Tras dimitir de su cargo en Oxfam, Roland van Hauwermeiren trabajó durante dos años en Acción contra el hambre, en Bangladesh
Tras dimitir de su cargo en Oxfam, Roland van Hauwermeiren trabajó durante dos años en Acción contra el hambre, en Bangladesh

Oxfam dio «referencias positivas» del directivo que pagó a prostitutas en Haití

Varias ONG, en declaraciones a «The Times», denuncian que no fueron alertadas de los antecedentes de empleados despedidos o que habían dejado la organización por el escándalo

Actualizado:

Continúa el escándalo por la organización de orgías y el pago de prostitutas, entre las que podrían encontrarse menores de edad, por parte de miembros de Oxfam en Haití, tras el terremoto de 2010. El mismo medio que desveló el informe interno que había elaborado la propia ONG en 2011 ampliaba ayer la información y la acusaba de «encubrir» los hechos.

Según «The Times», tras la investigación, Oxfam despidió a cuatro empleados -otros tres dimitieron- acusados de haber participado en orgías con prostitutas, por la descarga de «material pornográfico e ilegal», acoso e intimidación. Pero lo habría hecho sin ningún tipo de sanción. El diario británico asegura que incluso habría dado «referencias positivas» de algunos de ellos, lo que les habría permitido trabajar de nuevo en otros proyectos humanitarios con personas vulnerables.

El caso más llamativo es el del que fuera director de Oxfam en Haití, el belga Roland van Hauwermeiren, de 68 años, que dimitió en 2011 tras conocerse que había contratado a prostitutas para que acudieran a la vivienda alquilada por la propia ONG. Un año después comenzó a trabajar con la organización humanitaria Acción contra el Hambre, con la que colaboró durante dos años en un proyecto en Bangladesh. Según la ONG francesa, antes de contratar a Van Hauwermeiren se puso en contacto con Oxfam, pero esta no le quiso indicar los motivos de su «dimisión», aseguró ayer a la agencia Afp el portavoz de Acción contra el Hambre, Mathieu Fortoul. «Recibimos referencias positivas de antiguos empleados de Oxfam -a título personal- que habían trabajado con él». Según «The Times», no compartió con ellos «ninguna advertencia sobre [su] conducta no ética, las razones de su renuncia o los resultados de la investigación interna».

Contratados en otras ONG

Pero el de Van Hauwermeiren no fue el único caso. La ONG estadounidense Mercy Corps también contrató a una de las personas despedidas por descargar material pornográfico e ilegal tras recibir, en 2015, buenas referencias por parte de Oxfam, señala la publicación británica. Tampoco fue alertada Cafod de los antecedentes de uno de los empleados despedidos, que trabajó con la organización católica británica hasta que fue suspendido de sus funciones, en Filipinas, tras conocer su participación en el escándalo de prostitutas en Haití. A la lista se suman otras dos entidades, World Jewish Relief y Acted, que contrataron a varios implicados en la investigación sin ser alertadas sobre los motivos de su salida de Oxfam.

Ante la avalancha de acusaciones, la ONG británica ha rechazado tajantemente haber encubierto de ninguna manera el escándalo para proteger su reputación, ni que hubiera proporcionado buenas referencias de los empleados despedidos ni de aquellos que dimitieron. La organización recuerda que emitió sendos comunicados, en agosto y en septiembre de 2011, sobre la investigación en Haití, aunque sin aclarar la naturaleza de los cargos.

«No creo que a nadie le interese describir los detalles de este comportamiento porque realmente llamaría la atención sobre este tema», admitió ayer en Radio 4 de la BBC el director ejecutivo de Oxfam, Mark Goldring, que se ha apresurado a mandar una carta a los donantes, para tranquilizarlos. En ella confiesa sentirse «muy avergonzado por el comportamiento de aquellos pocos que no respetaban los valores de Oxfam o de la sociedad». Tras calificar las revelaciones de «dolorosas e impactantes para los seguidores de Oxfam en todo el mundo», asegura que no representan a la ONG.