Las focas grises pueden imitar partes de melodías humanas
Las focas grises pueden imitar partes de melodías humanas - ST ANDREWS
UNIVERSIDAD ST ANDREWS

Las focas grises pueden imitar fragmentos de melodías humanas

Con sus propios sonidos y empleando las mismas estructuras supralaríngeas que nosotros, tres ejemplares fueron entrenados para reproducir la canción infantil «Brilla, brilla estrellita» o el tema principal de «La guerra de las galaxias»

Actualizado:

Escuchar a una foca gris imitar con sus propios sonidos un fragmento de la canción infantil «Brilla, brilla estrellita» o del tema principal de «La guerra de las galaxias» es lo que han conseguido expertos de la Universidad británica de St. Andrews.

Las focas grises son capaces de imitar algunos sonidos humanos e incluso notas de canciones, para lo que emplean los mismos mecanismos de producción de sonido que las personas, según el estudio que, recientemente, ha publicado la revista Current Biology.

Los investigadores Amanda Stanbury y Vicent Janik, del Scottish Oceans Institute (SOI) de la Universidad de St Andrews, trabajaron con tres focas jóvenes a las que siguieron desde su nacimiento para determinar su repertorio natural.

Las focas fueron entrenadas para imitar nuevos sonidos cambiando sus «formantes», que son las partes de los sonidos del habla humana que codifican la mayor parte de la información que intercambiamos entre nosotros, explica la universidad en un comunicado.

Según el estudio, estos animales eran «estudiantes vocales versátiles» que copiaban vocales y la frecuencia máxima de las melodías, para lo que usaban las mismas estructuras supralaríngeas que los humanos cuando imitaban los sonidos que acababan de escuchar.

Una de la focas, Zola, resultó ser especialmente buena imitando los trozos de melodías que se le hacían escuchar y podía reproducir hasta diez notas de canciones como «Brilla, brilla estrellita» y otras canciones populares, agrega la nota.

A los otros dos animales que formaron parte del estudio se les enseñaron combinaciones de sonidos vocálicos humanos que «copiaban con precisión».

El estudio incluye varios vídeos en lo que se ve a los animales al borde de una piscina donde escuchan varias notas de una melodía y las imitan, tras lo que se sumergen en el agua.

Stansbury, investigadora principal del estudio reconoció que le había sorprendido «lo bien que las focas imitaron los sonidos de los modelos que les tocábamos».

«Las imitaciones no fueron perfectas, pero puesto que no son sonidos típicos de focas es bastante impresionante. Nuestro estudio demuestra lo flexibles que son las vocalizaciones de las focas. Estudios anteriores solo proporcionaron evidencias anecdóticas de ello», agregó Stansbury en el comunicado.

Este estudio, según Janik, proporciona «una mejor comprensión de la evolución del aprendizaje vocal, una habilidad que es crucial para el desarrollo del lenguaje humano».

Los primates no humanos tienen «capacidades muy limitadas en este campo», agregó el investigador.

Por eso encontrar otros mamíferos que usan su tracto vocal de la misma forma que nosotros para modificar sonidos proporciona información -dijo- sobre cómo las habilidades vocales se ven influenciadas por la genética y el aprendizaje y «en última instancia nos pueden ayudar a desarrollar nuevos métodos para estudiar los trastornos del habla».