Un grupo de Buitres negros ha sido liberado en la sierra de la Demanda (Burgos)
Un grupo de Buitres negros ha sido liberado en la sierra de la Demanda (Burgos) - GREFA
Con el apoyo de
PRIMER SÁBADO DE SEPTIEMBRE

III Día Internacional de los Buitres

Con motivo de la celebración, 15 nuevos ejemplares del amenazado buitre negro se marcarán para su seguimiento científico. Pocas semanas después, se liberarán en la burgalesa sierra de la Demanda

Actualizado:

El Grupo de rehabilitación de la fauna autóctona y su hábitat (Grefa) marcará a 15 nuevos ejemplares de buitre negro con emisores GPS para su seguimiento científico la víspera del III Día Internacional de los Buitres, que se celebra el primer fin de semana de septiembre. Pocas semanas después, los animales sobrevolarán la sierra de la Demanda (Burgos). Tal acción se enmarca dentro del proyecto «Monachus» para la recuperación de rapaces necrófagas que apoya el Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad.

«El objetivo es contribuir a la creación en el Sistema Ibérico de una colonia de cría de buitre negro, catalogado oficialmente como amenazado en España, que sirva de "puente" a otras ya existentes en el centro y sur de la península y el resto de Europa», explica Ernesto Álvarez, presidente de la organización. «La especie no se reproduce en la sierra de la Demanda desde hace más de medio siglo», puntualiza.

Ya a principios de octubre 2017 se soltaron allí 15 buitres negros. «Que dos de esos ejemplares se hayan emparejado y hayamos visto en la zona tres parejas procedentes de otras colonias españolas son muy buenos indicadores», se congratula Álvarez. Según los últimos resultados, correspondientes al mes de julio, ocho buitres siguen asentados en el entorno más próximo a la instalación, situada en el municipio burgalés de Huerta de Arriba, donde los ejemplares que integran el proyecto pasan varios meses aclimatándose al que será su futuro hábitat. También se ha constatado una nueva pareja; formada, en este caso, por el macho marcado «Arrañón» y una hembra exógena.

Los responsables de Monachus también han comenzado a realizar las primeras evaluaciones para confirmar si es posible, también, la reintroducción del quebrantahuesos en la provincia de Burgos. El estudio se desarrolla, concretamente, en la Zona de Especial Protección para las Aves «Sabinares del Arlanza», donde se sabe que la especie estuvo presente hasta la década de los setenta del siglo pasado. «Esperamos poder liberar próximamente en estos montes ejemplares que nos permitan facilitar la comunicación de las poblaciones de quebrantahuesos entre los Pirineos y los Picos de Europa, por una parte, y con el sur ibérico (sierra de Cazorla), por otra», adelanta Álvarez.