Devastadores efectos de la gota fría en las Islas Baleares - ABC

Gota fríaMurcia, Alicante y Almería encaran con riesgo extremo las peores 24 horas de la gota fría

Están en riesgo hasta el viernes a las 6 de la mañana. También puede haber granizo, tornados o mangas marinas

DANA: sigue las inundaciones de la gota fría en directo

MadridActualizado:

Si este miércoles la gota fría azotaba Baleares, Castellón y Valencia, hoy jueves el tiempo se va a convertir en un «cóctel explosivo» de lluvias intensas, viento y oleaje, con posibilidad granizo, tornados o mangas marinas en Almería, Murcia, Alicante y el sur de Valencia, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En estas zonas, está activado ya el aviso rojo (riesgo extremo).

Los peores pronósticos de esta gota fría comenzaban esta madrugada del miércoles al jueves, y se mantendrán al menos hasta el viernes, hasta las 6 horas. Los riesgos son múltiples. Por un lado, en el sur de Valencia y en amplias zonas de Alicante, de Murcia y de Almería, se prevén con alta probabilidad chubascos y tormentas muy fuertes, incluso localmente torrenciales. «El aviso para el sur de Alicante es de 90 litros por metro cuadrado en una hora», advierte el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo. Y en Murcia, el aviso es de 70 litros por metro cuadrado. Unas cifras que tienen «una probabilidad alta de que se superen». El antecedente más reciente, el de las lluvias torrenciales que derivaron en una riada en Arganda del Rey (Madrid), fueron de 46 litros por metro cuadrado en una hora.

Al riesgo de las lluvias torrenciales se añade que la lluvia también puede ser persistente en las mismas zonas, con acumulaciones superiores a los 200 litros por metro cuadrado a lo largo de 12 horas. «Va a llover con mucha intensidad en varias horas», incide Del Campo. Tanto, que es posible que llegue a caer poco menos de lo que llueve en Murcia en todo el año. «Pueden acabar con problemas».

El viento tampoco va a favorecer la situación. En los momentos de tormenta puede alcanzar rachas muy fuertes, de hasta 100 km/h. «Es un meteoro con el que hay que ser precavido», dice Del Campo, que también destaca su influencia en el mar: olas de hasta cuatro metros en el litoral sur de Valencia.

¿Un ciclón mediterráneo?

Lo que parece que en principio no habrá, según las previsiones de la Aemet, es un «Medicane», un ciclón mediterráneo, que poco tiene que ver con los huracanes atlánticos. «El nombre es llamativo, pero es un ciclón, una denominación genérica para un sistema de bajas presiones que se forma en el Mediterráneo con algunos rasgos comunes con los huracanes, pero tiene poco que ver con ellos», explica Del Campo.

Los «Medicanes» son depresiones marítimas muy intensas y acompañadas de fuertes vientos; de pequeño tamaño, simétricas y con un núcleo cálido profundo, y se caracterizan por bandas nubosas que se organizan en espiral alrededor de un «ojo» central libre de nubes. «Son una estructura mesoescalar y el área que abarca no es muy grande, así que es complicado de predecir», explica el portavoz.

En este caso la alarma ha saltado porque la gota fría o DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) tiene un reflejo en superficie con «un giro ciclónico», explica Del Campo. «El martes algunos modelos daban la posibilidad de que tuviera las características de un "Medicane", pero a priori no parece que sea así», concluye.