Mohamed VI recibe al enviado de la ONU para el Sahara al que intentó vetar
Ross (derecha) este lunes en Rabat junto al ministro marroquí de Exteriores - afp

Mohamed VI recibe al enviado de la ONU para el Sahara al que intentó vetar

El rey le recuerda su proyecto de autonomía en el que no se prevé la celebración de un referéndum de autodeterminación

Actualizado:

El rey de Marruecos ha recibido este lunes en el palacio real de Rabat al enviado personal del secretario general de la ONU para el conflicto del Sahara Occidental, Christopher Ross según un comunicado del palacio hecho público por la agencia oficial Map. Es la primera visita del norteamericano Ross a la región después de que Marruecos tratara de vetarlo el pasado mayo.

Rabat recuerda, según ese texto, su disposición a una solución que respete su propuesta de autonomía para la ex colonia española y que no prevé la celebración del referéndum de autonomía en el que los saharauis decidan su futuro, como reclama Naciones Unidas. En todo caso, el comunicado dice que la comunidad internacional califica esa propuesta de «seria y creíble».

Ross dijo a la Prensa al terminar el encuentro que «su presencia tiene como objetivo reflexionar sobre los últimos cinco años de negociaciones directas y recoger ideas sobre las mejores formas de lograr un progreso real en el proceso de negociación», informa la agencia France Presse.

En el encuentro, al que han asistido también los ministros de Exteriores e Interior, el monarca alauí ha hablado también de su disposición a mantener unas buenas relaciones «fraternales y ejemplares» con su vecino argelino, que sigue siendo el principal aliado del Frente Polisario, órgano gubernamental de los saharuis.

Ros permanecerá de gira por el norte de África y Europa hasta mediados de noviembre y presentará al Consejo de Seguridad un informe a finales de eses mes, según ha reconocido en Rabat.

Marruecos quiso poner fin al trabajo de Ross, algo a lo que senegó el secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, por considerarlo parcial, especialmente tras criticar la falta de respeto a los derechos humanos en el territorio bajo control de la monarquía alauí desde 1975.