Este es el efecto secundario desconocido de tomar paracetamol

El paracetamol limita la empatía que una persona tiene hacia los demás mientras la toma, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ohio (Estados Unidos)

MADRIDActualizado:

El paracetamol limita la empatía que una persona tiene hacia los demás mientras la toma, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ohio (Estados Unidos).

En la investigación, titulada «¿Un analgésico social? El paracetamol reduce la empatía positiva» y dirigida por el profesor asistente Dominik Mischkowski, 114 participantes recibieron 1.000 miligramos de paracetamol o un placebo inerte. El experimento se realizó a doble ciego: ni los coordinadores del estudio ni los participantes sabían si se les estaba administrando paracetamol o el placebo.

Después de una hora, los participantes observaron cuatro escenarios que describen a dos hombres y mujeres que tuvieron una experiencia positiva. Mientras observaban cada escenario, los participantes calificaron cuánto de positivos sentían los escenarios, cuánto placer pensaban que experimentaban las personas que aparecían en cada escenario, cuánto placer experimentaban los propios participantes ante estos escenarios y cuánta empatía tenían por las personas que aparecían en ellos.

El estudio encontró que, si bien el paracetamol reduce el placer personal y los sentimientos empáticos, no tiene ningún efecto sobre las percepciones del placer y la positividad. «Todavía me llaman la atención los sorprendentes efectos psicológicos de un analgésico tan común como el paracetamol -reconoce Mischkowski-. Sin embargo, según investigaciones anteriores, esperamos que el paracetamol no solo reduzca la empatía por el dolor, sino también por el placer. Es bueno que haya salido de esa manera».

Cuándo tomar paracetamol y cuándo ibuprofeno

El paracetamol es un medicamento que, si bien es muy utilizado por la población española, suscita mucha confusión porque se suele reemplazar por el ibuprofeno, ya que ambos son analgésicos y antipirético. Sin embargo, no valen para lo mismo.

El paracetamol se utiliza para calmar los dolores leves, como dolores de muelas, cabeza, menstruación... Además, ayuda a bajar la fiebre y no daña el estómago, pero es importante saber que no está recomendado para personas con problemas hepáticos, ya que su consumo repetido puede dañar el hígado. Tampoco está indicado para personas con alergias o sensibilidad a determinados componentes de este fármaco. No obstante, en caso de embarazo, es el único fármaco que se puede tomar con total seguridad, según explican los especialistas de mediQuo. El ibuprofeno también es analgésico y antipirético, pero, a diferencia del paracetamol, este también es antiinflamatorio.

Por tanto, su uso es aplicable para dolores que impliquen inflamación, como lo son las torceduras, esguinces, dolores de garganta, musculares, enfermedades como artritis reumatoide, artrosis o gota. En este caso, si el dolor es un simple dolor de cabeza, los especialistas de mediQuo recomiendan optar por el paracetamol, ya que el ibuprofeno puede resultar dañino para la mucosa gástrica. El ibuprofeno no está indicado para personas con problemas de hígado, de estómago, que hayan tenido alguna úlcera o hemorragia y está totalmente prohibido durante el embarazo, a excepción del periodo de lactancia, donde sí estaría recomendado al igual que el paracetamol.