El periodista venezolano, Luis Carlos Díaz - Vídeo: Maduro anuncia detención de dos personas por "sabotaje" eléctrico

Liberado el periodista venezolano con nacionalidad española retenido por Maduro más de 24 horas

El Sebin detuvo al periodista Luis Carlos Díaz alegando ser uno de los responsables del apagón

Actualizado:

El periodista venezolano de nacionalidad española Luis Carlos Díaz, detenido el lunes por la tarde en Caracas en el marco de una investigación por el masivo corte eléctrico que ha afectado a Venezuela desde el jueves, ha sido liberado este miércoles con medidas cautelares, ha informado el gremio de periodistas.

De acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP), Díaz ha sido imputado por «instigación a delinquir» y ha sido liberado bajo régimen de presentarse ante el juzgado cada ocho días. Además, se le ha prohibido abandonar el territorio venezolano sin autorización y no podrá declarar sobre su caso mientras dure el proceso.

A las 17.00 hora de Caracas (22.00 hora española) salió de Unión Radio, la emisora radial donde trabaja, Luis Carlos Díaz, rumbo a su casa y nadie más supo de él. Trancurridas cinco horas sin noticias de su paradero, su esposa Naky Soto denunciaba por redes sociales: «no está en la emisora, no está en casa, no ha tuiteado, no contesta llamadas, no contesta SMS ni mensajes en WhatsApp», para alertar que Díaz estaba desaparecido.

De inmediato, un grupo de periodistas comenzaron a buscarlo en la sede del Dgcim en Boleíta, en el Sebin de Plaza Venezuela y el Heicoide, pero los funcionarios negaron que allí se encontrara.

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro- Reuters

Mientras tanto, Nicolás Maduro, en cadena de radio y televisión, anunció que dos personas habían sido detenidas por intentar boicotear el sistema eléctrico del país, que vive un apagón que afecta desde el jueves a gran parte del territorio venezolano. «Capturamos a dos individuos tratando de sabotear el sistema de comunicaciones de Guayana de Guri, para revertir el proceso de recuperación», ha señalado desde el Palacio de Miraflores. «Están presos y están hablando», ha aseverado. Uno de esos detenidos fue el periodista venezolano.

En la madrugada de este martes, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa informó que el Sebin había detenido al periodista y allanado su vivienda, y que sería trasladado al Helicoide. La inteligencia chavista también informó que Díaz, quien estuvo presente y esposado en el allanamiento había sido detenido. Se le incautaron «computadoras, pen drive, celulares, dinero», informó el sindicato.

Su esposa comentó esta mañana para la COPE que «Luis Carlos estaba esposado y calmado. Puede verlo y conversar con él. Sabemos que está bajo la custodia de la Policía política del Servicio Bolivariano de Inteligencia». En los minutos que estuvo en su casa, Luis Carlos Díaz pudo decir que lo golpearon cuando fue detenido.

«Continúa la persecución a periodistas», tuiteó por su parte el presidente interino Juan Guaidó tras difundirse la noticia de la desaparición.

El régimen de Maduro acusó recientemente a Díaz de ser el autor intelectual del apagón que afecta a Venezuela desde más de 100 horas, el más largo en la historia del país. Sin embargo, la dictadura no presentó pruebas de estas acusaciones. Esta fue la acusación hecha por el programa «Con el mazo dando», dirigido por Diosdado Cabello, contra el periodista. «La acusación es la tergiversación de un vídeo», ha manifestado Soto y aseguró que «lo tomaron como una suerte de antelación al apagón» y en eso sustentan la acusación.

El ministerio de Asuntos Exteriores español fue consultado por ABC e informaron que «la embajada de España en Caracas está en contacto con la familia y con las autoridades venezolanas con el fin de dilucidar las causas que han motivado la detención».

Hoy el Sindicato de prensa convocó a los periodistas y a los medios de comunicación a la Fiscalía a las 11.00 de la mañana (16.00 hora española) para exigir la liberación de Díaz.

Juan Carlos Díaz, experto en temas de Internet y ciberseguridad, había sido hostigado en las redes por cuentas cercanas al régimen por revelar prácticas de phishing por parte del principal proveedor de internet del país, la estatal CANTV, a los sus usuarios que querían registrarse en la plataforma de voluntariado promovida por Juan Guaidó para el ingreso y distribución de la ayuda humanitaria.