ES NOTICIA EN ABC

Las Campos Las Campos la lían en Buenos Aires en la nueva entrega de su reality

Telecinco emitió este martes el primer episodio de la nueva temporada sobre las aventuras de la familia

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes se estrenó en Telecinco la nueva temporada de «Las Campos», un reality en el que se muestran las peripecias de la madre Campos y de sus hijas. Tras pasar por Estados Unidos en la primera entrega del espacio, esta vez la familia Campos se desplazó hasta Argentina, donde se dedicaron a conocer los orígenes de Edmundo Arrocet, la actual pareja de María Teresa Campos. Los espectadores no podrán obviar que la emisión del programa coincide con la reaparición de la enfermedad de Terelu, pero cabe señalar que el reality fue grabado antes de esto.

María Teresa Campos, Carmen Borrego y Terelu Campos volvieron a montarse en el avión para cruzar el Atlántico y otra vez montaron el pollo en el avión con sus peleas y sus manías. Una vez aterrizadas en la capital argentina la familia siguió los pasos de Edmundo, que hizo de guía turístico para las tres mujeres. Estrellas internacionales de la música argentina compartieron momentos especiales con las Campos como el dúo Pimpinela y Coti, que llevó a la familia a conocer el Teatro Colón de Buenos Aires. «Para mí ha sido uno de los grandísimos momentos de Buenos Aires», confesó Terelu más tarde.

En Buenos Aires las Campos se acercaron primero a la Casa Rosada, antigua residencia de virreyes españoles y actual sede del gobierno del país. Luego patearon todos juntos algunos de los barrios más emblemáticos de la ciudad como el de La Boca, en el que se encuentra el estadio del Boca Juniors, y Caminito, un callejón de gran valor cultural y turístico que inspiró la música del famoso tango homónimo, compuesto por el célebre músico argentino Juan de Dios.

Llama la atención la presencia de la figura de Eva Perón a lo largo de todo el programa. La familia Campos visitó su tumba en el cementerio de la Recoleta y estuvo en un museo levantado en su gloria. «Para mi ese fue uno de los momentos más emotivos», confesó Carmen Borrego, «porque al margen de la política a Perón hay que agradecerle muchas cosas como el voto de las mujeres y que haya dedicado su vida a los más pobres».

En la apretada agenda de la familia hibo también un rato para visitar una milonga, donde Terelu bailó un tango en brazos de un apuesto bailarín profesional y Edmundo cantó un conocido tema de este género musical y símbolo de la identidad cultural argentina. Allí mientras tomaba mate, la bebida típica del país, Terelu le confesó a algunas amigas argentinas que no quería bañarse en la piscina porque «si me graban bañándome me matan».

El viaje a Argentina, como todo lo que hacen las Campos, estuvo plagado de anécdotas y, por supuesto, algún que otro enfado. Terelu y Carmen Borrego tuvieron una discusión en la habitación del hotel con alguna palabras más alta que otra. El motivo del litigio era que las dos iban vestidas de blanco y no querían salir a la calle con ropa del mismo color. «Pues yo no me pienso cambiar», gritaban las dos. Al final echaron a pares y nones y fue Carmen Borrego la que se cambió de ropa.

Otra bronca más serie tuvieron durante una cena en un restaurante. Cuando las dos hermanas se sentaron a la mesa se dieron cuenta de la cara de mal humor que traía su madre y eso no les gustó. «Es que ni nos ha mirado a la cara...Para estar así podría volverte a Madrid. Voy a poner yo la misma cara que ella a ver qué le parece», se quejó Carmen. «No quieres comer, no quieres andar, no quieres ir». le reprocha Terelu a su madre. «Pues a lo mejor no tendría que haber venido», contestó con frialdad la matriarca.