El General Jalifa Hifter, líder del Ejército Nacional Libio (LNA)
El General Jalifa Hifter, líder del Ejército Nacional Libio (LNA) - ABC

La muerte de tres soldados franceses en Libia expone la presencia de tropas francesas sobre el terreno

La pérdida de los oficiales galos confirma que fuerzas occidentales han enviado tropas a suelo libio para colaborar con las fuerzas del General Jalifa Hifter

CORRESPONSAL EN EL CAIROActualizado:

A última hora del martes, medios libios informaban de la muerte de al menos tres soldados franceses que operaban en suelo libio, una noticia confirmada a la mañana siguiente por el propio Ministerio de Defensa francés.

El ministro de Defensa Jean-Yves Le Drian lamenta «la pérdida de tres oficiales franceses que murieron en acto de servicio en Libia», reza un comunicado del Ministerio galo, para añadir halagos al «coraje y la devoción» de los soldados muertos, así como enviar condolencias a sus familias.

Según las primeras informaciones ofrecidas por medios locales, una «milicia islamista», de las muchas y de diversas tendencias que operan en el país, disparó contra un helicóptero que sobrevolaba el área de Bengazi con un misil SA-7 (portátil, se puede disparar sobre un hombro), matando a dos –más tarde se ha confirmado que fueron tres- soldados de las fuerzas especiales francesas. El ataque habría tenido lugar el domingo, y no dejó supervivientes, han señalado oficiales del Ejército Nacional Libio (LNA), en condición de anonimato. El portavoz oficial del LNA ha declinado confirmar esta información a ABC.

Más tarde, la milicia «Brigada por la Defensa de Bengazi» se adjudicó la autoría del ataque contra el helicóptero, que pertenecería a las fuerzas del General Jalifa Hifter, al mando del LNA y que opera principalmente en el este de Libia. Según señaló el portavoz del LNA a este diario, las fuerzas de Hiftar habrían centrado sus esfuerzos de los últimos meses en «liberar» Bengazi de islamistas –desde milicias a grupos afiliados a Al Qaida y Al Nusra-, dejando Sirte, plaza ocupada por yihadistas de Daesh, a las milicias de Misrata. El General Hifter, respetado en el este del país pero virulentamente rechazado por las milicias en la zona oeste (Trípoli, Sirte…) se ha negado a plegar alianza al Gobierno de Unidad Nacional (GNA) auspiciado por las Naciones Unidas y reconocido por la Unión Europea. Acogiéndose a la negativa del Parlamento de Tobruk – en el este, al que apoyaría Hiftar- a dar su voto al GNA, Hiftar ha rechazado colaborar con ese Gobierno, el único al que oficialmente apoyaría el Gobierno de Francia.

Sin embargo, la muerte de los tres soldados frances el pasado domingo mientras operaban en Bengazi confirma el secreto a voces de que fuerzas occidentales han enviado tropas sobre el terreno para colaborar con el LNA de Hiftar, que ya recibe apoyo oficial de países como Egipto.

En los últimos meses, distintos informes han ido apuntando a la presencia en Libia de fuerzas especiales y operaciones secretas no sólo francesas, sino también británicas y estadounidenses, según señalaron analistas libios consultados por ABC. Oficiales del LNA –en condición de anonimato- han relatado a la agencia Associated Press que al menos un escuadrón de fuerzas especiales francesas han ayudado «en la lucha contra los islamistas: localizando posiciones de yihadistas, planeando las operaciones e incluso llevándolas a cabo con ellos». Junto a equipos británicos y estadounidenses, habrían organizado una sala de operaciones en Banina, Bengazi, según dichos oficiales.

Otros informes apuntan a presencia de tropas extranjeras en Misrata, controlada por milicias que han –«bajo el liderazgo GN»- avanzado contra Daesh en Sirte. Cuentas libias en las redes sociales han llegado incluso a compartir alguna foto mostrando a los «combatientes» extranjeros entrenando a las tropas en Misrata, según pudo observar este periódico.