Beyonce y Jay Z
Beyonce y Jay Z - Twitter

La «Ruta de Beyoncé, el nuevo reclamo del Louvre

La cantante promocionará al Museo del Louvre en un videoclip de su último disco

MadridActualizado:

El ministerio francés de Cultura y la dirección del Museo del Louvre esperan que el vídeo promocional del último disco de Beyoncé (36 años) y su marido, Jay-Z (48), instale a la antigua residencia de los reyes de Francia en el liderazgo de la nueva geografía mundial del entretenimiento. Se trata de una operación comercial de muy altos vuelos, privados y estatales.

El lanzamiento del nuevo disco sorpresa, «Everything is love», estuvo precedido por la difusión de dos vídeos grabados en el primero de los museos nacionales de Francia: la pareja recorre sus salas vacías, montando numeritos sexis frente a grandes obras maestras de la historia del arte occidental, de la «Venus de Milo» a «La Gioconda».

Esa primera grabación sirvió de prólogo al lanzamiento del álbum «Everything is love», con un éxito fulgurante. Y a ella siguió un nuevo vídeo, «Crazy in love», consagrado a la promoción expresa de 17 obras. El primer vídeo fue utilizado por la avispada cantante, modelo, actriz, diseñadora y empresaria norteamericana como adelanto de su último trabajo discográfico. Y el segundo está siendo bien aprovechado por el Louvre para promocionar sus fondos a través de las imágenes -evidentemente sensuales- y los textos -rudimentarios- de l a pareja más influyente del show-business.

La campaña orquestada por Beyoncé y Jay-Z ha conseguido un éxito fulgurante: más de 65 millones de vistas en una conocida plataforma digital. Y los expertos en comunicación del ministerio francés de Cultura y el museo del Louvre han tenido el tino de utilizar oficialmente el trabajo del poderoso matrimonio para intentar vender la importancia, el encanto y el interés de esas 17 obras capitales de la historia de nuestra civilización. Cinco de ellas glosan el fasto imperial de Francia y una última es un homenaje a la mujer negra.

A propósito del Louvre, tras el expolio napoleónico del Prado, Baudelaire afirmaba que un museo es una «comunión» entre un pueblo y su gran arte. En 2014, Beyoncé y Jay-Z iniciaron una primera colaboración con la institución, aceptando un shooting publicitario ante «La Gioconda». Era el comienzo de la incierta transición del museo nacional al parque de atracciones a que está destinado a convertirse. Y esos nuevos vídeo grabados con la autorización y colaboración expresa de los especialistas del Louvre consuman la instalación definitiva de la antigua residencia real en dicha categoría.

La operación es un éxito. El Louvre vuelve a ser uno de de los centros de arte más visitados del mundo: 8.100.000 personas pasaron por allí en los últimos doce meses, un incremento del 9,5%, en un año. Las grandes exposiciones consagradas a Vermeer y Caravaggio fueron notorias. Ahora, Beyoncé y Jay-Z prometen al Louvre una nueva y fructífera era de «turismo de masas».