ES NOTICIA EN ABC
Recomendaciones veraniegas

Las joyas escondidas de HBO España

Reconoces su logo por «Juego de tronos» y quieres ver una nueva serie original del canal, pero no sabes por dónde empezar

«Iluminada», «Getting on» y «Looking» son algunas de las desconocidas series de HBO
«Iluminada», «Getting on» y «Looking» son algunas de las desconocidas series de HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si uno pregunta a algún seriéfilo qué ficciones clásicas ver, hay titulos ineludibles como la tríada «The wire», «A dos metros bajo tierra» y «Los Soprano». Quizás «Sexo en Nueva York» salga en la recomendación si el «devoraseries» ha vencido los prejuicios contra una serie que dinamitó la figura de la antiheroína en la televisión estadounidense.

El canal de televisión responsable de todas ellas es HBO –conocida gracias a «Juego de tronos»–, canal de pago que contribuyó a barnizar la nueva edad de oro de las series de televisión entre siglo y siglo. Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas, el canal ha emitido un sinfín de propuestas alternativas –dirigidas a un público más reducido que el de «Juego de tronos» o la marciana «True blood»– que se encuentran disponibles en la aplicación de HBO España.

Getting on

El trío protagonista femenino de «Getting on»
El trío protagonista femenino de «Getting on» - HBO

Las adaptaciones estadounidenses de series británicas son un hueso duro de roer. Raro es el caso en el que el remake consiga superar a la versión original. «The Office» (disponible en Amazon Prime Video España) es una de las pocas que se salva de la quema. Otra mucho menos conocida es «Getting on», emitida en HBO durante tres temporadas y apenas 18 episodios de media hora cada uno. Los encargados de la adaptación fueron la pareja –profesional y sentimental– Mark V. Olsen y Will Scheffer, también responsables de otra joya escondida de HBO, «Big love», sobre un matrimonio polígamo.

Si en «Big love» el protagonismo recae en las tres esposas de un empresario, en «Getting on» lo son tres trabajadoras de un geriátrico en el que sólo hay pacientes mujeres: dos sacrificadas enfermeras (interpretadas por Alex Borstein y Niecy Nash) y una peculiar doctora (la omnipresente Laurie Metcalf) que reniega de su nuevo destino laboral. La ficción combina a la perfección el humor negro y basto (incluso escatológico) con el drama al abordar constantemente la muerte. Un aliciente es la cantidad de consagradas actrices que se pasean por el geriátrico como pacientes o familiares: Molly Shannon, June Squibb, Frances Conroy, Rita Moreno, Carrie Preston y Rhea Perlman.

Hung (Superdotado)

Ray Drecker es prostituto en «Hung»
Ray Drecker es prostituto en «Hung» - HBO

«Hung» podría ser la enésima historia sobre la crisis de mediana edad de un hombre blanco heterosexual. Su protagonista, Ray (Ray Drecker), es entrenador de baloncesto –tras su glorioso paso por el instituto como jugador– que se acaba de divorciar de su mujer con la que tiene dos hijos. De hecho, hasta se queda sin casa. ¿La solución? Aprovechar su gran «dotación» para pasarse al mundo de la prostitución. La diferencia, en este caso, son sus personajes femeninos: la exmujer de él –interpretada por Anne Heche–, su desastrosa proxeneta (Jane Adams) y la variedad de clientas que demandan sus servicios a lo largo de las tres temporadas y treinta episodios –de apenas media hora– que dura la ficción. El reputado cineasta Alexander Payne («Nebraska», «Entre copas») dirigió el episodio piloto y ejerció como productor ejecutivo.

En terapia

Gabriel Byrne es el hilo conductor de «En terapia»
Gabriel Byrne es el hilo conductor de «En terapia» - HBO

«En terapia» es un caso especial de HBO. Ya no sólo por ser el remake de una serie israelí sino también por ser una de las pocas series diarias de la cadena por cable. La ficción está protagonizada por el psicólogo Paul Weston (Gabriel Byrne), quien de lunes a jueves recibe en su consulta a uno o varios pacientes por día; el viernes es él quien visita a una psicóloga (Dianne Wiest), ejemplificando el dicho «en casa de herrero, cuchillo de palo». La ficción consta de tres temporadas –cada una con pacientes diferentes– y un total de 106 episodios.

Cada capítulo de apenas 25 minutos muestra una conversación entre psicólogo y paciente; de hecho, esto posibilita que el espectador decida qué personajes quiere seguir. Lo recomendable, sin embargo, es acudir a terapia todos los días pues de vez en cuando se extremezclan las tramas de los pacientes. No es la serie más «ligera» del catálogo de HBO, pero los guionistas se encargan de mantener el interés durante la media hora de conversación diaria. Jóvenes interpretes como Mia Wasikowska («Alicia en el país de las maravillas») y Dane DeHaan («Valerian y la ciudad de los mil planetas») se hicieron conocidos gracias a sus papeles como problemáticos adolescentes.

