Melania Trump, en el centro de detención de Texas que ha visitado - AFP | Vídeo: ATLAS

Melania Trump viaja por sorpresa a un centro de detención con niños inmigrantes en la frontera

La primera dama ya había manfiestado a través de su portavoz críticas contra la política migratoria de su esposo

MADRIDActualizado:

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, ha realizado este jueves una visita a un centro de detención de niños separados de sus familias en la frontera con México y ha preguntado «cómo puede ayudar para que se reúnan con sus familias lo antes posible».

«Estoy feliz de estar aquí y espero ver a los niños, pero antes de nada dejadme que os dé las gracias por lo que hacéis, por vuestro trabajo heroico cada día y lo que hacéis por estos niños», ha dicho, en declaraciones tras su llegada al centro Upbring New Hope Children, situado en la localidad de McAllen, en el estado de Texas. «Todos sabemos que están aquí sin sus familias, y quiero daros las gracias por vuestro trabajo duro, compasión y amabilidad en estos momentos difíciles», ha agregado, tal y como ha recogido la cadena de televisión CNN.

Así, la primera dama estadounidense ha explicado que visita el centro «para aprender» acerca de estas instalaciones, en las que los niños «se encuentran para periodos a largo plazo». En este sentido, ha preguntado cuántas veces pueden hablar los niños con sus familiares, a lo que los trabajadores del centro le han respondido que lo hacen «dos veces a la semana». «Tienen una llamada telefónica de diez minutos, pero primero tenemos que asegurarnos de que las personas a las que contactan, sus familiares, son realmente sus familiares, por lo que hay un proceso», han explicado.

La portavoz de Melania Trump, Stephanie Grisham, ha subrayado que el viaje fue decisión de la primera dama. «Dijo a su equipo que quería ir e hicimos que pasara», ha dicho. En este sentido, ha recalcado que la primera dama trasladó al mandatario: «Me voy a Texas», antes de señalar que el presidente estadounidense apoya el viaje de su esposa al centro. «Su objetivo es dar las gracias a las autoridades y los responsables de servicios sociales por su duro trabajo, darles su apoyo y escuchar más acerca de cómo puede la Administración mejorar los esfuerzos existentes para reunir a los niños con sus familias», ha apuntado Grisham.

Trump promulgó el miércoles un decreto para mantener juntas a las familias de migrantes en situación irregular que cruzan la frontera desde México, tras las críticas recibidas en los últimos días por separar a menores de sus padres. El mandatario dijo durante la firma que «es una orden ejecutiva muy importante» cuyo objetivo es «mantener juntas a las familias mientras se garantiza una frontera muy poderosa y muy fuerte». Así, recalcó que «esto solucionará el problema», al tiempo que ha prometido que Washington mantendrá su política de «tolerancia cero» en la frontera. «Tenemos tolerancia cero con las personas que entran a nuestro país de manera ilegal», ha remachado.

La decisión del presidente estadounidense llegó en medio de las críticas desde todo el espectro político del país y la comunidad internacional a causa de la separación de niños de sus padres en la frontera. Unos 2.000 menores de edad han sido separados de sus padres y encerrados en las últimas semanas por la política del Departamento de Seguridad Interior norteamericano de dividir a las familias en la frontera sur.