La estatua de Donald Trump desnudo, en Nueva York
La estatua de Donald Trump desnudo, en Nueva York - REUTERS

La Policía de Nueva York retira una polémica estatua de Donald Trump desnudo

Multitud de vecinos y turistas se acercaron al monumento para inmortalizarse junto al magnate

Actualizado:

Los ciudadanos neoyorkinos se encontraron el pasado jueves con un nuevo y controvertido vecino. Su rostro les es de sobra conocido: hace más de un año que lo ven a diario en la televisión y los periódicos. Sin embargo, nunca habían podido observar el resto de su cuerpo completamento al desnudo. Se trata del político republicano Donald Trump, al que han representado en forma de estatua tal y como Dios lo trajo al mundo. Las reacciones de los estadounidenses no se han hecho esperar.

A lo largo de la jornada, multitud de transeúntes y turistas se detuvieron junto al monumento del polémico dirigente para hacerse una fotografía o comentar, divertidos, los pormenores del mismo: las manos, entrecruzadas sobre su barriga; el rostro, serio, como si estuviese en uno de sus mítines; sus partes privadas, completamente al descubierto. De hecho, sus «proporciones» fueron motivo de debate entre los más curiosos.

La diversión, pese a todo, no duró demasiado. Las autoridades de la localidad norteamericana no tardaron en retirar la estatua, situada en la plaza Union Square. Sus razones tenían, y quisieron dejarlas claras: «El Departamento de Parques de Nueva York se opone firmemente a cualquier erección no permitida en los parques de la ciudad, por pequeña que sea», señalaron a la agencia AFP.

La mayoría de las opiniones en torno a la figura fueron positivas: «Fue divertido –declaró al diario Telegraph Rahshawn Gilmore, un joven comerciante de la zona–. Todo el mundo estaba riendo y sacando fotos». Peri Fisther, un comerciante de artículos electrónicos, señaló al mismo medio que estaba contento de ver a un político siendo juzgado por su apariencia física.

Además de en Nueva York, otras cuatro estatuas de Donald Trump desnudo fueron retiradas de las ciudades de Los Angeles, San Francisco, Seattle y Ohio.