ES NOTICIA EN ABC

Risto Mejide, Arcadi Espada y su entrevista más tensa: «Me hierve la sangre con esa animalada que has dicho»

El periodista se marchó antes de que terminase la charla y acusó al presentador de Chester «tramposo»

Arcadi Espada, en el «Chester» de Risto Mejide - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este domingo se emitió en Cuatro una de las entregas más esperadas de «Chester», el programa de entrevistas dirigido por Risto Mejide. El invitado de la noche era el polémico periodista Arcadi Espada, que hace unas semanas escribió un artículo en «El Mundo» contando su versión de la entrevista y cargando duramente contra Mejide.

En dicho artículo, titulado «Allí quedó, en su sofá», relata cómo decidió abandonar el programa tras una pregunta de Mejide: «Le contesté que mejor acabáramos la entrevista. Rumió. Y convino en que sí, que por primera vez iba a acabar, bla, bla. Me levanté y lo dejé en su sofá. Caminé hasta la esquina del plató y desde allí, señalándole, lo encaré, ». El periodista escribió también que «Chester» era un programa viciado por la «manipulación» y cuyo presentador utiliza «el bolo de la animalia rumiante para hacérselo tragar de nuevo al espectador».

Desde el programa desmintieron la versión de Espada y le acusaron de omitir datos relevantes en su explicación. «Arcadi Espada escribió un artículo en 'El Mundo' manipulando la verdad», decía esta semana Risto en el vídeo de promoción de «Chester». Según el presentador, él fue quien expulsó al invitado por decirle al padre de un niño con Síndrome de Down «cosas que yo no puedo soportar».

«Aquí llega la entrevista que no debería haberse producido», se oyó decir a la voz en off de Risto, «ingenuo de mí, sigo creyendo que todo el mundo merece un "Chester", pero parece que no es así. Lo de hoy más que un perfil es un autorretrato. Juzguen ustedes mismos».

Se notó desde el comienzo que Mejide no podía tragar a su invitado y que estaba dispuesto a hacerle sufrir. En cuanto se sentó en el sofá le dijo que era «un gran trampero, te gusta tender trampas a los demás». Espada, por supuesto, negó la acusaciones y se defendió diciendo que, simplemente, es «una persona que ve las cosas con los ojos propios». Además desmintió que fuese un «polemista», como lo definió Risto, porque «el incorrecto profesional se convierte en un correcto previsible».

Luego el presentador le preguntó a Espada por su etapa como profesor universitario y su posterior abandono del cargo. «El ambiente moral empeoró mucho y tuve que dejarlo», recordó el periodista. Acto seguido, Mejide anunció que iban a pasar un vídeo recopilando varias de las polémicas más sonadas en las que se vio involucrado el invitado.

A Arcadi se le veía con el gesto torcido, suspicaz y preparado para afrontar las trampas que su entrevistador pretendía tenderle. «En este vídeo lo que yo veo, como profesional de la comunicación, es que tú eres un polemista, alguien contratado para llevar la contraria», dijo Risto. «¿Tú crees que estoy por el share?», le replicó Espada burlón. El presentador no siguió el hilo y dio la bienvenida a la primera invitada de la noche, que fue la filósofa y activista feminista Lidia Falcón.

La pensadora habló sobre la desigualdad de género y la violencia machista y el periodista, sin abandonar su tonó sardónico, le preguntó a Falcón si recordaba cuando «decía que la mujer era una clase social». Ella se reafirmó en sus tesis y estuvieron unos minutos discutiendo civilizadamente. Pero justo en el momento en que intervino Risto para agredecerles el tono educado las cosas empezaron a tensarse.

[Las polémicas más sonadas de Arcadi Espada]

El presentador reprendió a Espada por hablarle a Falcón con «tono de superioridad» y amenazó con poner vídeos de sus declaraciones sobre La Manada. Tras verse ese vídeo la pensadora le pidió a Espada que «pensase antes de escribir», algo que le sentó muy mal al periodista: «Usted no ha leído ni una sola línea de lo que yo he escrito». Tras otro breve rifirrafe Risto despidió a la invitada y se quedaron de nuevo a solas.

Luego el entrevistador le preguntó por la ética periodística y Arcadi aprovechó para hablar de «Un buen tío», su último libro. La conversación fue subiendo de tono y tuvieron varios encontronazos hasta que Risto tuvo que dar un puñetazo sobre la mesa: «¡Aquí soy yo el que presenta!». Y es que Mejide quería hablar sobre la controvertida opinión de Espada sobre los niños con Síndrome de Down. Para el periodista el sistema público de salud no debería costear el tratamiento a estas personas, sino que tendrían que ser los padres los responsables por haber decidido tener un hijo enfermo.

«Me hierve la sangre con esa animalada que estás diciendo», se indignó Risto. Para hablar de este tema el presentador dio paso a Rafael, el padre de un niño con Síndrome de Down. Muy emocionado, Rafael habló sobre su hijo y le recordó a Arcadi que «los niños con Síndrome de Down sufren cuando usted los humilla». El periodista se quejó de que su artículo estaba mal transcrito y dijo que «ha llegado el momento de terminar esta entrevista». Se levantó rumbo a la salida y, antes de marcharse, se dio la vuelta para decirle a Risto: «Que sepas que el tramposo eres tú».