Es Noticia

Por qué tienes que ver la última miniserie de HBO, Heridas abiertas

Desde este lunes están disponibles en HBO España los ocho capítulos que conforman el thriller protagonizado por Amy Adams, nominada al Oscar en cinco ocasiones

Las protagonistas de «Heridas abiertas»
Las protagonistas de «Heridas abiertas» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Visitar este lunes las páginas web estadounidenses dedicadas a la información televisiva era un verdadero campo de minas acerca del desenlace de la miniserie «Heridas abiertas». Su octavo y último episodio se emitió el pasado domingo en Estados Unidos, y desde entonces, también está disponible en HBO España. «Vulture» –por ejemplo– le dedicó hasta cuatro piezas al polémico final. Es innegable que la nueva ficción de HBO ha sido una de las sensaciones del verano –junto a «Succession»– para espectadores y críticos profesionales.

Premisa conocida con giro de tuerca

Amy Adams interpreta a Camille Preaker, una periodista «aferrada» a su trágico pasado y a las botellas de vodka, cuyo afable jefe le propone cubrir la muerte de una adolescente y la desaparición de otra en su pueblo natal, Wind Gap, situado en el sur de Estados Unidos. De esta manera, la protagonista hará frente a sus propios demonios personales al reencontrarse con su familia: una madre tirana, un padrastro parco en palabras y una hermanastra adolescente a la que apenas conoce, además del resto de vecinos correveidiles.

El número de series sobre «chicas desaparecidas y/o muertas» es notable. Hay de hecho un ensayo dedicado a ello titulado «Dead Girls: Essays on Surviving an American Obsession». En España, este 2018, hemos tenido «La verdad», pero anteriormente se exhibieron en la pequeña pantalla «Sé quién eres» o «Desaparecida».

Pero a nivel internacional, el género es mayúsculo: desde la seminal «Twin Peaks»todo empezó con Laura Palmer– hasta «The Killing» o «True detective». Pero «Heridas abiertas» trasciende el cliché para darle la vuelta a la tortilla. De hecho, al inicio de la miniserie, todos y cada uno de los personajes del ficticio Wind Gap creen que el responsable de la muerte y desaparición de las adolescentes es indudablemente un hombre. Pero aquí los personajes femeninos son igual de complejos e incluso de reprochables, a nivel moral, que los masculinos.

Asimismo, aunque la premisa de «Heridas abiertas» sea la desaparición de dos adolescentes (aviso, el misterio sí se resuelve), la historia se decanta por el viaje emocional de su protagonista al enfrentarse a su lóbrega infancia –los «flashbacks» son una constante– y cómo interactúa con la órbita rural y malsana. Pero si hay dos temáticas que sobresalen, son el trauma y la maternidad, algo que afecta directa o indirectamente a casi todos sus personajes. Y todo ello «barnizado» con un intermitente onirismo, que despista tanto a protagonista como espectador.

Al contrario que otras grandes producciones de HBO como «Juego de tronos» y «Westworld» –cuya duración resulta excesiva en ocasiones–, «Heridas abiertas» nunca supera la hora y a veces se conforma con los 45 minutos. Pero en los detalles también está el diablo: la serie entabla un juego con los espectadores más avispados a través del empleo de mensajes escondidos en los planos, de la banda sonora (Led Zeppelin inclusive) e incluso de elementos de decoración elegidos al milímetro. Todos ellos tienen un propósito argumental.

Patricia Clarkson es la madre de la protagonista en «Heridas abiertas»
Patricia Clarkson es la madre de la protagonista en «Heridas abiertas» - HBO

Importantes nombres involucrados

Más allá del sello de calidad inherente a un canal de pago como HBO («Los Soprano»), varios fueron los nombres que despertaron interés en el proyecto desde su gestación. Protagonizada por la cinco veces nominadas al Oscar, Amy Adams, la ficción es la adaptación de la novela homónima, la primera que publicó Gillian Flynn. La escritora y periodista es también responsable del thriller superventas «Perdida», adaptado al cine en 2014 por David Fincher.

También han sido clave los responsables de creación y dirección. Del guión se ha encargado una «sospechosa habitual» de la televisión como Marti Noxon, creadora de series recientes como «Dietland» (disponible en Amazon Prime Video España) y «UnReal», y guionista de la pionera «Buffy, cazavampiros». Todas ellas tienen algo en común: personajes femeninos que rompen con el estereotipo sin temor a los grises morales.

El último en discordia es su director, el cineasta canadiense Jean-Marc Vallée («Dallas Buyers Club)», que también se encargó de la dirección de otra miniserie de HBO, «Big little lies». Su estilo ha sido una de las grandes bazas del proyecto; ejemplo de ello es la brusquedad de las transiciones entre escena y escena.

Adams ha sido arropada además por un plantel de excelentes intérpretes secundarios, como Patricia Clarkson, habitual actriz de reparto, Chris Messina y Matt Craven. Pero si hay una actuación reveladora es la ofrecida por la desconocida Eliza Scanlen, de apenas 19 años, como indómita hermanastra de la protagonista.