El uso de cigarrillos demora la fertilidad
El uso de cigarrillos demora la fertilidad

Vapear también puede dañar la fertilidad en mujeres jóvenes

Un estudio en ratones encuentra que el uso de cigarrillos electrónicos durante el embarazo perjudica la salud metabólica de la descendencia

MadridActualizado:

El uso de cigarrillos electrónicos puede afectar los resultados de fertilidad y embarazo, según un estudio en ratones publicado en el «Journal of the Endocrine Society». Muchas mujeres jóvenes y embarazadas consumen cigarrillos electrónicos como una alternativa más segura al tabaquismo, pero se sabe poco sobre los efectos sobre la fertilidad y los resultados futuros sobre el embarazo.

El consumo de cigarrillos electrónicos está aumentando entre los jóvenes. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en EE.UU., el número de estudiantes de secundaria y preparatoria que usan cigarrillos electrónicos aumentó de 2,1 millones en 2017 a 3,6 millones en 2018.

El uso de cigarrillos electrónicos antes de la concepción retrasaba la implantación de un embrión fertilizado en el útero, lo que demoró y redujo la fertilidad en ratones

En España, según los resultados provisionales de la encuesta EDADES 2018/2019 aportados por la delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí, alrededor de uno de cada dos jóvenes españoles de entre 14 y 18 años ha probado en alguna ocasión los cigarrillos electrónicos. De hecho, tal y como ha recordado la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, se ha comprobado que muchos de los jóvenes que los utilizan no fumaban antes, por lo que son una «puerta de entrada» al consumo de tabaco, sustancia vinculada a 50.000 muertes anuales en España.

K. Caron
K. Caron

Los resultados de este nuevo trabajo añaden un nuevo posible riesgo al consumo de estos dispositivos. «Descubrimos que el uso de cigarrillos electrónicos antes de la concepción retrasaba la implantación de un embrión fertilizado en el útero, lo que retrasó y demoró la fertilidad en ratones», señala la autora del estudio, Kathleen Caron, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Carolina del Norte. (EE.UU.) «También descubrimos que el uso de cigarrillos electrónicos durante el embarazo cambió la salud a largo plazo y el metabolismo de la descendencia femenina, lo que supone efectos de segunda generación para toda la vida en el feto en crecimiento».

Alrededor de uno de cada dos jóvenes españoles de entre 14 y 18 años ha probado en alguna ocasión los cigarrillos electrónicos

En este estudio, los investigadores utilizaron un modelo de ratón para examinar si la exposición al cigarrillo electrónico perjudicaba la fertilidad y la salud de la descendencia. Después de la exposición al vapor del cigarrillo electrónico, las hembras mostraron una disminución de la implantación de embriones y un retraso significativo en el inicio del embarazo con la primera camada. Las crías hembras expuestas a los cigarrillos electrónicos en el útero tampoco lograron ganar tanto peso como los ratones de control en la marca de 8.5 meses.

«Estos hallazgos son importantes porque cambian nuestros puntos de vista sobre la seguridad percibida de los cigarrillos electrónicos como alternativas a los cigarrillos tradicionales antes y durante el embarazo», afirma Caron.

Hay evidencias científicas a corto plazo de que los efectos a los 5 minutos de fumar un cigarro electrónico son similares a los del humo del tabaco y de que pueden producir cambios permanentes en la función pulmonar

Precisamente, durante la presentación de la primera campaña realizada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para alertar sobre los riesgos que conlleva el uso de los nuevos productos de tabaco como, por ejemplo, los cigarrillos electrónicos, los dispositivos de calentamiento de tabaco, las pipas de agua o los vapeadores, la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, ha avisado de que tanto el tabaco calentado o los cigarrillos electrónicos provocan los mismos riesgos atribuibles al tabaco y, en concreto y en muchos casos, a la nicotina. «Ya hay evidencias científicas a corto plazo de que los efectos a los 5 minutos de fumar un cigarro electrónico son similares a los del humo del tabaco y de que pueden producir cambios permanentes en la función pulmonar».