Somalia es el país más corrupto del mundo; Dinamarca, el menos

La corrupción avanza en el mundo por la crisis y casi tres de cada cuatro países suspenden este año el Índice de Percepción de Corrupción de la ONG Transparencia Internacional

berlín Actualizado:

La corrupción avanza en todo el mundo a causa de la crisis financiera y casi tres de cada cuatro países suspenden este año el Índice de Percepción de Corrupción de la ONG Transparencia Internacional (TI), publicado hoy en Berlín.

La organización destacó en rueda de prensa que estos resultados, los peores de los últimos cuatro años, están ligados a la actual coyuntura económica y su débil recuperación, e instó a acelerar y aunar los esfuerzos en la lucha contra este "serio problema de la corrupción".

"Los resultados indican que hay que reforzar de forma significativa el buen gobierno en todo el mundo. El buen gobierno es una parte esencial de la solución de los retos políticos globales a los que se enfrentan hoy los países", aseguró Huguette Labelle, presidenta de TI.

Por su parte, Alejandro Salas, director regional para las Américas de TI, calificó en declaraciones a Efe de "bastante negativo" el escenario general, en el que destacó el "estancamiento" de varios miembros de la OCDE, el club de países industrializados y las "sorpresas positivas" de algunas economías emergentes.

Dinamarca, Nueva Zelanda y Singapur

Como en los últimos años, las naciones mejor situadas en el "Índice de Percepción de la Corrupción 2010" (CPI) son Dinamarca (9,3), Nueva Zelanda (9,3) y Singapur (9,3). Los países que más puntuación obtienen son los menos corruptos; cuanto menos puntos, mayor la percepción de corrupción.

En el extremo contrario se sitúan Irak (1,5), Afganistán (1,4), Birmania (1,4) y Somalia (1,1), que cierran la lista de 178 estados y regiones.

Por su parte, E spaña mejora dos puestos, del 32 al 30, pero mantiene su puntuación en los 6,1 puntos, y continúa entre los países donde mayor es la percepción de corrupción de la Unión Europea.

Los países que más han empeorado en este ránking con respecto al año pasado son la República Checa, Grecia, Hungría, Italia, Madagascar, Niger y Estados Unidos, que cosechó su peor resultado en los últimos quince años.

La primera economía del mundo cayó cuatro décimas con respecto a la edición anterior, de los 7,5 a los 7,1 puntos, y del puesto 19 al 21.

Venezuela, el peor en América Latina

Venezuela repitió como país donde la percepción de corrupción es la mayor de América Latina, al situarse en el puesto 164, a la par de naciones como Guinea y la República Democrática del Congo.

Por su parte, Cuba, que históricamente se había situado entre los países latinos menos corruptos, cayó desde los 4,4 puntos del año pasado hasta los 3,7 enteros, ocho posiciones hasta el puesto 69.

Los países que han experimentado unas mejoras más significativas en los últimos doce meses son Bután, Chile, Ecuador, Macedonia, Gambia, Haití, Jamaica, Kuwait y Qatar.

El éxito de Chile

Salas destacó que el éxito de Chile, que obtuvo 7,2 puntos sobre 10 y ascendió cuatro puestos con respecto al año pasado situándose en la posición 21, se debe a la "continuidad" política pese a los cambios de gobierno, a una policía "muy limpia" y a un poder judicial "tradicionalmente autónomo". El repunte de Ecuador, que escaló del puesto 146 al 127 al lograr 2,5 puntos, está ligado a la percepción "quizá cuestionada" de una relativa mayor "permanencia" del sistema político, "pese al susto de hace un par de semanas", según Salas, en alusión al levantamiento policial de finales de septiembre.

"Si bien a primera vista se puede percibir cierto estancamiento en América Latina, cuando se mira en detalle se descubre un panorama algo más optimista", explicó el director regional de TI. Para Transparencia, el éxito de la lucha contra la corrupción pasa por un compromiso internacional de la mano de la reforma del sistema financiero internacional.

"Es destacable que el G20 haya hecho público su compromiso con la transparencia y la integridad de cara a la cumbre de noviembre en Seúl", afirmó Labelle. TI apostó por una implementación más estricta de la convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, ya que "permitir que continúe la corrupción es inaceptable".

"Demasiada gente pobre y vulnerable continúa sufriendo sus consecuencias en todo el mundo. Necesitamos una mayor implementación de la legislación existente. No debe haber escondites para los corruptos o su dinero", concluyó la presidenta de TI.

El índice se elabora cada año desde 1995 a partir de diferentes estudios y encuestas sobre los niveles de corrupción en el sector público, utilizando una escala que va desde cero, como país muy corrupto, hasta diez, donde la percepción es de nula corrupción.