ES NOTICIA EN ABC

«Alta Mar»: ¿primer naufragio español de Netflix?

La ficción detectivesca producida por Bambú no ha tenido la repercusión que esperábamos

José Sacristán es uno de los protragonistas de «Alta Mar»
José Sacristán es uno de los protragonistas de «Alta Mar» - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Velvet» se convirtió en la ficción española con más éxito a nivel internacional tras venderse a más de 120 países. Estos datos facilitaron el trabajo de Netflix. La plataforma de streaming sabía a quién tenía que pedirle su primer «original» en España: a Bambú Producciones. No querían nada arriesgado, buscaban una ficción como «Velvet» y eso fue lo que se encontraron.

«Las chicas del cable» replicó la fórmula de la ficción que tuvo lugar en las reconocidas galerías. La serie se apoyaba (de nuevo) en personajes femeninos fuertes (como el de Blanca Suárez o el de Ana Polvorosa) y volvía a conquistar y a jugar con el corazón de sus espectadores. Fue un éxito no solo a en España y Latinoamérica, países como Nueva Zelanda o Canadá también se rindieron a sus encantos. Tanto que «Las chicas del cable» ya prepara su cuarta temporada.

Por si fuese poco, aparecieron «La casa de papel» y «Élite». Aunque estas series no comparten productora con las dos anteriores, pero sí que fueron decisivas para comprender que la ficción española está de moda. Ante esto, Netflix solo podía hacer una cosas: pedirle a Bambú Producciones que repitiera su receta del éxito. Esta vez cambiaron la compañía telefónica por un transatlántico de lujo en los años 40.

Atracaron el barco en los estudios del Álamo (Madrid). Más de 2.700 metros cuadrados albergaban las ambiciosas localizaciones, entre ellas, un puente de mando traído desde Inglaterra. «Hemos tomado referencia de grandes buques como el Queen Mary o el Normandía. Para hacerlo más auténtico hemos conseguido elementos de la época de un coleccionista británico», explica Regina Acuña, decoradora de la serie, quien aseguró que, en cuanto a presupuesto, ha sido la ficción más costosa a la que han hecho frente. Pero ¿ha merecido la pena?

Obviamente, no contamos con datos de audiencia de la ficción, pero solo hay que darse una vuelta por los diferentes medios especializados. «'Alta Mar', el primer tropiezo español de Netflix; el tercero de Bambú en dos meses», titula Bluper. «Netflix tira por lo facilón con un mediocre misterio de asesinato en un barco», opinan desde EspinOf. «Alta Mar, una serie ‘marca de la casa’ que hace aguas con el misterio», critican los compañeros de «Vertele». «'Alta Mar': un envoltorio de primera clase para una historia de tercera», comenta Cadena Ser. Algo de cancha le dan FórmulaTV: «Una premisa muy manida pero con un ritmo acelerado que el espectador va a agradecer»; y «Fuera de series»: «‘Alta mar’ es exactamente lo que parece».

La prensa española no está del todo contenta con el resultado final de la ficción, pero parece que los espectadores sí. Si navegamos por los comentarios que los espectadores han arrojado a Twitter son, en su mayoría, para contar a sus propios seguidores que están viendo la ficción.

Lo que me llama especialmente la atención, según revelan los datos de Google Trends, es que las búsquedas de «Alta Mar» son realmente bajas en España y casi inexistentes en países donde las producciones de Bambú suelen ser un éxito, como México o Chile. A continuación adjunto un gráfico que muestra la cantidad de búsqedas obtenidas por tres series que acaban de estrenar temporada: «Alta Mar», «La que se avecina» e «Instinto».

Comparación de las búsquedas de «Alta Mar», «La que se avecina» e «Instinto», tres ficciones estrenadas recientemente
Comparación de las búsquedas de «Alta Mar», «La que se avecina» e «Instinto», tres ficciones estrenadas recientemente-GOOGLE TRENDS

Netflix y Bambú tienen mucho de que hablar. Entre otras cosas, de la promoción de la ficción. Sé que los actores han estado visitando distintos programas de televisión y asumo que habrán forrado Madrid (ciudad donde resido). Pero la verdad es que, como usuaria de la plataforma, solo he visto información «promocional» de la serie en el perfil de Instagram de La vecina rubia. Eso sí, apenas unas semanas después de su estreno, la plataforma hacía público el reparto de su segunda temporada. Lo que se le olvidó mencionar es que esa entrega ya se estaba rodando antes de estrenar la primera. Concretamente desde el pasado mes de febrero, según nos adelantó José Sacristán.