En los libros de Historia se presenta a España como un Estado plurinacional. | Vídeo: La mentira del Estado catalán - ABC
Independencia Cataluña

Así se adoctrina a los cachorros nacionalistas catalanes

Los libros de Historia de Cataluña esconden la palabra España, presentan a la «monarquía hispánica» como algo malo y a la UE como un «fracaso»

MadridActualizado:

Las imágenes de adolescentes catalanes insultando a España y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que se están viendo en Cataluña no extraña con la política de adoctrinamiento ideológico, que se refleja en el informe de AMES. Una política que se puso en marcha en los años 90, y que ha generado un rechazo a todo lo español en esta Comunidad.

Casi veinte años en que, a través de los centros escolares y del control y la tergiversación de los contenidos de los libros de texto, sobre todo de Geografía e Historia, se ha inoculado en estos jóvenes un virus letal a favor de la independencia y en contra de la unidad del país. Alumnos a los que se les hurta la palabra «España» de los libros y se la sustituye por «imperio hispánico»; se les presenta a la «monarquía hispánica» como una institución mala o a la Unión Europea como un «proyecto fracasado en los político y económico».

A ello hay que añadir la desidia de los responsables políticos, que no han sido capaces de frenar una manipulación de la historia de España, que venía siendo denunciada, entre otros, por el sindicato AMES (Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria).

Cansados de no ser escuchados, los dirigentes de este sindicato, que representa a unos 300 profesores, en su mayoría de escuelas públicas, decidieron sacar a la luz los « planteamientos ideológicos partidistas» de estos libros, que incumplen incluso el «modelo constitucional».

«No se improvisa»

Sus primeras conclusiones fueron fruto de un análisis exhaustivo de 14 libros de «Conocimiento del medio» de 50 y 60 de Primaria, que dio origen a un informe en el que se ponía de manifiesto la manipulación de la Historia de España para hacer ver a los niños que Cataluña siempre fue una nación, con críticas a la Monarquía y a la configuración del Estado.

Tras la constatación documental de sus sospechas, decidieron ampliar su estudio a los libros de 2º, 3º y 4º de ESO, los que utilizan los alumnos de entre 13 y 16 años. Los trabajos de este segundo informe comenzaron en julio y esperan poder presentarlo a final de octubre. En un adelanto de este documento, al que ha tenido acceso ABC, se denuncia cómo en los libros hay una «casi total desaparición del nombre de España», presenta a este país como un Estado «plurinacional», entre otras cuestiones.

El presidente de este sindicato, Antonio Jimeno, asegura que «lo que estamos viendo ahora en las plazas y en las calles de Cataluña no se improvisa en dos o tres años. Ya sabíamos que desde el año 90, Cataluña se había planteado separarse emocionalmente de España, atacando a su lengua, su cultura y sus instituciones». Un elemento fundamental es el «desconocimiento que los alumnos tienen del castellano y de la literatura. No saben quién es el Quijote».

Independencia

Del avance de este estudio, se comprueba que de las 114 páginas que dedica a la historia uno de los libros, solo 28 son de España, un 7,7 por ciento, el resto se centra en en la historia de Europa, la evolución de las ideas, la arquitectura, la escultura y la pintura.

Hay una «casi total desaparición del nombre de España», y lo sustituyen por «imperio hispánico» y «monarquía hispánica», además, en los mapas, en vez de poner España, se indican los nombres de los reinos «que se unieron para constituirla, como Castilla y la Corona de Aragón». Con tal de no poner el nombre de España repiten «monarquía hispánica» hasta cinco veces seguidas en «nueve medias líneas». Igualmente, en lugar de hablar de los Reyes de España, se escribe «monarcas hispánicos» y se presenta a la monarquía «como mala».

Transmiten la idea de que «el deseo de independizarse es muy frecuente», mostrando mapas de Europa coloreando regiones donde hay un porcentaje de personas que desean la autodeterminación, «sin indicar que en muchas de ellas el porcentaje es muy pequeño». Además, junto a Cataluña, «también señalan la Comunidad Valenciana y las Baleares, para generar la idea de que todos los países catalanes quieren independizarse».

Los niños estudian en los colegios la idea del estado español como un modelo «plurinacional», con el objetivo de que aprendan que «España no es una nación, sino un conjunto de naciones». Y respecto a la organización territorial, «no se cita el nombre de las cuatro provincias, que es la organización de España, comentando que hasta que «el Parlamento de Cataluña no legisle, se organizan en comarcas».

«Fracasada UE»

De la UE se habla como una entidad que «ha fracasado en lo político y en lo económico», recordando que no ha reconocido a Kosovo, que se declaró unilateralmente independiente en 2008. Incluso llega a decir que es una «entidad con problemas muy serios» y que «para superar la crisis es mejor salir de la UE».

Cuando se refieren al bandolerismo, lo justifica, y «no se alaba la lucha del ejército contra él, sino que se considera que la presencia del ejército en Cataluña es un problema grave». A los alumnos se les propone comentar un texto «sobre lo mal que se comportaban los soldados hispánicos que fueron a Cataluña a defender sus fronteras ante los franceses».