Las diputadas electas de la MUD, Melva Paredes y Amelia Belisario, asisten a la sede del TSJ
Las diputadas electas de la MUD, Melva Paredes y Amelia Belisario, asisten a la sede del TSJ

La oposición venezolana asegura que instalará a sus 112 diputados el 5 de enero

En un comunicado la MUD se enfrenta a la Sala Electoral del Supremo por haber impugnado a 3 diputados electos de Amazonas

CActualizado:

La directiva de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió hoy un comunicado en el que anuncia con firmeza y desafiante que instalará la nueva Asamblea Nacional el martes 5 de enero con sus 112 diputados electos completos sin tomar en cuenta que el Supremo Tribunal haya pretendido restarle 3 de sus representantes elegidos este 6 de diciembre.

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió este miércoles suspender a 3 diputados opositores electos y a uno del oficialismo del estado Amazonas por presuntas irregularidades.

La MUD ha recusado a los 5 miembros de la Sala Electoral, uno de los cuales forma parte de los 13 magistrados que nombró a dedo el presidente saliente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, para restar poder a la oposición.

La MUD califica de «insólita» la decisión tomada por la Sala Electoral del TSJ, de suspender la proclamación de los diputados electos por todo el Estado Amazonas (lista, circuito y representación indígena) porque deja sin representación parlamentaria a esa entidad.

En su comunicado señala que «un TSJ vacacional no puede mutilar la representación nacional elegida por el pueblo soberano. Una Sala Electoral con la mayoría de sus miembros titulares de viaje, incorporando a otros de reciente y aún más dudosa legitimidad en su designación, no está en capacidad de vulnerar, modificar o cercenar al Poder Legislativo escogido mediante el voto popular».

«Es esa burocracia derrotada la que se ha colocado al margen de la Ley, de la Constitución y del mismo sentido común. Aquí no estamos en presencia de un enfrentamiento entre el Poder Judicial y el Poder Legislativo. Aquí lo que está en abierto conflicto es el Poder del Pueblo que con sus votos decidió que quiere cambio, y el declinante poder de una burocracia que antes no tenía pueblo y ahora tampoco tiene legitimidad», añade.

También la MUD ratifica al pueblo venezolano que «no permitiremos que su voluntad y su voto sea irrespetado. Todos los diputados de la Unidad Democrática han sido electos por el Soberano, mientras que alguno de los magistrados que perpetró esta agresión a la voluntad del pueblo se eligió a sí mismo. Esto da una idea de la inmensa crisis de ilegitimidad que atraviesa el régimen. Reiteramos que con la fuerza de la Constitución, con la fuerza de la Ley y la fuerza del pueblo, los 112 diputados de la Unidad Democrática tomarán posesión el próximo 5 de Enero».

Con decisiones como estas, «la burocracia derrotada genera inestabilidad y zozobra. Al tratar de bloquear la salida electoral a la crisis nacional, la burocracia derrotada promueve violencia. Por esto decimos a todos los venezolanos, con o sin uniforme, sean del partido que sean, y a toda la comunidad internacional, que con más firmeza que nunca perseveraremos en el camino del cambio pacífico y democrático».

La MUD acusa al chavismo de «burocracia derrotada que busca la crispación y la violencia. La Nueva Mayoría Nacional continuará su avance por encima de las provocaciones y de las trampas leguleyas hasta lograr nuestro objetivo: ¡Construir una Venezuela con alimentos, con medicinas, sin colas, con democracia, con seguridad, con justicia de verdad y sobre todo con paz! Por eso llamamos a toda Venezuela a enarbolar el 5E la Bandera Nacional y a acompañar a los diputados del pueblo a tomar posesión en una nueva Asamblea Nacional al servicio de todos y para todos».

María Corina Machado secundó el comunicado de la MUD. Dijo que la decisión de la Sala Electoral es «inexistente» y que se juramentarán el próximo martes los 112 diputados completos, ni uno menos. «La actuación de la Sala Electoral es monstruosa, inconstitucional e inútil».