El ministro de economía británico, Philip Hammond - Reuters / Vídeo: May busca salvar el Brexit tras sobrevivir a la moción de censura

El ministro de Economía británico asegura a los empresarios que no habrá un Brexit sin acuerdo

En una grabación telefónica que duró aproximadamente una hora dijo que salir de la UE sin acuerdo está «casi descartado»

Corresponsal en Londres Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de economía británico Philip Hammond, europeísta ferviente y uno de los principales apoyos de Theresa May en el Gobierno, trató el martes por la noche de tranquilizar a los mercados y a los principales líderes empresariales británicos.

Lo hizo, como revela el diario «The Telegraph», en una conferencia telefónica con 330 firmas líderes que duró aproximadamente una hora y en la que les aseguró que salir de la UE sin acuerdo está casi descartado ya que una «gran mayoría de los diputados británicos se oponen a que no se llegue a ningún acuerdo bajo ninguna circunstancia».

Hammond incluso, según apunta este periódico, expuso la manera, mediante una enmienda, que podría utilizarse eficazmente para detener cualquier posibilidad de que no se llegue a este extremo y así Reino Unido pueda abandonar ordenadamente el club comunitario.

Sugirió, acorde a la grabación a la que habría tenido acceso este diario, además que los principales ministros podrían respaldar este proyecto sin dificultades cuando el presidente de lo supermercados Tesco le pidió una garantía de que el Gobierno no se opondría a esta moción.

Una conversación en la que también estuvo el ministro del Brexit Stephen Barclay. Entre las firmas que participaron se encontraban Siemens, Amazon, Scottish Power, Tesco y BP. Todas ellas advirtieron al Gobierno de lo terrible que sería salir de la UE sin acuerdo y las graves consecuencias que eso tendría para ellas.

Además, Hammond aseguró a los empresarios que el Gobierno dejaría de gastar dinero en los preparativos para este escenario «tan pronto como sepamos que no se dará» e indicó que el Ejecutivo estaba abierto a conversaciones sobre permanecer en la unión aduanera porque no se puede, dijo el ministro, volver a entrar en las negociaciones «ondeando banderas con líneas rojas».

May tendrá que trabajar junto a su Ejecutivo a marchas forzadas ya que el lunes próximo, día 21, tendrá que presentar cuales serán las líneas maestras de su plan B en el Parlamento. Este, como ha confirmado la líder de los conservadores en la Cámara de los Comunes Andrea Leadsom, se votará y debatirá el próximo 29 de enero. Durante toda la semana May se reunirá con los diferentes partidos políticos representados en la Cámara y también con los diputados conservadores que votaron «no» a su acuerdo.