Nicolás Maduro en una rueda de prensa que tuvo lugar en China
Nicolás Maduro en una rueda de prensa que tuvo lugar en China - AFP

Maduro asegura que un general retirado planea un golpe en su contra

El presidente venezolano ha afirmado que el acontecimiento se daría en octubre, pero señala que no va a suceder

CaracasActualizado:

A su regreso de China y Turquía, el presidente Nicolás Maduro afirmó en una rueda de prensa que el general retirado Francisco Báez estaría planeando un golpe en su contra que tendría lugar en octubre, pero que «no podrá [llevarlo a cabo]». Según el presidente, «hay otro general que se mueve entre el Caribe y Miami con la intención de dar un golpe de Estado en Venezuela (…) Ese general retirado se llama Francisco Báez».

En sus declaraciones a la prensa, dijo que el general Báez «está en todas las conspiraciones» y que se «mueve» entre Miami y República Dominicana. «El es un borrachón, ya lo tenemos plenamente identificado (…) Después no digan que no se los dije cuando lo descubren (…) son una pila de bandidos, vende patria e inmorales», añadió Maduro.

Maduro también aseguró que su gobierno conocía la conspiración que impulsaban militares venezolanos que supuestamente se reunieron con funcionarios de Estados Unidos para derrocarlos, tal y como recoge una información del diario The New York Times. Reconoció que grupos de militares retirados «se mantienen conspirando» contra su gobierno desde Estados Unidos y con el apoyo de las autoridades de ese país. El régimen ha encarcelado a unos 150 oficiales activos y en condición de retiro por presunta conspiración para derrocarle.

Dijo que se mantienen los «planes para matarlo» y aseguró que un financista del supuesto atentado frustrado en su contra en agosto pasado, que identificó como Osman Alexis Delgado Tabosky, se encuentra en Estados Unidos. «Seguiremos desmantelando las conspiraciones que se presenten hoy, mañana o cuando quiera», señaló Maduro.

El mandatario viene de protagonizar un escandaloso vídeo en un lujoso restaurante de Estambul que ha provocado la indignación entre los venezolanos que han rechazado la «comilona» mientras en su país existe hambruna.