Hay que evitar sacar a pasear a un animal durante las horas de más calor EFE

Esto es lo que debes saber durante la ola de calor si tienes perros o gatos

Los animales con más posibilidades de sufrir un golpe de calor son los cachorros y los más mayores

Actualizado:

Con la ola de calor que está azotando España en estos momentos, y la alerta roja que sufren varias ciudades al ver como las temperaturas ascienden a más de cuarenta grados, es necesario tomar precauciones que garanticen el bienestar social. Pero los seres humanos no son los únicos propensos a sufrir un golpe de calor, los animales como los perros o gatos también se pueden ver afectados por las consecuencias que trae la subida de los termómetros. Sufren de mayor posibilidad los cachorros y los más mayores.

Hasta el próximo cinco de agosto, que se pondrá fin a esta ola de calor, se debe evitar que un animal se exponga a altas temperaturas durante un largo proceso de tiempo. En varias ocasiones se han visto dueños que dejaban a sus perros dentro del coche mientras hacian la compra, y eso es inadecuado para la salud de su animal que podría no soportar los grados que hay en un coche cuando se mantiene cerrado. Puede desembocar en hipertermia, un aumento considerable de su temperatura corporal. Los casos más extremos pueden causar sangrados o incluso la muerte.

La media de temperatura media de un perro son 39 grados, que asciende a 42 cuando sufren un golpe de calor. La diferencia principal entre estos animales y los gatos, con los seres humanos, es que al no expulsar el sudor por la piel, regulan mucho peor la temperatura corporal.

Si tu animal sufre un golpe de calor, lo más eficaz es llevarlo hacia un lugar más fresco, darle agua y mojarle la cabeza, cuello y patas con agua helada. Cuando se sienta mejor es necesario acudir al veterinario. Algunos consejos para intentar evitar llegar a ese extremo, es que el animal tenga siempre agua fresca a su disposición, que no salga a pasear cuando las temperaturas son demasiado altas, y si su cobijo está en el jardín, asegurarse que tiene un lugar en la sombra. También es importante «eliminar los pelos muertos, que bloquean la salida del sudor».