Iluminada

Laura Dern es una mujer al borde de un ataque de nervios en «Iluminada»
Laura Dern es una mujer al borde de un ataque de nervios en «Iluminada» - HBO

Antes de la película «The Tale» y la –inicialmente– miniserie «Big lttle lies», Laura Dern ya protagonizó una serie de HBO: «Iluminada» («Enlightened»). La ficción, cocreada por ella misma y el también actor Mike White, narra las peripecias de una mujer que decide hacer el bien tras varios fracasos personales. El personaje de Dern genera antipatía inicialmente, pero su retrato de «mujer enfadada con el mundo» fue la semilla de muchas series con antiheroínas y mensaje feminista que vendrían posteriormente como «Fleabag» o «I love Dick».

De hecho, «Iluminada» se adelantó al movimiento «#MeToo»: su Amy Jellicoe decide destapar las injusticias laborales. La ficción apenas duró dos temporadas y 18 episodios entre 2011 y 2013, pero cuenta con un final más que satisfactorio. Cuenta además con el aliciente de que Diane Ladd –madre de Dern en la realidad– interpreta a la madre de la protagonista en la ficción. Hay incluso cabida para experimentar con la estructura de los episodios al ceder el protagonismo absoluto a varios de sus personajes secundarios.

Olive Kitteridge

Frances McDormand
Frances McDormand - HBO

La categoría de miniserie se ha convertido durante los últimos años en una de las más interesantes de los Premios Emmy. Tan sólo hay que remitirse al rédito que sacó HBO en 2017 con «Big little lies», cuya mayor baza era la participación de nombres del cine como las actrices Nicole Kidman y Reese Witherspoon, y el director Jean-Marc Vallée. Pero no era la primera vez que el canal obraba de esta manera: en 2011 estrenó «Mildred Pierce», dirigida y escrita por el cineasta Todd Haynes («Lejos del cielo», «Carol»), que contó con la mismísima Kate Winslet como reina del show.

En 2014 también estrenó el ponzoñoso drama «Olive Kitteridge». Esta última miniserie, de cuatro episodios, supuso el regreso a la televisión de la oscarizada Frances McDormand («Fargo», «Tres anuncios en las afueras») con un papel difícil: la de una profesora de matemáticas –esposa y madre– con un carácter ciertamente complicado. El matrimonio y la maternidad son las constantes temáticas bajo la dirección de la cineasta Lisa Cholodenko («Los chicos están bien»). Otro aliciente es la breve aparición de Bill Murray durante la recta final de la miniserie.

Buscarse la vida en América

HBO

Antes de estrenarse la generacional «Girls» en 2012, HBO ya tuvo una serie protagoniza por un grupo de amigos veinteañeros que viven en Nueva York. «How to make it in America» siguió durante dos temporadas y 16 episodios (de media hora) las peripecias de una pareja de amigos que quieren hacerse un hueco en el mundo textil y de la moda de La Gran Manzana. Eso sí, además de ser una visión más masculina de «Girls» –aunque ahí está el personaje de Lake Bell, novia de uno de los protagonistas–, también es más optimista.

The jinx (El gafe)

Robert Durst es una verdadera caja de macabras sorpresas
Robert Durst es una verdadera caja de macabras sorpresas - HBO

Justo tras el final del podcast «Serial» y antes de «Making a murderer» de Netflix, HBO también apostó por el género documental del «true-crime» con «The jinx». De la mano de Andrew Jarecki (responsable de la revolucionaria «Capturing the Friedmans») y a lo largo de seis entregas, esta serie documental con escenas ficcionadas intenta desenterrar todos los cadáveres –literales– que un famoso millonario ha ido supuestamente dejando a lo largo de su polémica vida. Sin destripar nada de la trama, el desenlace real –copó titulares incluso– podría ser propio del mejor thriller de David Fincher o Roman Polanski.

Looking

El trío protagonista masculino de «Looking»
El trío protagonista masculino de «Looking» - HBO

«Looking» llegó avalada a HBO por el nombre de su director y productor ejecutivo, Andrew Haigh, responsable del aclamado filme «Weekend», también de temática homosexual. La serie se centra en la vida profesional y personal de un grupo de amigos homosexuales –a lo «Queer as folk»– en la ciudad más gay de Estados Unidos: San Francisco. La serie cuenta con dos temporadas –18 episodios en total– y una película que cierra satisfactoriamente todas las tramas. La gran sorpresa de la serie es su principal personaje femenino, Doris (Lauren Weedman), amiga de uno de los protagonistas. No alcanza la corrosión de otras ficciones de temática gay como la británica «Cucumber» o la australiana «Please like me», pero tampoco es un cuento de hadas.

The leftovers

Justin Theroux es inicialmente el protagonista de «The leftovers»
Justin Theroux es inicialmente el protagonista de «The leftovers» - HBO

De esta lista, y junto a «En terapia» y «Olive Kitteridge», «The Leftovers» es la serie que más devastado puede dejar al televidente. Su punto de partida es ya de por sí desolador: un 2% de la población mundial desaparece sin dejar rastro. Sin embargo, en vez de preocuparse por el misterio («Let the mistery be», avisa la canción de los créditos iniciales de la segunda temporada), la ficción creada por Damon Lindelof –padre de «Perdidos»– se centra en sus atormetados personajes en este particular apocalipsis sin respuestas. La serie, de tres temporadas y 28 episodios, consigue continuamente sorprender al espectador con sus giros de guion que coquetean con la ciencia ficción y la filosofía. Supone incluso la absoluta rendición de Lindelof tras el místico y polémico final de «Perdidos».