Compradores examinan el estado de un eléctrico de segunda mano - AFP

Qué cuesta más: un coche eléctrico, un gasolina, uno de gas, un diésel o uno de hidrógeno

A medio plazo el mayor coste de adquisición, unos cinco mil euros de media, de un modelo eléctrico, se diluye

Actualizado:

La intención del Ejecutivo de vetar los coches híbridos y de combustión en 2040 obligaría a una transformación radical del actual parque movil español.

El borrador de la Ley de Cambio Climático que prepara el Gobierno contempla que únicamente podrían comercializarse, y circular, los modelos sin emisiones directas de CO2. Con la tecnología actual, los únicos vehículos que cumplen esta característica serían los eléctricos y los de hidrógeno.

Respecto a los vehículos eléctricos, de los cuales se han vendido unos diez mil en los primeros diez meses del año, estos tienen un coste de adquisición que de media es cinco mil euros mayor al de un modelo de combustión. Como referencia, el eléctrico más vendido en España, el Renault Zoe, parte de los 29.000 euros con motor de 92CV. El coche de combustión más vendido, el Seat León, parte de los 18.230 con motor gasolina de 115CV; y de los 20.730 con motor diésel de 115CV. El híbrido más vendido, Toyota Auris, cuesta de partida 19.35 con 136CV, y el híbrido enchufable más vendido, el Mitsubishi Outlander PHEV, 35.495 euros con 230CV (si bien este último modelo es de mayor tamaño y refinamiento en cuanto a equipamientos que los anteriores). El coche de gas más vendido, el Seat León 1.4 TGI de 110CV, asciende a 22.890 euros.

No obstante, la consultora Cambridge Econometrics y la federación de organizaciones ecologistas T&E insisten en que el mayor coste de adquisición de los eléctricos se diluye con el paso del tiempo, gracias a los menores costes en mantenimiento y recarga de los vehículos eléctricos. «Comparado con un coche convencional, un eléctrico podría ahorrar de media 1.439 euros al año», según un informe (« Repostando hacia el futuro») de ambas organizaciones. Para 2030, además, gracias a las mejoras tecnológicas, «todos los tipos de vehículos, excepto los de hidrógeno, tendrán un coste total de la propiedad a cuatro años menor que el que tenía el de motor de combustión interna en 2020».

Por su parte, la organización de consumidores OCU difundió ayer el resultado de comparar el coste de tenencia durante 11 años de un vehículo del segmento C al que se realizarían 12.900 kilómetros al año. Según dicha comparativa, el gasto total del eléctrico se sitúa en los 50.823 euros. Solamente sería menor en el caso de un modelo de gas, que supondría un desembolso total de 47.665 euros. Por contra, el mismo vehículo con motor diésel obligaría a gastar 52.721 euros, y 56.323 con propulsor de gasolina.

Tabla comparativa elaborada por la organización de consumidores OCU
Tabla comparativa elaborada por la organización de consumidores OCU - OCU

Recarga: 1,6 euros por 100 kilómetros

Cargar el coste del vehículo en el domicilio o en la plaza de garaje en propiedad varía en función del tiempo que se quiera invertir (y de la potencia contratada y gastada). Si la recarga se efectúa por la noche, cuando la demanda es más baja, el coste de recorrer 100 kilómetros ronda los 1,6 euros, considerando un coste de 0,8 céntimos por kWh y un consumo medio de 20 kWh por parte del vehículo. Este coste se dispararía si la recarga se efectuara durante el día, en un horario de máximo consumo.

Algunas eléctricas ofrecen tarifas muy competitivas para recargas en horario nocturno. Es el caso de la tarifa Tempo Zero de Endesa, que ofrece sin coste 200kWh al bimestre siempre que la recarga se haga de 1 a 7 de la madrugada.

Fuera del garaje o del domicilio particular, los puntos existente ya permiten recorrer íntegramente España. Así lo ha demostrado la segunda vuelta a nuestro país en vehículo eléctrico, Veve, que ha terminado precisamente esta semana tras recorrer, en 10 etapas, 1.000 kilómetros por 16 provincias, con un consumo de apenas 145kWh, que equivale a unos 10 euros. Ha pasado por ciudades como Santiago de Compostela, Burgos, Logroño, Alcañiz, Huesca, Arrecife, Sevilla, Córdoba, Mérida, Cáceres, Lisboa, Barcelona, Palma de Mallorca o Madrid, entre otras.

No obstante, el precio de recargar en una electrolinera es sensiblemente mayor que el de hacerlo en casa, aunque varía también mucho en función de la hora a la que se realice, con tarifas que oscilan entre los 0,20 y los 0,55 euros por kWh.

Parte del ahorro de los vehículos eléctricos procedería del menor gasto en mantenimiento requerido. Por ello, la total electrificación reduciría un 20% los ingresos de los talleres, según cálculos de Solera. Un recorte que podría verse compensado al requerir de mano de obra más especializada.

Por otra parte, la vertiente tecnológica podría incrementar el coste de las piezas, por lo que la posventa encontrará fórmulas para cuadrar este ligero desajuste. «Se podrá recuperar por un sitio lo que se pierde por otro», según Solera.

El precio de la combustión

A modo orientativo, según el último boletín petroleo de la Unión Europea (publicado el pasado 5 de noviembre) el precio del litro de gasolina se sitúa, de media, en 1,334 euros. Mientras tanto, el de diésel cuesta 1,274. Con estos precios llenar un depósito medio de 55 litros alcanza los 73,37 euros y los 70,07, respectivamente.

En el caso del modelo de combustión más vendido en España, cuyo motor gasolina de 130CV homologa un consumo de 5,0 litros a los 100 kilómetros, el gasto en carburante de recorrer esta distancia asciende a 6,67 euros. El mismo modelo con propulsor diésel de 115CV, con consumo de 4,2 litros, obligaría a gastar 5,35 euros.

En el caso de los coches de gas, el precio por kilo de este combustible se sitúa, con los impuestos incluidos, en 0,8084 euros, por lo que recorrer 100 kilómetros con el mismo modelo (cuyo consumo es de 3,6 kilos en ese recorrido) supondría un gasto de 2,88 euros.

Hidrógeno: carga ultrarrápida

En cuanto a los modelos de hidrógeno, por ahora, son tan minoritarios que únicamente se ha comercializado una unidad en España, modelo Hyundai Nexo, que cuesta 70.000 euros [ Aquí puedes leer una prueba del modelo]. Además, únicamente existen cinco estaciones de recarga en toda España, todas ellas en manos privadas.

No obstante, la asociación del hidrógeno de España (AeH2), en la que hay empresas como Abengoa, Toyota, Naturgy, Enagás o Hyundai, estima que en 2030 podría haber 140.000 coches de hidrógeno circulando en España. Según sus cálculos, el gasto de repostaje promedio de un coche de hidrógeno es de 8,5 euros por cada 100 kilómetros. El repostaje solo llevaría unos cinco minutos.

Entre los inconvenientes, el coste de instalar una hidrogenera (entre 500.000 euros y un millón) y su escasa eficiencia con la tecnología actual, ya que producir hidrógeno requiere mucha energía.