Es Noticia

La Voz La audiencia carga contra Bustamante en «La Voz» y acusa su «exceso de ego»

Luis Fonsi y Pablo López tuvieron que prescindir de tres de sus músicos

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este lunes comenzó en «La Voz», el talent show musical de Antena, la fase de los asaltos. Se trata de la gala número trece del programa, y en ella los coaches (Paulina Rubio, Luis Fonsi, Pablo López y Antonio Orozco) tuvieron que seleccionar solamente a dos de los quince artistas de su equipo. Los primeros en empezar esta ingrata labor sería Luis Fonsi y Pablo López, que contaron con la ayuda de sus asesores: Bustamente es el ayudante de Fonsi y Miriam Rodríguez la de Pablo López.

En el primer equipo, el de Fonsi, cantaron Ángel Mosquera y Leonardo Mera, María Espinosa, Marcelino y María Damer, mientras que por el lado de López se midieron Javier Erro, María Portillo, José Luis Cantero, Apryl Scemama y Beatriz Pérez. Además de la selección, en cada uno de los asaltos existe también un tiempo de robos. En este lapso de tiempo, los coaches tienen la oportunidad de robar un total de dos voces extra entre los candidatos no seleccionados por sus compañeros. Para ello solo tienen que pulsar el botón rojo, y el primer coach en pulsar tendrá derecho de elegir a quién se queda. En el caso de que los coaches coincidan en la elección del mismo artista, es el aspirante el que decide con qué equipo se va.

Rompió el hielo Linda Rodrigo, que eligió «Warrior», de Demi Lovato, para demostrar sus habilidades: «Es una canción que conozco, me siento cómoda y me veo con posibilidades de superar la batalla». Su coach, Luis Fonsi, no quiere fomentar la competitividad en su equipo y les dijo a los miembros de su grupo que «cualquiera de ustedes puede ganar. Para mí lo más importante es el esfuerzo, la disciplina». El coach quedó satisfecho con la interpretación de su pupila: «Me emociono cuando te escucho. Entraste como una guerrera. Tienes un vozarrón y te agradezco que me dejes ser tu coach». Bustamante tiró en la misma línea: «Tienes una voz que emociona. ¡Enhorabuena!».

Los siguientes en subirse al escenario fueron Ángel y Leonardo, que no se conocían hasta que cayeron en el equipo de Fonsi y les tocó cantar juntos. «Antes ensayábamos por Skype y ahora por fin hemos podido practicar juntos. Hemos formalizado nuestra relación», contaban irónicamente. Cantaron «Billionaire», de Travis McCoy, y lograron convencer a sus coaches. Al concluir su número, Bustamante les dijo que había estado «a punto de pedir un mojito. Me olía a playa, hoguera, a verano. ¡Nos habéis transmitido tanto!».

La tercera en pasar por la palestra fue María Espinosa, que declaro que le estaba «doliendo mucho separarme de mi hija, pero tengo que compaginar mi trabajo como cantante con ser mamá». Su canción elegida fue «Corazón hambriento», de India Martínez., y según Fonso «esa lágrima que tienes en la garganta nos encoge el corazón. Eres una artista genuina. Estoy muy orgulloso de ti».

El cuarto en cantar fue Marcelino, que cantó «So sick» de Ne-Yo. El artista se sinceró ante las cámaras diciendo que «estar en los asaltos es muy importante para mí. Tuve un bajón en la música y llegar hasta aquí me ha dado fuerzas para seguir». La última actuación corrió a cargo de Marina Damer, que interpretó «Prometo», de Pablo Alborán.

Una vez terminada esta ronda de actuaciones llegó el momento de que Fonsi se quedase con dos de sus artistas y escogió a Linda Rodrigo y a María Espinosa, que pasaron automáticamente a la batalla final. Acto seguido empezó el momento de los robos y el primero en pulsar fue Pablo López. El andaluz, asesorado por Miriam, quiso quedarse con Marina Damer. Luego Paulina Rubia, que tenía a Antonio José como ayudante, fichó al dúo formado por Ángel y Leonardo.

Era entonces el turno de los aspirantes de Pablo López. Debutó Javier Erro al piano cantando «Hábito de ti», de Vanessa Martín. «Tú eres música», le felicitó Pablo López, «eres de las cosas más hermosas que he visto en mi vida». En segundo lugar cantó Beatriz Pérez, que se atrevió con «All I ask» de Adele. El tercer turno fue para la cantaora María Portillo, que logró ponerle la piel de gallina a todos los coaches con su arrolladora voz. La penúltima actuación corrió a cargo de José Luis Cantero con su «Héroe» de Enrique Iglesias. Por último salió a la palestra Apryl Scemama, que dejó a todos los coaches boquiabiertos con su «Toi et moi» de Guillaume Grand.

Al concluir el espectáculo Pablo López reflexionó unos instantes antes de dar a conocer su veredicto. El andaluz salvó primero a Javier Erro y luego a Apryl Scemama. A los otros tres concursantes les quedaba una última oportunidad de ser repescados por los otros coaches. Luis Fonsi y Paulina Rubio quisieron llevarse a Beatriz, que decidió quedarse en el equipo del primero.

Un aspecto de lo más comentado en el programa fue el, en opinión de parte de la audiencia, «excesivo protagonismo» de David Bustamante. El cántabro, ayudante de Luis Fonsi, llamó la atención por sus comentarios hacia el resto de coaches que, pese a la intención del artista, no terminaron de hacer gracia al público.