ES NOTICIA EN ABC

«¿A quién te llevarías a una isla desierta?» Los españoles que han conquistado a Netflix

Los jóvenes intérpretes protagonizan, junto a Pol Monen y Andrea Ros, «¿A quién te llevarías a una isla desierta?»

Durante el rodaje, con Jaime Lorente (izquierda), Andrea Ros, María Pedraza y Pol Monen
Durante el rodaje, con Jaime Lorente (izquierda), Andrea Ros, María Pedraza y Pol Monen - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

María Pedraza y Jaime Lorente han conseguido, con apenas dos series, destronar a Blanca Suárez y sus «chicas del cable», y hacerse con el título de «embajadores» de Netflix. Con «La casa de papel» cautivaron a gran parte de los 190 países a los que llega la plataforma y con «Élite» consolidaron su relación con la audiencia, tanto que ahora el gigante estadounidense la utiliza como ejemplo de cómo una historia «local» (y española) puede convertirse en un fenómeno internacional.

Ahora, sin Miguel Hernán para completar el trío, tienen una nueva oportunidad de demostrar su poder de convocatoria con «¿A quién te llevarías a una isla desierta?», la película de Jota Linares que puede verse desde hoy en Netflix. «Es mucha responsabilidad sobre unos hombros (ríe). Es verdad que es más fácil que la gente vea tu trabajo si ya te conocen», reflexiona Jaime Lorente a ABC. «Pero no que les guste», matiza su compañera de reparto Andrea Ros.

Jota Linares presenta a un grupo de cuatro amigos que hacen frente a la realidad después de vivir en su propio universo durante los ocho años que compartieron piso en Madrid. ¿El detonante? Una simple pregunta: ¿A quién te llevarías a una isla desierta? Capitaneando el barco está Marcos (Jaime Lorente, que hizo la audición para otro papel), un recién licenciado en Medicina que parece tenerlo todo controlado en la vida. Junto a él siempre está su novia Marta (María Pedraza), una aspirante a bailarina que parece estar dispuesta a renunciar a sus sueños por amor. «Hay mucho de María en Marta y de Marta en María. El guion se parece a lo que yo he vivido y eso a veces facilita el trabajo, pero otras lo dificulta», reflexiona la actriz.

El tercero es Eze, un joven (ya no tanto) que sueña con convertirse en director de cine. «Aunque es bastante serio y reservado, creo que es fácil empatizar con él», adelanta Pol Monen. Pero con quien más empatiza el reparto de «¿A quién te llevarías a una isla desierta?» es Celeste.

Con el pelo azul y pinta de alocada, la estudiante de interpretación conseguirá que el público se cuestione sus decisiones vitales. «Cualquier soñador puede ser Celeste», comenta Lorente. «Porque es la más sincera», contesta Andrea Ros, para quien Jota Linares escribió el personaje. «Es la única que se plantea si es o no lo suficientemente buena para cumplir su sueño. Profesiones como la de actor son tan vocacionales que te definen como persona. Cuestionarte si realmente eres eso o no es muy doloroso porque te pone en duda como ser humano». Andrea Ros sigue mirando a sus miedos cara a cara: «Llevo en esto 15 años y nadie sabe quién soy. Ahora estoy aquí presentando una película con Netflix, pero no tengo trabajo. Así es nuestra profesión».

Un canto generacional

El director gaditano, que creó la historia junto a su amigo Paco Anaya, cuenta un «drama generacional» con el que es fácil identificarse. «Hablo de mi generación, pero lo que cuento es extensible a cualquier otra. Todos hemos tenido miedo al fracaso, a ver cómo maduramos y adaptamos esos sueños... porque hacerse mayor implica descubrir las decepciones adultas, y son una mierda. Todos vamos a pasar por ello, y si no, mala señal», asegura Jota Linares. Este «tránsito» parece que ha sido más fácil para María Pedraza: «Prefiero hacer lo que me salga del corazón. Solo vivimos una vez, así que hazlo y arrepiéntete por haberlo hecho, no por no haberlo hecho».