ES NOTICIA EN ABC

El Hormiguero Pablo Motos y Resines le mandan un recado a David Broncano: «¡Te sudan las manos!»

El actor visitó «El Hormiguero» para hablar sobre «Historias de nuestro cine», el documental que dirige junto a su mujer

Las alusiones y bromas hacia David Broncano, presentador de «La Resistencia», no cesaron a lo largo del programa

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este lunes «El Hormiguero» arrancó al semana con la visita del actor Antonio Resines, que se pasó por el plató de Antena 3 para presentar «Historias de nuestro cine», el documental que codirige junto a su mujer Ana Pérez-Lorente. Su estreno está previsto para el próximo mes de septiembre y con él se pretende dar a conocer la historia del cine español desde una perspectiva personal. Resines está inmerso, además, en el rodaje de la película «Orígenes secretos», que dirige David Galán Galindo.

Resines, ya todo un veterano en «El Hormiguero», se sentó a la mesa derrochando su habitual simpatía. Nada más sentarse le explicó a Pablo Motos qué significaban las dos chapas que llevaba en la chaqueta, y ambas eran de organizaciones humanitarias que ayudan a niños inmigrantes. Ya para entrar en harina, Motos le pidió que hablase sobre el documental que se trae entre manos: «Es un documental impresionantes. Pero tenemos un problema, y es que hay tantas horas grabadas que ahora cortar va a ser un problema gravísimo. Va a haber gente que se va a enfadar».

Según Resines, el documental revela algunas de las anécdotas secretas del cine español en los últimos cuarenta años. A modo de ejemplo, le contó a Motos cómo Loles León empezó a trabajar con Almodóvar a base de insistir llamando por teléfono hasta acabar plantándose un día en su productora: «Llegó a la oficina y se puso a hablar con Agustín, que es el hermano de Almodóvar, pero consiguió igualmente que le dieran un papel en "Mujeres al borde de un ataque de nervios"».

En resumen, sentenció el actor, «contamos la historia de nuestro cine hablando entre amigos, y salen cosas asombrosas». Quiso compartir con el presentador una de las anécdotas más divertidas de las que se cuentan en el documental: cuando le dijeron que tenía que besarse con Ana Belén en el rodaje de «Sé infiel y no mires con quién». «Era la tía a la que todo el mundo le hubiese encantado tener de novia», recordó Resines entre risas, «cuando el beso yo tenía las orejas muy rojos, y Fernando Trueba montó una escena en la que se me veía la oreja derecha incandescente».

Cuando ya llevaban un rato de charla, Resines le preguntó a Motos si tenía algún fragmento del documental para ponerlo. El presentador respondió con sorna, lanzándole una pulla a David Broncano: «Tengo un adelanto, que esto no es como "La Resistencia". Ya sabes que dicen que tú eres el amigo de Broncano». Resines, que no se esperaba esa salida, respondió burlón que era «indignante, acojonante ¿Quién es Broncano?». Motos volvió a aprovechar la coyuntura para meterse con el cómico: «Al que le sudan las manos».

El público, alborozado, aplaudió al presentador y Resines intentaba cambiar de tema. Entonces, Pablo Motos le propuso a su invitado, y también al público, que gritasen todos a coro «¡David Broncano te sudan las manos!». Con la boca pequeña, Resines lo dijo y luego se dirigió a la cámara: «David, esto son cosas de Pablo, que es muy infantil». Motos siguió con el juego y aseguró que, antes del programa, Resines le había pedido que dijese eso «porque seguro que a Broncano le va a joder». El invitado negó que eso fuera cierto, pero enseguida cambiaron de tema y no llegó a saberse de quién había sido la idea de mandarle un recado a Broncano.

Pero las alusiones a David Broncano no se quedaron ahí. Resines aseguró que había perdido mucho dinero produciendo la película «La Reina de España» y afirmó que la cantidad ascendía a más del dinero que tiene el presentador de «La Resistencia» en su poder: «Recaudamos un millón y medio de euros y la película costó 11 millones. Y no fue nadie desde el primer día. ¿Por qué? Ni de izquierdas, ni de derechas, ni de centro, ni de centro izquierda, ni de centro derecha. No fue nadie (...) Perdí mucho dinero, más de lo que tiene Broncano. Perdí una pasta».