ES NOTICIA EN ABC

MasterChef Samira, nueva expulsada de «MasterChef», que ya tiene a sus semifinalistas

La barcelonesa se convierte en la 11ª concursante eliminada del «talent-show» culinario de La 1 y se queda a las puertas de la fase final

Masterchef: las lágrimas de Valentín tras su fuerte bronca

Samira, tras ser expulsada de «MasterChef»
Samira, tras ser expulsada de «MasterChef» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La 1 de RTVE acogió este martes la undécima noche de la séptima edición de «MasterChef», que buscaba al 11º concursante eliminado del «talent-show» culinario de referencia en la televisión. En la velada, la previa a la semifinal del concurso, se enfrentaron así los seis aspirantes que todavía quedan en el concurso: Aleix, Aitana, Carlos, Teresa, Valentín y Samira.

Los dos últimos, precisamente, hicieron historia la pasada semana cuando, por primera vez desde que arrancó el programa en todas sus vertientes, el jurado de «MasterChef», comandado por Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez, decidió no expulsar a ninguno de los dos, a pesar de que ambos se midieron en última instancia en la prueba de eliminación. «Vuestros platos están para que los dos os quedéis», comentó Jordi, antes de proclamar una decisión sin precedentes en el formato.

Este martes, los concursantes iniciaron la velada con una gran sorpresa, pues los jueces les anunciaron que podrían recrear sus «postres favoritos» con ayuda de sus familiares. Así, Aleix estuvo asesorado por su madre; Teresa, Samira y Aitana, por sus respectivos maridos; Carlos por su mujer; y Valentín por su abuela. «La quiero muchísimo», afirmó el último, emocionado.

La mejor de la prueba fue Teresa, que además de la capitanía del Equipo Rojo en la prueba de eliminación también se ganó comenzar a trabajar como repostera en el restaurante AbaC de Barcelona, propiedad de Jordi Cruz. El segundo mejor plato fue el de Valentín, que comandó el Equipo Azul en la prueba de exteriores. Junto a él, cocinaron sus dos mejores amigos de la edición, Aitana y Aleix; mientras que con Teresa lo hicieron Carlos y Samira.

Tensión en exteriores

En la citada ronda, los concursantes acudieron a la Clínica Dermatológica Internacional de Madrid, «el único hospital de la piel» de España, como comentó Pepe Rodríguez. En él, guisaron un menú «dermosaludable», que estuvo supervisado por el doctor Ricardo Ruiz. El resultado, sin embargo, no fue igual para ambos equipos. Mientras que el combinado azul supo salir al paso, a Carlos, Samira y Teresa les costó mucho más. La tensión entre los dos primeros se hizo insoportable y el equipo no pudo siquiera terminar su cocinado, por lo que los tres fueron enviados a la prueba de eliminación.

«Tenéis que sentiros muy orgullosos de haber llegado hasta aquí», les dijo Samantha antes de que comenzase la ronda. En ella, los aspirantes tuvieron que hacer frente a una prueba de lo más original, en la que tuvieron que enfrentarse a una ruleta con treinta campanas diferentes e identificar los ingredientes ocultos en cada una de ella a través del olfato. Tras ello, y asesorados por Elena Arzak, chef con tres Estrellas Michelin, solo podían utilizar los alimentos que hubieran logrado conocer. La que mejor entendió la prueba fue Teresa, que se salvó de la quema tras el veredicto del jurado.

La decisión, así las cosas, quedaba entre Samira y Carlos. «Ninguno de los dos habéis estado a la altura de Teresa, aunque nos ha sorprendido para bien vuestra manera de emplatar», comentó Pepe, antes de anunciar a Samira como la nueva expulsada de la edición. La joven, en ese instante, rompió a llorar. «Me da mucha pena, aunque estoy muy orgullosa de lo que he hecho», comentó, antes de pronosticar el que para ella será el próximo ganador del concurso. «Yo voy con Aitana, pero también me gustaría que ganasen Aleix y Valentín», afirmó la barcelonesa, antes de lanzar un último dardo contra Carlos y su actitud. «En la cocina se defiende bien, pero tiene que haber un equilibrio con otras cosas».