ES NOTICIA EN ABC

MasterChef7 Valentín, de «MasterChef»: «Parece que no podemos llevar la bandera de España y la gay juntas porque a Cogam no le gusta»

El concursante del «talent show» culinario se pronunció acerca de la polémica que envuelve a Ciudadanos en una entrevista con Jiménez Losantos

Masterchef: las lágrimas de Valentín tras su fuerte bronca

Valentín, durante una prueba de «MasterChef» - RTVE / Vídeo: Decisión inédita en «MasterChef», que no expulsa a nadie «por primera vez» en la historia del programa
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Solo quedan seis aspirantes que optan a ganar «MasterChef», el «talent show» culinario de referencia de la televisión española. Uno de ellos es Valentín Garal, un empresario madrileño de 30 años que sueña con llevarse el triunfo en el programa de La 1 de RTVE, para lo que deberá imponerse a Aleix, Samira, Aitana, Teresa y Carlos.

Desde su entrada en el concurso, Valentín siempre ha querido romper con los estereotipos. En «MasterChef» ha asegurado ser «gay y votante de Ciudadanos» y además, no ha ocultado su pasión por la religión católica. De hecho, es creyente, practicante y suele ir los domingos a misa.

Más allá de ello, el aspirante siempre se ha declarado seguidor del periodista y escritor español Federico Jiménez Losantos. Por ello, fue invitado hace unos días a «Es la mañana de Federico», el programa que el periodista presenta en EsRadio. En ella, hizo balance de su paso por el concurso y fue tan claro como acostumbra. «Siempre he intentado ser yo mismo y no tener complejos. También en “MasterChef”, desde que hice el cásting», aseveró en el programa.

Tras ello, Valentín habló acerca de la convivencia con sus compañeros en el concurso y desveló lo que gran parte de la audiencia del programa ya sabía. «Con los que mejor me llevo es con Aleix y Aitana. Son mis niños, mis hermanos. ¡Y eso que no daba un duro por ello al principio!», explicó. También se refirió a Carlos, el concursante más polémico de la edición y con el que Valentín ha tenido más de un roce. Aunque una vez que las cámaras dejan de grabar, la tensión se rebaja. «Carlos es muy competitivo y yo soy un miura. Y en el momento en que me pica, yo salto y eso lo aprovecha. Pero nos llevamos muy bien. Nos vamos a cenar y todo», enfatizó, entre risas.

El joven desveló así mismo varios entresijos de su día a día en «MasterChef» y dejó una crítica para la reflexión, en alusión a la polémica que envuelve en las últimas fechas a Ciudadanos. «Lo primero que hice cuando llegué a la habitación fue colgar en la pared la bandera de España y la bandera arcoiris, la gay. Ahora, parece que no las podemos llevar juntas porque a Cogam (el colectivo LGTB+ de Madrid) creo que no le gusta y nos van a decir lo que tenemos que llevar», aseveró el aspirante en «Es la mañana de Federico».