calcinado en el incendio posterior que se originó.

    Víctor Llorens, de 29 años, es su asesino.

  48. Kenia, asesinada por Carlos

    Un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género
    Un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género - EFE

    En Sant Adrià del Besós (Barcelona) residía Kenia, la penúltima mujer asesinada en 2017 por su pareja, Carlos, detenido tras ingerir una gran cantidad de medicamentos con la intención de quitarse la vida.

    Ambos vivían en el humilde barrio de la Mina. Algunos vecinos vieron a Carlos aquella noche cargar un gran saco y horas después, los Mossos localizaron el cuerpo de Kenia sin vida a solo 100 metros de donde vivía el presunto homicida, junto a unas vías del tren. Una vez fue arestado se conoció que Kenia lo denunció dos veces, pero decidió no continuar con el proceso y no se adoptó ninguna medida de protección.

    Kenia murió, apuñalada, a su corta edad de 30 años. La mató a pesar de tener esas dos denuncias.

  49. Jesús mató a Arancha delante de sus tres hijos pequeños

    Azuqueca de Henares (Guadalajara) se tiñó de luto
    Azuqueca de Henares (Guadalajara) se tiñó de luto - EFE

    Arancha era empleada de la gasolinera de Azuqueca de Henares (Guadalajara). Fue asesinada por su marido, que era empleado de seguridad y todos le conocían por ser un «cachas» de gimnasio, delante de sus tres hijos pequeños.

    En torno a las 7.30 horas, su marido, Jesús, le asestó un corte en el cuello y después intentaba suicidarse delante de los dos hijos menores de ella (de un matrimonio anterior), un chico de 12 años y una chica de 9, así como del bebé de año y medio que tenían en común.

    Fue el mayor de sus hijos quien subió a casa de los vecinos dando la voz de alarma. Para cuando llegaron los servicios de emergencias, alertados por la vecina, constataron la muerte de la mujer. Jesús, de 40 años, presentaba heridas en cuello y tórax y era trasladado al Hospital Universitario de Guadalajara. Él sobrevivió.