Muere Shenuda III, el Papa de los cristianos coptos de Egipto
Imagen de archivo de Shenuda III en enero de 2010 - AFP

Muere Shenuda III, el Papa de los cristianos coptos de Egipto

Aquejado de varias enfermedades crónicas ha fallecido a los 88 años. Ha sido uno de los principales partidarios del acercamiento entre todas las iglesias cristianas

paula rosas
el cairo Actualizado:

Después de batallar contra varias enfermedades crónicas, el papa Shenuda III, patriarca de la Iglesia ortodoxa copta, ha muerto hoy en El Cairo a los 88 años. Shenuda III encabezó durante más de 40 años una de las Iglesias más antiguas del mundo, y deja un vacío espiritual para los 10 millones de cristianos egipcios en un momento de auge del islamismo más conservador en el país.

Nacido en 1923 en la ciudad de Asiut como Nazir Gayed, fue nombrado en 1971 Papa de Alejandría y Patriarca de la Iglesia Copta Ortodoxa de San Marcos, sustituyendo a Cirilo VI. Carismático y conocido por su buen sentido del humor, Shenuda III fue un gran defensor del diálogo interreligioso y un crítico del extremismo musulmán, que le valió, a principios de los años 80, un exilio interno a un monasterio al norte de El Cairo.

Aunque, a diferencia de otras iglesias como la católica, el papa copto no goza de infalibilidad, Shenuda III ejerció una gran influencia sobre la comunidad cristiana egipcia, por lo general piadosa y conservadora, que lo consideraba como un protector de su minoría religiosa. Su imagen luce en la mayor parte de los hogares y comercios coptos en Egipto, y muchas familias se reunían en torno al televisor los miércoles para escuchar su habitual sermón.

Sin embargo, también han sido muchos los coptos laicos que han criticado su supuesta connivencia con el régimen de HosniMubarak, y muchos jóvenes cristianos desoyeron sus recomendaciones de no participar en manifestaciones durante la revolución que el año pasado acabó con tres décadas de dictadura. Desde entonces, Egipto ha experimentado un auge de movimientos islamistas, especialmente de los Hermanos Musulmanes, que han conseguido hacerse con el 43% del nuevo Parlamento.

Año complicado para los cristianos

La muerte de Shenuda III cierra un año complicado para los cristianos egipcios. El día de Año Nuevo de 2011, un atentado con coche bomba a la salida de una misa en la iglesia de los Dos Santos de Alejandría dejaba 23 muertos y conmocionaba a la comunidad copta. A lo largo del año, varios incidentes sectarios en distintos barrios de la capital, la mayor parte de ellos con muertos, ha incrementado la desconfianza de muchos coptos, que ven con auténtico pavor el auge del islamismo más radical al que acusan de alimentar el odio contra las minorías religiosas. La tragedia culminaba el 9 de octubre del año pasado, cuando 27 cristianos murieron a las puertas del edificio de la televisión pública egipcia en El Cairo tiroteados por soldados o aplastados por blindados del Ejército, un suceso del que aún no se han depurado responsabilidades.

Por ahora se desconoce quién sustituirá a Shenuda III a la cabeza de la iglesia copta, aunque algunas fuentes del patriarcado aseguran que dos de sus más estrechos colaboradores, Bishoy y Johannes buscan ya reunir apoyos para ganar más votos cuando se elija al nuevo papa, informa Ap.

La muerte de Shenuda III, que padecía según la agencia MENA del hígado y los pulmones, y quizá de cáncer de próstata, ha conmocionado al país, aunque desde hacía varios días las iglesias habían pedido a sus feligreses que rezaran por la salud del patriarca, lo que hacía suponer que el pontífice se encontraba muy grave. «Que Dios ayude a todos nuestros hermanos cristianos a superar esta terrible pérdida y traiga un sucesor que siga promoviendo la unidad entre todos los ciudadanos», dijo ayer Mohamed Badie, Guía Supremo de los Hermanos Musulmanes, que ofreció sus condolencias a «todos nuestros hermanos cristianos».

Nacido en 1923 con el nombre de Nazir Gayed en la provincia de Asiut, 400 kilómetros al sur de El Cairo, era el hijo menor de una familia de ocho niños. Durante su pontificado, el papa Shenuda III nombró a los primeros obispos en EEUU, Australia y Sudamérica, y trabajó desde los años setenta por el acercamiento entre las confesiones cristianas a través de su llamamiento a un dialogo entre las distintas iglesias.

La avanzada edad del patriarca copto y sus problemas de salud habían acrecentado los temores sobre su pronta muerte y disparado los rumores sobre su relevo al frente de la iglesia copta, una de las más antiguas de Oriente.