ES NOTICIA EN ABC

El Hormiguero El secreto de Romeo Santos para no ser reconocido en las discotecas: «Echo de menos el anonimato»

El cantante habló con Pablo Motos sobre su último disco, «Utopía», y sobre la gira que acaba de comenzar

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes en «El Hormiguero» contaron con la presencia del rey de la bachata, el cantante Romeo Santos. El músico presentó su último álbum «Utopía», convertido en todo un éxito de ventas, tanto en España, como en Estados Unidos y Puerto Rico. Entre su larga lista de reconocimientos, Santos ha recibido diecisiete Premios Billboard Latin Music, tres Billboard Music, dos Latin American Music y un Premio MTV.

«Mil gracias por el apoyo a todos los romeristas», dijo nada más sentarse, «hemos llegado con el nuevo disco al número uno en varios países». Sobre la gira que acaba de empezar, dijo estar «muy tranquilo, porque ya hemos empezado vendiendo 40.000 entradas».

«¿Y qué quieres contarle a la gente con este disco titulado "Utopía"?», le preguntó Motos. Santos respondió que se trata de un disco en el que «colaboro con todos los pioneros de la bachata tradicional y es el mundo ideal de este servidor: todo fluye, hay armonía y unión entre los colegas». Añadió que su intención era que en este disco «la bachata sea conocida pero no en mi estilo, con una esencia más urbana, sino esa bachata rompevenas, como decimos en República Dominicana. Una bachata de despecho y mucho sentimiento».

Motos le recordó al invitado que llevaba ya 22 años en lo más alto de la música. «Es mucho tiempo», reconoció abrumado, «yo empecé muy chamaquito, en el coro de la iglesia con mi primo». Cambiando radicalmente de tema, el presentador puso en pantalla la foto del disfraz de Romeo Santos para Halloween, en la que era imposible reconocerle.

«Es una tradición mía en Halloween», contó el músico, «aprovecho y salgo como un desconocido. Me pongo en la cara cosas para que sea difícil reconocerme y me meto en los clubs latinos para bailar bachata, reggaeton y de todo». Y el presentador, intrigado, quiso saber qué hacía cuando ponían en la discoteca una canción suya: «Ahí es cuando más disfruto mi música, cuando estoy en esos clubs en secreto». «Entonces, ¿echas de menos ser anónimo?», continuó Motos. «Claro, por eso hago esas cosas», reconoció Santos.

La entrevista propiamente dicha fue corta, y pronto pasaron a los retos y a la parte más lúdica. Motos le propuso al invitado que eligiese a dos personas del público para cantar junto a él su última canción. Dos chicas jóvenes salieron encantadas al escenario para cantar y bailar junto a su ídolo.